Inflación anual de 4.88% por el alza de los energéticos

Impulsada por los mayores aumentos reportados en el año en energéticos, tarifas autorizadas por el gobierno y algunos servicios educativos en los primeros 15 días de septiembre de este año, la inflación, medida por medio del índice nacional de precios al consumidor, presentó un incremento de 0.22 por ciento, alcanzando así una tasa anual de 4.88 puntos porcentuales, superior a la meta del Banco de México: 3 por ciento más-menos un punto porcentual.

La tasa de crecimiento anual de la inflación general se moderó, pese a que los energéticos tuvieron su mayor nivel en lo que va del año y el resultado se compara favorablemente con el registrado en el mismo periodo del año anterior, cuando fueron de 0.34 quincenal y 6.53 por ciento anual.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía explicó que el índice de precios de la canasta básica (compuesta por lácteos, carnes, huevo, frijol, cereales, azúcares, grasas, verduras y frutas, entre otros) presentó un incremento de 0.46 por ciento, así como una tasa anual de 7.84 puntos porcentuales. En la misma quincena de 2017 las variaciones fueron de 0.44 por ciento quincenal y 8.38 anual.

El rubro de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno logró su máximo crecimiento anualizado en lo que va de 2018, al ubicarse en 14.01 por ciento, contra 12.20 en el mismo periodo de 2017.

Lo anterior se explica por el desempeño de los precios internacionales del petróleo, que han tenido un avance de 14.2 por ciento durante el año, en su calidad West Texas Intermediate, y el retiro gradual del subsidio en la determinación de los precios de la gasolina por parte del gobierno federal.

Estos aumentos fueron parcialmente compensados con la primera caída en seis quincenas del componente frutas y verduras, así como su desaceleración en términos anuales. Los servicios profesionales bajaron 17.16 por ciento; naranja, 14.10; ejotes, 13.39, y papa y otros tubérculos, 6.15.

El índice de precios subyacente tuvo un aumento quincenal de 0.19 por ciento y una tasa anual de 3.56.

A su vez, el índice de precios no subyacente, que excluye los precios más volátiles, como de energéticos y agropecuarios, creció 0.33 por ciento quincenal, obteniendo de este modo una tasa anual de 8.90.

Dentro del índice de precios subyacente, los de mercancías subieron 0.21 por ciento y los de servicios 0.16 a la quincena.

En el índice de precios no subyacente, los productos agropecuarios retrocedieron 0.36 por ciento, mientras los de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno se elevaron 0.82 quincenal.

Las localidades con mayores alzas de precios fueron: Tehuantepec, Oaxaca, con 0.80 por ciento; Huatabampo, Sonora, 0.57, y Matamoros, Tamaulipas, 0.54.

Por el contrario, las que tuvieron menos incrementos son: Cancún, Quintana Roo, con 0.09 por ciento; Ciudad Jiménez, Chihuahua, 0.08, y Puebla, Puebla, 0.08.

En general, analistas de Citibanamex consideraron que el resultado de la inflación en la primera mitad de septiembre está en línea con su estimación de 4.5 por ciento para el cierre del año. Hacia adelante será importante seguir los precios de la energía, ya que éstos son los que más han contribuido a las sorpresas negativas de meses recientes.

Fuente: jornada.com

off
A %d blogueros les gusta esto:
Inflación anual de 4.88% por el alza de los energéticos – Libertad-Oaxaca off