Paga “Goman” a periodistas “nacos”, abonos de 20 pesos: Alfredo Martínez de Aguilar

(A nuestro compañero y amigo Redy Yescas, quien resultó con fractura expuesta en la rodilla al ser atropellado por un cafre. Demandamos a las autoridades de la Policía Vial y a la Fiscalía General del Estado, investigue y sancione al probable responsable.

A

Medio siglo antes de la Proclamación de Emancipación de los esclavos en Estados Unidos en 1863 realizada por Abraham Lincoln, en 1810 Miguel Hidalgo declaró abolida la esclavitud en América.

Lincoln declaró que todos los esclavos de los Estados Confederados de América serían liberados. La de Hidalgo es la primera declaración antiesclavista realizada en todo el continente. ¡Qué tal!

El Padre de la Patria Mexicana lo hizo el 6 de diciembre como jefe del ejército insurgente, en Guadalajara, Nueva Galicia, hoy Jalisco, en el marco de la Guerra de Independencia de México.

La proclamación de Lincoln, durante la Guerra de Secesión, se componía de dos decretos para liberar a todos los esclavos en la totalidad de los estados de los Estados Confederados de América.

Como “comandante en jefe del ejército y la armada de Estados Unidos” según el artículo II, sección 2 de la Constitución de los Estados Unidos, Lincoln enumeraba diez estados en el segundo decreto.

Hoy, a dos siglos de distancia de la abolición de la esclavitud en México y Estados Unidos de América persiste la esclavitud con nuevas modalidades en el Tercer Milenio, en pleno Siglo XXI.

Si Miguel Hidalgo, Morelos, Juárez, Díaz y Madero, entre otros ilustres mexicanos, tuvieron visión de estadistas y adelantaron a México en el mundo, por qué no somos una potencia media global.

Con el resurgimiento del capitalismo salvaje en la era de la globalización, las modernas versiones de la esclavitud, se invisten de inicua explotación laboral y condiciones laborales infrahumanas.

Racismo, discriminación, marginación y exclusión social, son sus nuevos rostros. Y, en el caso de los periodistas, es abierto menosprecio y desprecio, en abierta violación a los derechos humanos.

Y ello ocurre, a pesar que el artículo 1º constitucional establece el derecho a no ser discriminado y el artículo 123 Constitucional y la Ley Federal del Trabajo garantizan los derechos laborales.

En ambos casos, el Estado mexicano está obligado a preservar el derecho aún frente a otros particulares. Estos derechos son considerados fundamentos del orden político y de la paz social.

Sin exagerar, los periodistas y trabajadores de la mayoría de los medios de comunicación, se han convertido en los nuevos esclavos en el Siglo XXI en franca violación a los derechos humanos,

Lamentablemente, a unos cuantos importa defender los derechos humanos en general y, en particular, de los periodistas y comunicadores, y eso de manera interesada ideológicamente.

Uno de los mayores problemas de la brutal violencia en México contra los grupos más vulnerables, especialmente mujeres y periodistas, es la invisibilidad de las víctimas y la creciente impunidad.

Es verdaderamente doloroso, en este último caso, que muchas veces ni siquiera a las víctimas interesa defender sus propios derechos como periodistas y de sus familias de la cual son sostén.

A la luz de esta cruel realidad, el Cuarto Foro Regional por la creación de la Ley de Protección a Periodistas del Estado de Oaxaca, en la Casa de la Cultura Oaxaqueña, fue un rotundo éxito.

En un ejercicio democrático, al margen de siglas y protagonismos mal entendidos, fue altamente enriquecedora la participación de periodistas de la región del Istmo de Tehuantepec.

Convocado por nueve organizaciones periodísticas integrantes del Foro Estatal por la Defensa de los Periodistas Oaxaqueños, fue marco de denuncias de agresiones, desapariciones y asesinatos.

Ante el líder del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), Beatriz López Rosado, insistió en demandar investigar la desaparición de Agustín Silva Vásquez, en Matías Romero.

Para evitar la descalificación de las autoridades sobre el móvil de la desaparición por su labor periodística, su padre, Lucio Silva, aportó información publicada por Agustín en El Sol del Istmo.

López Rosado, secretaria general de la Sección 69 del SNRP, demandó justicia por el asesinato de la fotoperiodista María del Sol Cruz Jarquín al lado de la candidata Pamela Terán y Adelfo Guerra.

La denuncia más patética, por dramática, fue la del periodista Alfredo Luis Ruiz, amenazado de muerte por denunciar el despido injustificado de 17 trabajadores de Enfoque Diario en Salina Cruz.

A la sobreexplotación y condiciones laborales infrahumanas, el colega porteño sumó el discurso de odio preñado de racismo y discriminación contra los trabajadores de ese medio de comunicación.

Samanta González Aldana, directora de Enfoque Diario, trata despóticamente a los periodistas y trabajadores de esa empresa calificándoles de “nacos” y pagándoles abonos de 20, 50 y 100 pesos.

La directora de Enfoque Diario es hija del empresario político panista de Salina Cruz Víctor Rafael González Manríquez, conocido como “Goman”, quien incumple con sus obligaciones laborales.

El discurso de odio es la acción comunicativa cargada de discriminación, que atenta contra la dignidad de un grupo de individuos, históricamente discriminado como las mujeres y periodistas.

¿Qué dirá a esta discriminación racista contra los periodistas y trabajadores de Enfoque Diario el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED)? Urge su inmediata intervención.

Gracias a Dios, no todo está perdido en México, y desde esta tribuna libertaria, reconocemos y aplaudimos la intervención del Sistema de Administración Tributaria (SAT) en Enfoque Diario.

Asimismo, lo hacemos con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), cuyos inspectores confirmaron la existencia de numerosas violaciones labores en esa empresa periodística.

Asimismo, los inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) confirmaron la contaminación de los mantos freáticos por los químicos que utiliza Enfoque Diario.

Lo peor de la criminal acción de esa empresa periodística al arrojar sus químicos al drenaje, es la contaminación de los mantos freáticos, fuente de abasto de empresas embotelladoras de agua.

Durante el Cuarto Foro Regional por la creación de la Ley de Protección a los Periodistas, se exigió a las autoridades federales y estatales, evitar dejar impunes los crímenes contra los periodistas.

Y no solo agresiones y amenazas físicas y verbales, las desapariciones y asesinatos, sino también la indignante explotación y condiciones infrahumanas de periodistas y trabajadores de los medios.

Exigimos investigar las denuncias correspondientes y se sancione enérgicamente con todo el peso de la ley a los empresarios políticos, dueños de medios de comunicación, como Enfoque Diario.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

off
A %d blogueros les gusta esto:
Paga “Goman” a periodistas “nacos”, abonos de 20 pesos: Alfredo Martínez de Aguilar – Libertad-Oaxaca off