Recorren América para ver al Papa

recorrido“Francisca” es terca, tal vez por los 35 años que lleva a cuestas. Y aunque no escatima en darle dolores de cabeza a la familia Walker, también los resguarda.

“Francisca” es la combi VW 1980 en la que Nöel Zemborain y Alfredo Walker, junto con sus cuatro hijos, recorren el continente para reunirse con el Papa durante su próxima visita a Estados Unidos.

La pareja argentina ya recorrió Sur y Centroamérica, ahora se encuentra en México, y tiene previsto cruzar la frontera norte el próximo 20 de agosto.

Su destino final es Filadelfia, donde el Pontífice asistirá al Encuentro Mundial de las Familias, del 22 al 27 de septiembre.

Los Walker empezaron su travesía en marzo. Ambos renunciaron a sus empleos, vendieron algunas cosas, cancelaron el contrato de la renta de su casa en Buenos Aires y se montaron en “Francisca” para recorrer 18 mil kilómetros.

“Nos vamos quedando mucho en casas, así que vamos conociendo la vida desde dentro, eso es lo más enriquecedor para nosotros.

Nuestros chicos se ponen a jugar con los chicos de la otra familia, terminan hablando con el acento local, enseguida se les va la timidez”, contó Nöel a REFORMA, vía telefónica, desde Guatemala.

Hasta el momento, el tramo más complicado para la familia ha sido el cruce a Panamá. Al no haber paso por tierra, “Francisca” tuvo que viajar en un barco de carga mientras ellos se desplazaban en avión, lo que elevó los gastos de su travesía.

Sin embargo, para recolectar fondos que costeen el viaje, los Walker ya crearon el blog americaenfamilia.com, donde reciben donaciones, y también están suscritos a la plataforma fondeadora Indiegogo.

“Nos vendría bárbaro que alguien se entusiasme con la idea y quiera sumarse”, dice Nöel, quien asegura aceptaría con gusto aquellos ofrecimientos de hospedaje vía su blog, ahora que pasan por México.

A pesar del tamaño de la empresa que se ha propuesto, la familia ha organizado un paso a la vez, con viajes cortos o estancias de más de un día en un mismo destino.

Esto, principalmente, por lo cansado que podría resultar el viaje para los Walker más pequeños.

Cala tiene 12 años; Dimas, 8; Mía, 5 y Carmín apenas 2 años de edad. A lo largo de la travesía, los dos mayores han estudiado a distancia, para no perder clases.

Por su parte, Nöel, quien nació en París, creció en Buenos Aires y vivió en Barcelona, es profesional de la comunicación y trabajaba en una universidad hasta antes de arrancar rumbo a Filadelfia. Alfredo era gerente en una empresa de gastronomía para comedores.

Ambos están seguros de que, según los tiempos que llevan, es prácticamente un hecho que estarán a finales de septiembre frente al Papa.

Pero para Nöel y Alfredo, lo más importante de este viaje ha sido el poner a la familia como prioridad. A bordo de “Francisca”, han aprendido a disfrutar unos de otros.

Noël confiesa que, en su anterior rutina diaria, muchas veces de dejaba llevar por las preocupaciones del dinero o el trabajo. Ahora, lo más importante es simplemente dar el siguiente paso, todos juntos.

Los Walker entraron a México el 3 de agosto vía San Cristóbal de la Casas y tienen planeado salir por Monterrey el 20 de ese mismo mes.

Ya recorrieron Tehuantepec, Oaxaca, Puebla y Querétaro. Mañana parten desde San Miguel de Allende rumbo a San Luis Potosí y Matehuala, penúltima escala antes de alcanzar la frontera estadounidense.

La familia completa está con la emoción de llegar a Filadelfia. Pero Nöel es consciente de que el viaje, cualquier viaje, no se trata sólo de arribar al destino esperado, sino también del trayecto y, sobre todo, del regreso.

Pero esa será otra historia.

reforma.com

off Recorren América para ver al Papa – Libertad-Oaxaca off