Priístas, ¿chamaqueados? Gutiérrez Candiani es Diódoro: Carlos Ramírez

50206043. México, D.F.- El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, participó en la Cumbre de Laureate "Juventud y Productividad" que organiza la Universidad del Valle de México. NOTIMEX/FOTO/JOSE PAZOS/JPF/EDU/

La versión que dice que el presidente por unas horas más del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, sería el candidato ciudadano del PRI para la gubernatura de Oaxaca ha prendido los focos rojos en algunos sectores priístas locales porque el empresario es una pieza política del exgobernador expriísta y ahora panista Diódoro Carrasco Altamirano.

Y los priístas no olvidan que Carrasco fue echado del PRI pero desde el PAN armó la alianza PAN-PRD-Movimiento Ciudadano que lanzó al expriísta y funcionario diodorista Gabino Cué Monteagudo como candidato a gobernador contra el PRI en el 2010 y le ganó al PRI. Hoy Carrasco está convertido en el gran cacique político de Oaxaca: controla a Cué, pondrá a su exfuncionario expriísta José Estefan Garfias como candidato de la alianza PAN-PRD y ahora maneja al empresario neopanista Gutiérrez Candiani como posible candidato del PRI.

Este escenario oaxaqueño podría explicar lo que ya se conoce como la política quesillo: el queso hecho tiras que se enreda en bola. Pero al mismo tiempo revela que la crisis que tiene a Oaxaca sumida en el caos político y la pobreza es producto de la disputa por la plaza entre cuatro exgobernadores: Heladio Ramírez López (1986-1992) que quiere filtrar a su hija, Carrasco (1992-1998) que puso a Cué y ahora impulsa a Garfias y a Gutiérrez Candiani, Murat (1998-2004) que quiere imponer a su hijo y Ulises Ruiz Ortiz (2004-2010) que impulsa cuando menos tres cartas sucesorias.

La crisis de Oaxaca es una crisis al interior de la clase política oaxaqueña:

1.- Las sucesiones de gobernador han sido subordinadas a la sucesión presidencial: Echeverría, Manuel Bartlett, Carlos Salinas, Zedillo y Roberto Madrazo impusieron gobernadores en coyunturas de elección presidencial. Ahora Oaxaca aparece en el mapa sucesorio del PAN, de Beltrones y de Aurelio Nuño.

 2.- La crisis en Oaxaca es producto de la ruptura en las élites priístas: la oposición es controlada por expriístas.

3.- La ruptura comenzó en 1986 cuando el gobernador Ramírez López rompió con la tradición de repartir el poder entre todas las familias priístas. Cada gobernador desde entonces se apropió del reparto del poder entre incondicionales.

4.- La designación del candidato priísta se resolverá en la disputa entre cuatro exgobernadores: Ramírez López, Carrasco, Murat y Ruiz.

5.- La sorpresa podría ser la nominación por el PRI del empresario neopanista Gutiérrez Candiani, una hechura política de Carrasco.

La crisis en Oaxaca podría ayudar al PRI a recuperar la gubernatura pero a condición de romper los intereses de los cuatro exgobernadores. Gutiérrez Candiani postró a los empresarios a la política económica y fiscal del presidente Peña Nieto y ahora pasó el cobro de la factura, pero no sería candidato ciudadano –en el modelo de Manlio Fabio Beltrones– sino que representaría en el PRI los intereses del panista Diódoro Carrasco. La foto captada el domingo pasado en un restaurante de Polanco, que exhibe a Carrasco y a Gutiérrez Candiani en convivio político sucesorio, incendió las redes oaxaqueñas.

En el fondo, Oaxaca nada significa para la federación salvo estallamientos de violencia controlados y la candidatura del PRI a Gutiérrez Candiani no cambiaría el mapa político nacional. Eso sí, aceleraría la guerra política entre priístas que le movería el tapete al líder priísta Beltrones y beneficiaría el papel de Carrasco en el 2018, panista con el control del gobierno de Oaxaca para el PAN pero con fachada del PRI.

 

Sólo para sus ojos:

  • A veces la política es increíble… y por eso es política. El presidente Peña Nieto cumplió tres años en el poder, el último de los cuales fue de derrocamiento. Y los medios exhiben un alza en su calificación social. Este dato influirá en la agenda de candidatos priístas a 12 gubernaturas.
  • Comenzaron ya los juegos políticos para la búsqueda de candidaturas a gobernador; se prevén muchas renuncias de funcionarios priístas.
  • No es sorpresa pero llama la atención que el PAN sea ahora la telebancada de Televisa y TV Azteca. ¿A poco ya regresó a la política Marta Sahagún?
  • Preocupación por la posibilidad de que la Suprema Corte esté dominada por los liberales, ante una agenda que requiere de mesura y de equilibrio ideológico.

 

http://indicadorpolitico.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

off Priístas, ¿chamaqueados? Gutiérrez Candiani es Diódoro: Carlos Ramírez – Libertad-Oaxaca off