Posicionamiento en el marco del Primer Informe de Gobierno de Alejando Murat

AL PUEBLO DE OAXACA:

Con motivo del Primer Informe de Gobierno de Alejandro Ismael Murat Hinojosa, que se realiza mediante un formato que restringe el diálogo entre poderes, e impide que exista un verdadero ejercicio republicano de rendición de cuentas; en mi carácter de representante político de un sector de la ciudadanía oaxaqueña que votó por el Proyecto del Partido de la Revolución Democrática; me veo obligado a emplear este medio para fijar mi postura frente al primer año de gobierno.

Señor Gobernador del Estado:

En el diseño de nuestro régimen democrático, las alternancias traen aparejada una utilidad social, porque son la oportunidad que tiene la ciudadanía para expresar mediante el voto, su aceptación o rechazo a un modelo de gobierno, al tiempo que le permite al gobernante sensato corregir y reorientar la política.

En la historia contemporánea de Oaxaca, su triunfo electoral representa la segunda alternancia. La sociedad y nosotros como oposición responsable, y oaxaqueños que somos, nos hemos creado expectativas por transitar a un Oaxaca más justo, más equitativo y de mayores oportunidades. En congruencia a esta esperanza, el PRD no le apuesta a su fracaso ni a socavar las instituciones; porque nuestro Proyecto es instaurar en Oaxaca un Régimen Constitucional Social y Democrático y, para esto, necesitamos un Estado con estructuras sólidas, porque no se puede reconstruir sobre lo destruido.

Sabemos que apenas se va a cumplir un año de su administración y, en este tiempo hemos visto el denuedo con que se conduce diariamente en el ejercicio de gobierno. Sin embargo, el balance político de este año, nos arroja la prueba empírica que demuestra que el modelo de gobierno (presidencialista) basado en la voluntad de una sola persona está agotado y, por lo mismo, existe un déficit de respuestas a las múltiples y diversas demandas populares. Sobre todo, en una sociedad multiétnica, pluricultural y multilingüe como es la de Oaxaca, que impidió que una sola fuerza política obtuviera la mayoría de votos en la contienda electoral.

En efecto, desde nuestra perspectiva usted asumió el Poder sin contar con una mayoría política, que le permitiera una base amplia de legitimación y un margen amplio de operación. El modelo político que advertimos agotado, le llevó a conformar un gabinete al que no se integraron los mejores y más capaces hombres y mujeres de Oaxaca; sino los amigos y aliados del proceso electoral, quienes en su mayoría han evidenciado su falta de oficio político, improvisación y, en algunos casos, su frivolidad para asumir las tareas superiores que les han sido encomendadas.

Para enfrentar y superar las problemáticas de Oaxaca, se necesitaba además un Plan Estatal de Desarrollo eficaz y acorde a las realidades económicas, sociales, culturales y ambientales de Oaxaca; pero el PED que de manera tardía fue autorizado por el Congreso del Estado, muestra incongruencias internas y externas con la realidad.

Como ejemplo señalamos que el PED reconoce el incremento del delito y de la percepción ciudadana sobre inseguridad. Sin embargo, le resta importancia porque de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2016, en Oaxaca, la población de 18 años y más, considera la salud como el problema más importante, seguido de la pobreza, y el desempleo, lo que se interpreta como que el tema de la inseguridad no está dentro de las principales preocupaciones de Oaxaca. Sin embargo, la presencia del crimen organizado que está a la vista de todos, sobre todo en las regiones de la Costa, el Istmo y la Cuenca del Papaloapan, debería ser razón suficiente para revisar y modificar los 3 objetivos y las 4 estrategias previstas en el PED, en materia de seguridad pública.

Lo más inexplicable para nosotros, son las razones por las cuales no se establecieron los Derechos Humanos, la Igualdad de Género, la Sustentabilidad y el Cambio Climático, con certeza y claridad en las políticas transversales, ni se vinculan a los compromisos internacionales adoptados por el Estado Mexicano.

El estado de cosas que venimos describiendo, se hizo evidente con la falta de correspondencia entre la política de protección contra desastres establecida en el PED, y la respuesta gubernamental a los terremotos del 7, 19 y 23 de septiembre pasado; que, sumados a los fallos que venimos señalando y, al nivel irresponsable de deuda transferido por el gobierno anterior, han provocado la parálisis de inversión pública y construcción de infraestructura en este primer año y, con ello, que la protesta y la ingobernabilidad se esté incrementando; porque, además, a casi un año de gobierno, no se han implementado espacios de concertación con los gobiernos municipales, las organizaciones sociales, los sindicatos y los partidos políticos.

En el 2018 se tendrá que desarrollar y concluir la reconstrucción de las comunidades afectadas por los terremotos; programa que será coincidente con los procesos electorales federal y estatal, que por primera vez serán concurrentes en Oaxaca. La estabilidad política y la gobernabilidad se verán afectadas por estas circunstancias, pero el control de daños políticos dependerá de la forma en que se aborde la reconstrucción.

Por eso, proponemos que el PED sea modificado para darle un enfoque de reconstrucción participativa, culturalmente adecuada, con contraloría social y transparencia y, sobre todo, evitando que la desgracia se utilice para promoción político-electoral.

Le pedimos que tenga la altura de miras para mantenerse al margen de la contienda electoral; que no vea en la pluralidad política una amenaza, sino un contexto de realidad en el que se tendrá que actuar con creatividad, para recuperar y conservar la gobernabilidad.

Desde nuestra perspectiva, las mayorías ciudadanas acabarán con la cultura del presidencialismo en el 2018, y obligarán a la clase política a adoptar instituciones parlamentarias que permitan y alienten la construcción de mayorías, a través de los gobiernos de coalición o la segunda vuelta electoral; que el PRD viene impulsando; porque vemos que el combate a la pobreza y a la desigualdad, ya no se hace en el terreno de la economía política ni de las ideologías; sino en el de las políticas públicas formuladas en el marco de los objetivos del desarrollo sostenible.

El beneficio de la duda y la curva de aprendizaje finalizan hoy señor Gobernador, en sus manos está rectificar y reorientar su política hacia mejores estadios.

¡DEMOCRACIA YA, PATRIA PARA TODOS!

DIP. HORACIO ANTONIO MENDOZA

VICECOORDINADOR PARLAMENTARIO DEL PRD

Oaxaca de Juárez, Oaxaca. 15 de noviembre de 2017.

off
A %d blogueros les gusta esto:
Posicionamiento en el marco del Primer Informe de Gobierno de Alejando Murat – Libertad-Oaxaca off