“Blinda” el PAN salida de Yunes: Morena

Con “dictámenes a modo”, el Partido Acción Nacional (PAN) “blinda” la salida del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, afirma Zenyazen Escobar García, coordinador legislativo de la bancada de Morena, y acusa que los simpatizantes del panista-perredista dan los últimos coletazos para “sacar temas pendientes” que le urgen al Ejecutivo estatal.

El pasado 24 de julio, ejemplifica, el PAN y sus aliados del PRD impusieron a Marco Even Torres Zamudio como fiscal Especializado en el Combate a la Corrupción, quien rindió protesta entre mentadas de madre y tuvo que salir huyendo para evitar los golpes.

Y es que ni con el apoyo de cuatro exlegisladores de Morena –Eva “la recaudadora” Cadena, Judith “Lady Bolsas” Sheridan, Sebastián Arellano y Nicolás de la Cruz– la bancada panista logró obtener las dos terceras partes necesarias (34 de 50 votos) para nombrar a Torres Zamudio, por lo que de forma exprés elaboró un “dictamen flexible” para tomarle protesta con apenas 27 votos.

“Violentaron la Constitución” y “Even Torres no tiene legitimidad alguna”, señala en entrevista Escobar García.

Añade: “De las 22 entrevistas que hicimos a los aspirantes a fiscal Anticorrupción hay gente mucho más capaz, con doctorados, con estudios en el extranjero y sin el cordón umbilical al gobierno que hoy tiene Marcos Even”.

Además, abunda, el pasado martes 7, Yunes Linares intentó dar “albazo” junto con el presidente del Poder Judicial, Edel Álvarez, para imponer a los nuevos 12 magistrados, entre ellos los exintegrantes de la coalición PAN-PRD Lauro López Sumaya, Rafael Moreno Azamar y Rosalba Rodríguez, así como la juez Alma Aleyda Sosa.

“De aquí no nos vamos a mover, hasta que se retire de la orden del día la propuesta y aprobación de los magistrados”, dijo Escobar ese día, con las rejas del Congreso local cerradas. Un par de horas después, Yunes Linares tuvo que recular en su decisión y anunció a la prensa que el paquete de nombramientos de magistrados lo dejaba a consideración del gobernador electo Cuitláhuac García.

Pero descalificó a los diputados de Morena, a quienes tachó de “golpistas” y “personas de mente limitada”, además de compararlos con simpatizantes del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el exdictador chileno Augusto Pinochet.

Sergio Vázquez Jiménez, presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema estatal Anticorrupción (SEA), y Yoli García Álvarez, presidenta del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI), también reprobaron las formas para ungir a Marco Even Torres Zamudio.

“No debieron hacer así el nombramiento, las impugnaciones pueden llevarse mucho tiempo”, reprocha García.

Para el gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez, la elección del fiscal Anticorrupción fue “inconstitucional”, por lo que –advierte– la próxima bancada legislativa de Morena recurrirá a los tribunales para “corregir” dicha situación. Eso, dice, dará a pie a que cualquier otro nombramiento sea sujeto a revisión.

“Recordemos que el actual fiscal (Jorge) Winckler fue abogado de la familia Yunes y fue impuesto en el Congreso, y ahora un incondicional de él es el fiscal Anticorrupción. ¿Cómo va a investigar el fiscal en actos de corrupción a sus amigos?”, suelta.

Traidores, “al basurero político”

Sobre los cuatro diputados de su partido que traicionaron sus ideales y que por “prebendas y ofrecimientos” se cambiaron al PAN, se irán “al basurero político de la historia”, afirma Zenyasen Escobar, quien confiesa que a él también lo buscaron diputados de esa fuerza política para “cooptarlo” y abandonar Morena.

“Hay ofrecimientos, planteamientos, hubo gente que cayó en el juego político. Yo entendí que el proyecto de Morena no era por poder”, sostiene.

Zenyazen Escobar, quien llegó a una curul de Morena como líder magisterial, asegura que, tras 87 años de gobierno priista, el panista-perredista Miguel Ángel Yunes apenas pudo mantener por un bienio el cambio hacia la derecha por sus falsas expectativas.

“Nos prometió un cambio y se dedicó en los dos años de gobierno a hacer proselitismo para la campaña de su hijo (Miguel Ángel Yunes Márquez). Eso molestó a los veracruzanos”.

Ahora, el candidato perdedor en las elecciones del pasado 1 de julio busca –además de los panistas Marco Cortés, Rafael Moreno Valle y el propio Damián Zepeda– la presidencia nacional del PAN o, en su defecto, la secretaría general.

Se vale disentir: García Montañez

En entrevista, el presidente del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa de la entidad (TEJAV), Pedro José María García Montañez, quien en 2017 fungió como secretario particular de Yunes Linares, admite la “polarización” legislativa que generó la unción del fiscal Marcos Even Torres, pero justifica: “Es parte de un clima democrático”, donde se vale la “capacidad de disentir”.

Diputados de Morena adelantaron que sus sucesores removerán “los nombramientos inconstitucionales” que hizo Yunes Linares, entre ellos el de García Montañez al frente del TEJAV. Al respecto, éste señala que, “de acuerdo con la ley”, su nombramiento es por diez años, y ese sentido, subraya, se mantiene “ajeno y respetuoso” a los distintos ángulos de las noticias.

“Somos (en el Sistema Estatal Anticorrupción- SEA) un ente complejo, con autonomía. Somos ahora y seremos a futuro un contrapeso de los poderes, cuya transición inclinada hacia el lado que fuera, no tiene por qué afectar nuestra esencia. Creo que algunos actores políticos no han entendido que nosotros somos organismos técnicos, que no tendríamos por qué participar en actividades políticas”, ataja.

–Usted fue secretario particular del panista Yunes Linares, ¿cómo poder trabajar con el próximo gobernador de Morena, Cuitláhuac García? –se le pregunta.

–Habrá vinculación institucional. La ley nos dio facultades para trabajar transexenalmente, durante diez años. Me tocará trabajar con tres gobernadores, sin importar color o afiliación. En el caso del fiscal Anticorrupción serán cinco años y tendrá que ser igual, apegados ambos a los estatutos orgánicos.

Y resalta que incluso ya envió una “misiva de felicitación” a Cuitláhuac García, porque el TEJAV, insiste, no es “cuna de políticos” ni forma parte de los acalorados debates legislativos.

“Como órgano técnico y parte vital del Sistema Estatal Anticorrupción tendremos que sancionar hacia atrás y hacia adelante también, sin ningún tipo de blindaje”, abunda.

Se quedaron sin hueso

El pasado martes 7, Miguel Ángel Yunes Linares apareció ante la prensa, muy molesto por la toma del Congreso local, y aseguró que hubo una “ruptura del orden democrático” por parte de diputados de Morena, lo cual –enfatizó– refleja un “muy mal augurio” de lo que podría el próximo sexenio.

Tras reprochar que la prensa y varios sectores políticos y empresariales “extrañan el pasado” –en alusión a las prebendas del priista, Javier Duarte–, el gobernador aseguró que él no ha entregado notarías, placas y otro tipo de beneficios que “antes se entregaban” de manera habitual.

“Yo no haré nada que lastime la imagen de un gobierno que se ha caracterizado por su limpieza y apego a la ley. Ese quiero que sea nuestro registro histórico y estoy seguro de que ése será nuestro registro histórico: un gobierno que restableció el estado de Derecho en Veracruz y se apegó siempre a las normas jurídicas”, destacó Yunes, quien fue acusado de desviación ilícita de recursos del ISSSTE cuando fungió como su director, entre 2006 y 2010.

Cabe señalar que, en el equipo político de Yunes Linares, varios funcionarios ya se habían repartido cargos públicos para la siguiente administración o habían hecho “enroques” legislativos.

Por ejemplo, Fabiola Vázquez Saut –hija del extinto cacique Cirilo Vázquez– presumía que sería senadora, pues la titular, Indira Rosales, regresaría al gabinete estatal con Miguel Ángel Yunes Márquez.

Carlos Valenzuela, diputado federal plurinominal boletinó desde la precampaña que él sería el coordinador de los diputados federales del PAN oriundos de Veracruz; incluso acudió a medios de comunicación donde se auto proponía para encabezar una bancada que estimó en 15 legisladores. Pero en las elecciones del pasado 1 de julio, Acción Nacional apenas ganó tres de 20 distritos.

Jaime Téllez Marie, actual secretario de Seguridad Pública (SSP), declaró a los medios que veía complicado continuar al frente de esa dependencia, pero trabajaría “donde el nuevo gobernador” –en alusión a Yunes Márquez– le diera encomienda. Otros panistas que jugaron en distritos electorales complicados aseguraron que ya tenían “apalabrado” un lugar en el próximo gabinete del hijo del actual gobernador.

Ahora, con un panorama distinto y en plena debacle yunista, el coordinador de la bancada de Morena, Zenyazen Escobar, asegura que en la próxima legislatura y con el apoyo del gobernador electo, Cuitláhuac García, se “revisarán” las irregularidades en manejo discrecional de recursos y en nombramientos.

“Revisaremos y quien deba algo (sic) tendrá que pagar”, concluye.

Fuente: proceso.com

off
A %d blogueros les gusta esto:
“Blinda” el PAN salida de Yunes: Morena – Libertad-Oaxaca off