Romero Deschamps, gran “huachiculero» de México: Alfredo Martínez de Aguilar

* Con Petromex, creado por los oaxaqueños Oscar Solórzano y Luis Zárate, se escribe el principio del fin del cacicazgo de Carlos Romero Deschamps en el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), al iniciar la afiliación de 40 mil trabajadores y pelear la titularidad del contrato colectivo.

* Por 40 largos años, todos los presidentes del PRI, del PAN y del PRIMOR, le han garantizado total inmunidad e impunidad a Romero Deschamps. José López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña y, ahora, Andrés Manuel López Obrador.

 

La complicidad traducida en impunidad total, plenamente garantizada, es una de las principales aristas de la escandalosa corrupción, columna vertebral del viejo y nuevo sistema político mexicano, o sea, de la nefasta partidocracia.

Es decir, no solo del viejo y nuevo PRI, sino de todos los partidos de la vieja mafia del poder, PAN, PRD y hoy de la nueva mafia del poder, el PRIMOR, perversa alianza entre el PRI y Morena de Andrés Manuel López Obrador.

El ejemplo más claro y concreto es el del dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Antonio Romero Deschamps, de madre oaxaqueña, aunque parezca que no tiene.

Afortunadamente, con Petromex, creado por los oaxaqueños Oscar Solórzano y Luis Zárate, se escribe el principio del fin del cacicazgo de Carlos Romero Deschamps en el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), al iniciar la afiliación de 40 mil trabajadores y pelear la titularidad del contrato colectivo.

Ana Lilia Pérez afirma que la reforma laboral, con la cual se establece que los trabajadores deben elegir libremente a sus representantes, viene muy en sintonía con lo que ha ocurrido con el gremio petrolero, donde hace unos días se otorgó registro a un nuevo sindicato, a Petromex, que es el primero que se crea a partir de la Expropiación Petrolera.

Con ello, apuntó, “existe una nueva posibilidad para los trabajadores de poder afiliarse a este sindicato que está dirigido por una mujer, Yolanda Morales, una empleada de Petróleos Mexicanos desde hace más de 30 años, que había sido parte de un grupo disidente de Tabasco”.

A lo largo de 40 largos años, todos los presidentes del PRI, del PAN y del PRIMOR, le han garantizado total inmunidad e impunidad a Romero Deschamps. José López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña y, ahora, Andrés Manuel López Obrador.

El PRI probó el cáliz amargo de la derrota presidencial en 2000 con Vicente Fox y en 2006 con Felipe Calderón, se levantó y volvió a caer, pero durante cuatro décadas contra el líder petrolero “no hubo elementos probatorios para el ejercicio penal”.

Carlos Antonio Romero Deschamps, nacido en Tampico, Tamaulipas, en 1943, es totalmente impresentable. No hay manera de resumir con justicia su trayectoria que abarca todas las variantes de corrupción y saqueo en torno a Pemex.

Desvío de cuotas sindicales para campañas políticas incluidos 500 millones de pesos para el candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional, Francisco Labastida Ochoa, en el llamado Pemexgate, a pesar de lo cual fue derrotado por Fox.

A todo ello, se agrega la desaparición de fideicomisos, extorsión, secuestro, amenazas, adquisición de aviones y yates, vehículos millonarios, bienes y activos en Estados Unidos, Dubai y México, además de pozos y plataformas petroleras.

Romero Deschamps siempre ha estado rodeado de un aura de lujo y riqueza familiar que alcanza a sus hijos, quienes se dedican a viajar por el mundo en jet privado presumiendo a sus caras mascotas, lo que ha escandalizado a la sociedad mexicana.

Según un artículo publicado por Bajo Palabrahttps://bajopalabra.com.mx/deschamps-investigado-por-huachicolero-desde-hace-40-anosdesde hace 40 años, Carlos Antonio Romero Deschamps ya era investigado por robo de combustible. En otras palabras, ha sido el «primer huachiculero de la República Mexicana».

Las pruebas las tuvo la policía política del Gobierno federal, la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS), considerada la CIA mexicana por su eficacia y eficiencia en el trabajo de inteligencia para garantizar la seguridad nacional.

El expediente de la Dirección Federal de Seguridad de 256 fojas da cuenta de múltiples acusaciones de secuestros y golpizas contra sus adversarios, venta de plazas, desvío de recursos del gremio para campañas políticas e incluso tráfico de combustible.

Entre los agentes que seguían los pasos de Romero Deschamps estaban el propio Javier García Paniagua y Miguel Nazar Haro, dos leyendas del espionaje político en México, que con el paso de los años llegarían a dirigir la propia DFS.

Los espías de la DFS empezaron a seguir a Romero Deschamps en noviembre de 1977, cuando a los 33 años se postuló como candidato a secretario general de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

En el expediente se documenta que siendo diputado federal encabezaba el saqueo de combustible en la refinería de Azcapotzalco, ubicada en la Ciudad de México, sustrayéndolo en pipas con doble fondo que, presuntamente, eran de su propiedad.

Técnica del saqueo “huachiculero” que seguramente aprendió del profesor Carlos Hank González, quien inició su fortuna en Oaxaca robando combustible en la Refinería Antonio Dovalí Jaime de Salina Cruz en autotanques de doble fondo en complicidad con empresarios oaxaqueños.

Carlos Antonio Romero Deschamps, también fue acusado de ordenar secuestros y golpizas de adversarios políticos. Probablemente cientos de trabajadores petroleros disidentes fueron inhumados en las propias instalaciones de la empresa productiva Petróleos Mexicanos.

Aunque el Contrato Colectivo de Trabajo 2017-19, firmado por Petróleos Mexicanos (Pemex) y su sindicato no menciona los convenios relacionados con la distribución de gasolina, la organización gremial mantiene mayoritariamente este control.

Una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, emitida hace un año, cobijado esos convenios, así como en supuestas prerrogativas del citado contrato colectivo, indicaron fuentes del sector.

La operación de la mayoría de pipas para el traslado a las gasolineras es sólo parte de una extensa lista de prerrogativas del sindicato petrolero. Pemex da al comité ejecutivo general, encabezado por Romero Deschamps, 7.8 millones de pesos mensuales para gasto corriente.

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

 

A %d blogueros les gusta esto:
Romero Deschamps, gran “huachiculero» de México: Alfredo Martínez de Aguilar – Libertad-Oaxaca