El Oscar de la pandemia (lo bueno y lo no tanto): Ismael Ortiz Romero Cuevas

Print Friendly, PDF & Email

Como cada año, la máxima fiesta del cine se realizó y está vez, rompiendo muchas de las costumbres que se planean para esta celebración que siempre se ha destacado no solo por ser glamurosa en exceso, sino porque se reúnen grandes estrellas del celuloide, productores, directores y equipo de producción que llevan a que esa fiesta, sea de la que se hable en todo el año.

 

Sin embargo, este 2021 y derivado de la emergencia sanitaria que aún se vive en el planeta entero por la Covid-19, la celebración tuvo que hacer ciertas concesiones con lo que respecta a esas usanzas que eran tan esperadas y aunque la premiación no resultó tan sorpresiva salvo por algunos galardones, lo que sí resultó novedoso fue el formato con que se realizó y el lugar donde la ceremonia se llevó a cabo. Aún así, hubo cosas y situaciones que merecen ser mencionadas. Antes de que comencemos con las apreciaciones, hay que hacer énfasis en que se trató de la entrega de los premios de la Academia con la audiencia más baja de la que se tenga memoria, pues el reporte oficial que se dio a conocer ayer lunes por la noche revela que sus niveles de recepción bajaron casi un 60% (¡ouch!). Comencemos con esta lista que merecen la pena ser mencionadas:

 

LO BUENO:

 

1.- MEJOR DIRECTORA: Aunque no fue nada sorpresivo que Chloé Zhao fuera la cineasta que se alzara con la estatuilla a Mejor Director por su trabajo en “Nomadland”, resulta histórico que sea apenas la segunda mujer premiada en esta categoría en sus 93 años de de existencia del Oscar y fue también, la primera vez, que dos mujeres estuvieron compitiendo, ya que Emerald Fennell también fue candidata a este premio por “Hermosa venganza”. Por esto, el Oscar no tiene autoridad moral para hablar de inclusión.

2.- LOS SONIDEROS DE MÉXICO: El equipo de sonido de la cinta “El sonido del metal” estuvo conformado por tres mexicanos: Carlos Cortés; Michelle Couttolenc y Jaime Baksht, quienes ya habían ganado casi todos los de la temporada de premios, sin embargo, el Oscar fue la guinda a todo ese trabajo y fue emocionante verlos pasar al escenario por su estatuilla.

3.- THOMAS VINTERBERG Y SU EMOTIVO MENSAJE: La cinta danesa “Druk” y que en Latinoamérica conocemos como “Otra ronda”, fue la que se coronó como la Mejor Película en Idioma Extranjero y su director, que también estaba nominado como tal pronunció un mensaje que nos partió el alma. Le dedicó el Oscar a su hija, quien días antes de iniciar la producción, falleció en un accidente de auto. “Hice esta película pensando en ella” dijo entre lágrimas y la emoción del público y los asistentes. 

4.- FRANCES MCDORMAND: ¿Quién no es fan de la gran Frances McDormand? La sola presencia como protagonista de esta actriz nos dice que la película valdrá mucho la pena. Desde que ella protagonizó y produjo “Nomadland”, sabíamos que no era una cinta de tantas y no nos equivocamos, pues se llevó los premios más codiciados. La noche del domingo fue especial, pues McDormand se unió al selecto grupo de actores que han ganado tres Oscars, (Jack Nicholson; Daniel Day-Lewis; Meryl Streep e Ingrid Bergman), sin embargo, estas dos últimas ganaron uno de ellos como Mejor Actriz de Reparto y eso, coloca a McDormand como la actriz con tres estatuillas como Mejor Actriz, y la sitúa solo debajo de Katherine Hepburn, quien ganó cuatro premios Oscar ( y es la intérprete con mas premios hasta la fecha). Así, esa noche vimos la coronación de una de las mejores actrices en la historia del séptimo arte. 

5.- RÉCORD DE LAS MUJERES: Es cierto, los premios de la Academia no se han distinguido en ser tan inclusivos con las mujeres, pero la entrega número 93 fue para ellas. Quince mujeres alzaron 17 estatuillas, algunas de ellas entregadas normalmente a hombres y entre ellas están: Chloé Zhao (Mejor Directora); la mexicana Michelle Couttolenc (Mejor Sonido); Tiara Thomas (Mejor Canción); Mia Neal y Jamika Wilson (Mejor Maquillaje); Alice Doyard (Mejor Cortometraje Documental) y Emerald Fennell (Mejor Guion Original), entre algunas otras. 

6.- EL BAILE DE GLENN CLOSE: A la legendaria Glenn Close le deben el Oscar, desde hace mucho. Pero el no haberlo ganado no fue obstáculo para que se llevara la noche. Sin duda, ya veo ‘memes’ de su baile, que le puso el toque de humor a lo sombrío de esta entrega. 

LO NO TAN BUENO

1.- MEJOR PELÍCULA ANTES DEL FINAL: Quizá la decisión más extraña. Como tradición, el máximo galardón de la noche cierra la ceremonia y la transmisión, pero esta vez, no. Steven Soderberg, productor este año del evento, dijo que el ritmo sería similar al de una película; entendiendo eso y sabiendo que el clímax de una cinta no está al final, podemos deducir que siguió esa estructura que, sin duda, fue novedosa, pero no nos encantó. 

2.- ALGUNOS DISCURSOS DE LOS GANADORES: Ganar un Oscar debe ser una emoción inigualable y en la ceremonia, nos han acostumbrado a que los discursos no duran más de 30 segundos. Esta vez, los productores decidieron no dar límite a los ganadores por lo que la peroración de muchos de ellos se apreció como algo interminable y en ocasiones aburrido. 

3.- LA SERIEDAD EN LA CEREMONIA: Siempre fui muy crítico con el humor de muchos presentadores de la ceremonia, sin embargo, descubrí que (algunos) si eran necesarios. La seriedad y el ritmo de esta emisión fue por demás sobria y sin sobresaltos, lo que provocó que, en los premios técnicos, casi me durmiera.

4.- NADIE LE HIZO CASO AL PREMIO DE SIR ANTHONY HOPKINS: Hopkins estaba en Londres cuando lo despertaron para avisarle que había ganado nuevamente un Oscar. Lo cierto es que al presentar antes el premio a Mejor Película y cerrar la transmisión justamente con el de Mejor Actor, los productores provocaron que casi nadie le tomara importancia al momento en que Hopkins ganó el segundo galardón de su carrera. Después de entregar ese premio, dijeron gracias y la ceremonia terminó. Sin más. 

Una ceremonia de entrega distinta, donde se privilegió la presencia y la carrera de muchos de los que se dedican al cine. Y sí, extrañamos a Meryl Streep este año. Y a ti, ¿qué te pareció la entrega número 93 del Oscar?

Mi Twitter: @iorcuevas.