La evolución de Cantinflas en el cine: Ismael Ortiz Romero Cuevas

Print Friendly, PDF & Email

¿Entender a Cantinflas? Creo que nadie lo hacía, pero todos soltábamos la carcajada cuando se comenzaba a decir su retahíla de frases sin sentido con tal de sostener un diálogo. Ese fue su estilo, el mismo que llevó a lo largo de casi todas sus películas y que, aunque muchos de sus personajes les dieron otro nombre para no ser Cantinflas en cada una de las cintas, el estilo sí era el mismo. No importaba si el amado Mario Moreno era un torero, un policía, un bombero, un piloto, un peluquero, un profesor, un fotógrafo, un bolero, un elevadorista, un analfabeto, un médico, un mago o un sacerdote, su personaje siempre tenía la misma estructura y al público nos hacía doblarnos de la risa, incluso, al paso de los años. 

Aunque sus personajes eran escritos con esa estructura, era la capacidad de improvisación de Mario Moreno, lo que hacía que pareciera que el personaje fuera el mismo, pero este día, que conmemoramos su vigésimo octavo aniversario luctuoso, vamos a ver la forma en cómo ese mismo personaje, se adaptó a las circunstancias que le exigía el cine de esa época e incluso, su forma muy particular de adaptarse a otros géneros y a la modernidad: 

1.- “Ahí está el detalle” (1940)

Director: Juan Bustillo Oro

Protagonistas: Mario Moreno “Cantinflas”; Joaquín Pardavé; Sara García; Sofía Álvarez y Dolores Camarillo

Productora: Producciones Grovas-Oro

Distribución: México FILM (Televisa) y Posa Films

El primer largometraje estelarizado por Mario Moreno fue “Ahí está el detalle”. Este filme, sentó las bases de lo que sería la comedia en el cine del querido Cantinflas y se destaca por los ingeniosos diálogos que, además, se caracterizan por ser algo atrevidos para la época. Cantinflas venía ya de un gran reconocimiento en las carpas y de haber realizado algunos cortometrajes que eran proyectados en las salas de cine como entremés de las funciones estelares; eso lo llevó a tener fama en todo el territorio nacional y que, en 1940, el productor Jesús Grovas le diera la oportunidad de estelarizar su propia película, contratándole además a grandes estrellas como Joaquín Pardavé y Sara García, quienes ya tenían renombre en la pantalla de plata, como su elenco de apoyo por su gran reconocimiento. Ya es conocido que Cantinflas y el director, Juan Bustillo Oro no terminaron con la mejor relación, pues mientras el director le exigía a Moreno acatara las líneas del guion, Mario terminaba improvisando como en las carpas, lo que provocaba que los actores con poca experiencia teatral, les costara trabajo darle réplica. Sin embargo, fue justamente la improvisación lo que hizo que esta película tenga tanta riqueza en todo sentido, pues los hilarantes diálogos de Cantinflas no se pueden explicar sin la espontaneidad en las reacciones de los demás actores a quienes les llegaba por sorpresa el diálogo recién estructurado por el actor; esa naturalidad del elenco sin contar a Pardavé y a Sara García, que también sabían improvisar, fue un elemento novedoso para la época. “Ahí está el detalle” se encuentra en el sitio número 10 de las 100 Mejores Películas del Cine Mexicano que en 1994, publicó la revista “Somos”. Esta cinta, creó al Cantinflas cinematográfico. 

2.- “El gendarme desconocido” (1941)

Director: Miguel M. Delgado

Protagonistas: Mario Moreno “Cantinflas”; Mapy Cortés; Daniel “Chino” Herrera y Gloria Marín

Productora: Posa Films

Distribución: Columbia Pictures

Esta fue la película donde Cantinflas fue dirigido por primera vez, por quien fuera el cineasta que comprendió su sentido del humor y que le dejó improvisar en el set: Miguel M. Delgado, quien dirigió a partir de esta, todas las películas de Cantinflas en nuestro país. En “El gendarme desconocido” es la primera vez que se utiliza su afamado número insignia: 777, mismo que posteriormente empleó en “El bombero atómico” (1952); “Entrega inmediata” (1963) y “El patrullero 777” (1978), que fue un ‘remake’ de esta misma cinta. Es también en esta película, donde utiliza por primera vez su emblemática frase: “¡A sus órdenes, jefe!” con su peculiar estilo. Sin duda, otra joya del cine nacional. 

3.- “El señor fotógrafo” (1953)

Director: Miguel M. Delgado

Protagonistas: Mario Moreno “Cantinflas”; Rosita Arenas; Ángel Garasa; Julio Villarreal y Rebeca Iturbide

Productora: Posa Films

Distribución: Columbia Pictures

La evolución en el cine de Cantinflas se realizaba más en los guiones que en la naturaleza del personaje; y en 1953, llegó a las pantallas “El señor fotógrafo” una de las comedias más reconocidas del “Mimo de México”, una película hilarante sin duda, pero en la que se introdujeron por primera vez elementos del cine de suspenso, del género policiaco y del ‘thriller’ dentro de un argumento elaborado para Cantinflas. La combinación de esta historia realizada por el guionista de cabecera de Cantinflas, Jaime Salvador, representó una forma diferente de presentar en el cine una historia de comedia. Hay que destacar en esta película, la actuación de Ángel Garasa, como el ingeniero Raúl Penagos y el loco, que resulta tan dramática como cómica a la vez. 

4.- “El bolero de Raquel” (1956)

Director: Miguel M. Delgado

Protagonistas: Mario Moreno “Cantinflas”; Manola Saavedra; Paquito Fernández; Flor Silvestre y Elaine Bruce

Productora: Posa Films

Distribución: Columbia Pictures

La primera película a color del gran “Mimo de México”, pero también, su primer descalabro cinematográfico. “El bolero de Raquel” es catalogada como el primer fracaso cinematográfico de Cantinflas, pues tuvo el más bajo desempeño en la taquilla desde el inicio de su carrera, obteniendo ganancias mucho menores en comparación con sus películas anteriores. Teniendo como parámetro las mismas películas de Cantinflas, se consideró una pérdida en su año de estreno, pero tomando en cuenta el desempeño del cine en general a mediados de los cincuenta, resulta que “El bolero de Raquel” obtuvo la mejor taquilla de ese año. Esta película se filmó antes de que Mario partiera a Estados Unidos a filmar “La vuelta al mundo en 80 días”, sin embargo, ambas se estrenaron ese mismo año. 

5.- “La vuelta al mundo en 80 días” (1956)

Director: Michael Anderson

Protagonistas: Mario Moreno “Cantinflas”; David Niven; Shirley MacLaine y Robert Newton

Productor: Michael Todd

Distribución: United Artists

La llegada a Hollywood de Cantinflas se dio con esta cinta que, además, resultó un éxito en la taquilla a nivel mundial, aunque en México no fue del completo agrado de las audiencias pues se les hizo raro escuchar a nuestra estrella hablando en inglés. “La vuelta al mundo en 80 días” obtuvo cinco premios Oscar, que incluyeron el de Mejor Película y Mejor Guion Adaptado, a pesar de todas las licencias que se tomaron para esta película. De entrada, la nacionalidad de Passepartout (Cantinflas) que en la novela original de Julio Verne era francés y en la cinta lo hacen completamente latino; incluso, la canción que caracteriza al personaje inicia con los acordes de “La cucaracha”. Por esta película, Mario Moreno se alza con el Globo de Oro como Mejor Actor de Comedia o Musical y es famosa también por la cantidad de ‘cameos’ de grandes estrellas como Frank Sinatra; Charles Boyer; Fernandel; Martine Carol; John Gielgud; Ronald Colman; Marlene Dietrich y Luis Miguel Dominguín, entre algunos otros. Si la ven, pueden notar que en efecto, esta película la hicieron para que Cantinflas, se luciera. 

6.- “El señor doctor” (1965)

Director: Miguel M. Delgado

Protagonistas: Mario Moreno “Cantinflas”; Martha Romero; Miguel Ángel Álvarez y Tony Carbajal

Productora: Posa Films

Distribución: Columbia Pictures

Originalmente esta comedia llevaría por nombre “El doctorcito”, sin embargo, Columbia Pictures decidió cambiar el nombre poco tiempo antes del estreno por considerar a ese sustantivo un tanto peyorativo. Es con esta cinta, podemos decir que comienza el declive de la estrella mexicana pues este es su primer trabajo donde el gobierno utiliza la imagen del gran “Mimo de México” para encumbrar a sus instituciones y elogiar los programas oficiales, en este caso, el IMSS que cumplía por esos años trece de haber sido creado. Con “El señor doctor” se acaba el Cantinflas de barrio, el gandalla, el aprovechado y el ingrato; se terminan también sus ocurrencias y el sentido del humor más ácido para convertirse en un vocero de lo “moralmente correcto”. Años más tarde, Cantinflas trataría de reivindicarse con cintas como “Conserje en condominio” y la española “Don Quijote cabalga de nuevo”, ambas de 1973, pero el público ya no le respondió con el mismo entusiasmo. A pesar de eso, esta etapa de Cantinflas se considera exitosa en el sentido de que mucha gente recuerda películas de esta época, porque justamente por estar encaminadas a destacar el trabajo oficial, siguen siendo programadas aún de manera constante en la televisión. 

Mario Moreno “Cantinflas” es sin duda, un baluarte de nuestro cine nacional y una estrella esencial en la escena fílmica mundial, siendo reconocidos por actores de renombre mundial. Y perdón que insista, pero Cantinflas es una de las mejores cosas que le han pasado a nuestro país. 

Mi Twitter: @iorcuevas.