CCE: en el tema automotriz México queda en desventaja

El acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá restringirá a la mitad de la industria automotriz instalada en México, debido a los requerimientos para cumplir los porcentajes de autopartes elaboradas en zonas de altos salarios, aseguró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

Al ser consultado sobre los detalles del convenio, que será conocido como Usmca, el dirigente empresarial criticó que las reglas en materia automotriz cambiaran de manera importante para dar una mayor integración a las plantas instaladas en Estados Unidos y Canadá.

En el caso de México la industria tendrá que alcanzar los requerimientos, es decir, que un vehículo producido en el país contenga 25 por ciento de partes fabricadas en regiones donde los salarios sean de 16 dólares la hora y de 15 por ciento en diseño e innovación.

De no alcanzar esas tasas, que totalizan 40 por ciento, la industria deberá pagar 2.5 por ciento de arancel, subrayó.

Los requerimientos restringen a la mitad de la industria establecida en México y obligarán al sector privado a buscar políticas industriales que permitan absorber de manera competitiva ese 2.5 por ciento que se pagaría en caso de incumplir con las reglas de origen, apuntó en una conferencia telefónica.

Calculó que la industria tendrá la capacidad de cumplir los requisitos en siete de cada 10 vehículos exportados, pues las piezas elaboradas en zonas de elevados salarios serán traídas de las propias plantas o de sus proveedores.

Salarios, aún bajos

Castañón descartó que el Usmca obligue a la industria automotriz a elevar los salarios cuando se pongan en marcha las nuevas condiciones del acuerdo trilateral.

La disparidad de los salarios pagados a los trabajadores mexicanos es importante en comparación con los de Estados Unidos y Canadá, reconoció. Pero apuntó que esa brecha sólo será reducida en la medida en que se mejoren las habilidades laborales y se avance en el desarrollo tecnológico.

Analistas del sector indicaron que el Uscam establece que entre 40 y 45 por ciento de cada vehículo producido en Norteamérica deberá fabricarse en zonas de salarios de al menos 16 dólares la hora, lo que beneficia a Estados Unidos y Canadá.

Un especialista del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (Imef), Gabriel Casillas, al ser consultado sobre si México seguirá siendo un país con mano de obra barata con el Usmca, respondió: Creo que sí.

En México la industria paga 4.8 dólares la hora, nueve cuando se trata de ensamble de camiones y 4.3 a los trabajadores del sector autopartes, dijo Casillas, quien explicó que el convenio no restará competitividad al país en ese renglón.

Casillas expuso que México continuará siendo un país de mano de obra barata, pero no por un tema de competitividad, sino de flexibilización en el tipo de cambio.

Los sueldos en la industria automotriz son menores a los de otras naciones, pero en el interior del país son de los más elevados.

Una de las variables que nos ha hecho más baratos es el tipo de cambio, dijo el especialista del Imef.

Ampliación de mercados

Según el presidente del CCE, el sector privado dará comienzo a la diversificación de mercados, pese al acuerdo comercial de Norteamérica. Indicó que en el Usmca se estableció un anexo que limita a los tres países a entablar acuerdos comerciales con naciones que no están consideradas como economías de mercado, por ejemplo China.

Es una manera de preservar los empleos en Norteamérica, pues en las naciones que no tienen libertad de mercado sus estados intervienen en las economías mediante el otorgamiento de subsidios.

Fuente: jornada.com

off
A %d blogueros les gusta esto:
CCE: en el tema automotriz México queda en desventaja – Libertad-Oaxaca off