CFE destraba incentivos para detonar techos solares

Solar panel on a red roof

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) desistió finalmente del amparo promovido contra las Disposiciones Administrativas de Carácter General emitidas por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en materia de generación distribuida, con lo que avanza hacia el marco de incentivos para quienes generen mediante techos solares, a los que la estatal podrá devolverles lo que aporten en forma de energía o en efectivo.

El valor potencial del mercado de generación distribuida en el país supera los 500 millones de dólares; según la CFE, se han firmado 60,000 contratos bilaterales de interconexión a la red en generación distribuida —con techos solares de capacidad inferior a 500 kilowatts— tanto entre usuarios comerciales como domésticos, mientras que hay más de 420,000 usuarios domésticos de alto consumo (DAC) cuyo esquema tarifario resultaría mucho más conveniente si instalaran sistemas fotovoltaicos en sus techos, reduciendo su consumo a niveles básicos y vendiendo los excedentes a la red y cuya inversión retornaría entre cuatro y siete años.

Cabe recordar que en marzo del 2017 se publicaron en el Diario Oficial de la Federación estas disposiciones con los nuevos modelos de contrato que los usuarios pueden utilizar para la producción de energía solar en instalaciones de páneles fotovoltaicos menores a 500 kilowatts, pero, en abril, la filial Suministrador Básico de la CFE interpuso un amparo contra estas reglas asegurando que el esquema provocaría pérdidas para la empresa. El amparo fue turnado a un tribunal especializado en competencia económica y devuelto a un tribunal administrativo, ante el cual la CFE se desistió en días pasados.

Así, se podrán implementar los tres esquemas legalmente establecidos para la autogeneración de electricidad en el país: el net metering en que se devuelve como energía lo que se inyecta a la red; el net billing, en que se paga en efectivo a precio marginal local el excedente que se inyecta a la red, y la venta total de energía, con que algunos productores que no requieran el consumo podrán inyectar su electricidad a la red y recibir los respectivos pagos.

Para la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES) el retiro del amparo es una muestra de la madurez que ha alcanzado el mercado de generación distribuida. “Confiamos en que las áreas de oportunidad, que ofrecen las disposiciones, serán atendidas correctamente por el regulador, para que este sector crezca 200% o más”, refirió la ANES.

En el 2017 los contratos del esquema de net metering aumentaron 92% en número de interconexiones y 63% en capacidad instalada, lo que equivale a 28,000 contratos nuevos, para acercarse a los 60,000 acumulados y superar 400 MW de capacidad instalada.

Se estima que, de aumentar el crecimiento de la generación distribuida, para el 2030, se podría alcanzar 19,000 megawatts (MW), así como generar más de 1 millón de empleos en el sector, como instaladores, vendedores, entre otros.

Precio marginal local, el más bajo posible

Héctor Hernández, secretario general de la ANES, explicó a El Economista que la decisión de la CFE obedece a que existe toda una lógica en la determinación del precio marginal local de la energía, que llevará a la CFE a comprar energía a precio competitivo de los usuarios autogeneradores.

La CRE cuenta con lo que resta del año para publicar la modificación a las disposiciones administrativas en la materia, mientras que la CFE tiene 100 días para publicar el esquema de facturación ajustado para estas actividades, detalló.

¿En qué consiste la generación distribuida?

  • Generación distribuida convierte en prosumers (consumidores y productores al mismo tiempo) a los usuarios de la CFE con instalaciones menores a 500 kilowatts instalados mediante tres esquemas:
  • Net metering. A través de este esquema, el usuario recibe en forma de energía la electricidad que inyectó a la red generada a través de sus páneles solares. De este modo, puede bajar su facturación de consumo eléctrico.
  • Net billing. Aquí, el usuario recibe en efectivo a un precio marginal local el excedente de energía eléctrica que inyectó a la red. La CRE determina el precio al cual será pagada la electricidad generada.
  • Venta total. Por esta vía, algunos productores que no requieran la electricidad que generen para su consumo podrán inyectar toda su producción a la red y recibir los respectivos pagos.

Mercado que promete

  • 500 millones de dólares es el valor potencial del mercado de generación distribuida
  • 60,000 contratos de interconexión en la modalidad de net metering se han firmado hasta la fecha
  • 500 kilowatts es el umbral máximo para que la generación de un usuario sea considerada generación distribuida
  • 420,000 usuarios tienen tarifa DAC y son candidatos a reducir sus costos al instalar páneles solares en sus techos
  • 3 esquemas tiene la generación distribuida: net metering o neteo de la electricidad que se descuenta del consumo; net billing o pago a precio marginal local de la energía excedente que se inyecta a la red, y venta total, en que toda la generación se destina a su venta a la CFE
  • 100 días a partir de la notificación del Poder Judicial tiene la CFE para ajustar sus esquemas de cobros en estas modalidades.

El Economista

off
A %d blogueros les gusta esto:
CFE destraba incentivos para detonar techos solares – Libertad-Oaxaca off