‘Trabajo, producción y soberanía’, nueva consigna en Argentina

La Central de Trabajadores Argentinos (CTA, autónoma) y otros sectores sindicales como los trabajadores de las minas de Río Turbio, que llegaron desde el extremo sur de Argentina y movimientos sociales, comenzaron este lunes un plantón frente al Congreso que se mantendrá hasta el viernes en rechazo al proyecto de presupuesto 2019, presentado por el gobierno de Mauricio Macri, que adjudican al Fondo Monetario Internacional (FMI) y en demanda de “trabajo, producción y soberanía”.

Bajo esta consigna se convoca al plan de lucha contra los ajustes y la “tragedia social”. Esto sucede en momentos en que Juan Carlos Schmid, uno de los dirigentes del triunvirato que presidía a la Confederación General del Trabajo (CGT), se retiró de esa organización sindical y detrás suyo lo hicieron otros sindicatos como el de Peajes y Afines y la Asociación Argentina de Aeronavegantes y también se retirarán los sindicatos de Canillitas (vendedores de diarios), judiciales y otros.

Existe una fuerte demanda en las bases sindicales por la demora de la CGT en tomar medidas contra las decisiones del gobierno de Macri, que produjo miles de despidos y está “entregando el país”, como expresan los dirigentes descontentos con esa organización.

Esto se une a las demandas de Hugo Moyano, y su hijo Pablo, ambos dirigentes de sindicatos fuertes (Camioneros), sobre la necesidad de cambios en un congreso de la CGT. Ambos integran el recientemente creado Frente Sindical para el Modelo Nacional, unidos con unos 60 sindicatos del Frente Federal, de las dos Centrales Sindicales de Trabajadores y decenas de gremios independientes, todos los cuales enfrentan decididamente al gobierno de Macri.

En tanto se han transformado en cotidianas las denuncias contra lo que está actuando el juez Claudio Bonadío, en su desesperada carrera por llevar a prisión a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en un juicio escandaloso, para lo cual está basado en la fotocopia de un cuaderno supuestamente escrito por el chofer de un ex funcionario, ha llevado a prisión a decenas de personas.

Quien se presta a declarar algo contra la ex presidenta queda libre como presunto “arrepentido”, de lo contrario se lo llevan detenido preventivamente, lo que es anticonstitucional e ilegal, señalan abogados de los detenidos sin causa alguna.

En las últimas horas fue detenido, con el gran operativo que se usa en estas circunstancias, con policía y fuerzas de seguridad armadas con armas de guerra, Fabián Gutiérrez, quien fue secretario de Fernández de Kirchner hasta 2010 y por supuesto el juez Bonadío le ofreció un acuerdo como arrepentido. Fue dejado en libertad después de “confesar” que llevaba bolsos de dineros de supuestas coimas ( sobornos) al matrimonio Kirchner.

Esta situación está creando una reacción en cadena. El juez federal Rodolfo Canicoba Corral aseguró que su colega Bonadío debe “estar sufriendo fuertes presiones en la causa de la fotocopia de los cuadernos que el chofer Oscar Centeno dijo que quemó y que investiga el presunto pago de coimas en la obra pública”.

Fuente: jornada.com

off
A %d blogueros les gusta esto:
‘Trabajo, producción y soberanía’, nueva consigna en Argentina – Libertad-Oaxaca off