Il mondo va de se: Luis Octavio Murat

Se iniciaron las fiestas correspondientes a la temporada de navidad, año nuevo y vacaciones de invierno. No obstante la alegría de las reuniones familiares, de las alegres reuniones con los amigos para saborear las deliciosas tortas de bacalao y desear prosperidad y éxito el próximo año, que toca insistente y con fuerza las puertas de nuestra casa;  a pesar de los viajes a Utah y Colorado de quienes tienen con que hacerlo (usted sabe, el esquí y esas cosas del deporte blanco que les gusta practicar a las familias de nuestros políticos en esta temporada); de las tristezas; de la pobreza; de los que se quedaron sin techo a causa de los terremotos del pasado mes de septiembre; de la tristeza causada por la ausencia de los familiares que tuvieron que hacer el viaje sin retorno, y con ello, cumplir con el destino que nos traza la vida y la suerte…

A pesar de todo ello, ha llegado a nuestro país  una figura que no es bienvenida, que no fue invitada; al contrario, cada vez que asoma su siniestra imagen que aparece de pronto a la puerta de los países que conforman el mundo,  y que de inmediato es rechazada, repudiada; que no se le quiere ver; que no se le da posada porque se trata de una figura que se cuela a la fuerza, con violencia, con sigilo, dando golpes certeros a nuestras finanzas, vacía nuestras carteras, nuestros ahorros, encarece los alimentos, los servicios diarios, los gastos familiares, los transportes, los energéticos; todo lo que esta dentro de las lineas del mundo económico que han sido trazadas no como parte  de un plan global o de conjunto, o de una estrategia puesta en marcha por una sociedad inteligente.

“No, esas lineas han resultado de la reunión de otras muchísimas, innumerables rayitas pequeñas, dibujadas por una turba de individuos que obedecen a una fuerza instintiva e inconsciente del fin a perseguir”, según Adam Smith y que hoy, con lo que esta sucediendo en materia económica en México, cobran sentido.

Estamos hablando de esa figura que se coló a las celebraciones de diciembre, imagen que tiene varias caras como es la crisis económica que incluye: la inflación, el alza de los precios en todos lo productos de consumo inmediato y duradero; de la devaluación sin freno del peso mexicano que es explicada por las autoridades del Banco de México como:

El resultado de la etapa electoral por la que estamos transitando; por la Reforma Fiscal de los Estados Unidos y por la presión que causa la amenaza del presidente de aquel país en el sentido de salirse del TLCAN (blofeo que constantemente utiliza Trump para asustar a nuestro gobierno).

Hoy, a unos días de que llegue a su fin el 2017 y se inicie el 2018, nuestra moneda ha roto la barrera de los 20 pesos y el Banco de México inyecta 500 millones de dólares diarios al mercado financiero, a efecto de contener la caída. Sin embargo y a pesar de que por unas cuantas horas se le detiene, poco después continua la caída libre de la moneda mexicana.

Sabemos las razones de esta constante devaluación del peso, no obstante, sería más conveniente y tranquilizante para la nación que las autoridades financieras y hacendarías, además de dar explicaciones que son obvias, anunciaran el ”remedio y el trapito”, es decir: ¿cuales serán las estrategias para contener la constante devaluación del peso y la consiguiente alza de precios de todos los productos de consumo diario?

¿Cual será la estrategia económica para detener la galopante inflación que crece y crece de forma alarmante.

¿Cual será la postura económica de nuestro gobierno frente a las nuevas leyes que solo un país decidió aplicar a favor de las personas y empresas más acaudaladas de los Estados Unidos, y que no solo impactarán a las clases sociales menos favorecidas de aquel país, sino que ya repercuten, de forma sustancial, en nuestro país en medio de los festejos de fin de año; y eso que todavía falta el día de reyes, la celebración de la rosca y el chocolate; las reinscripciones y las colegiaturas en las escuelas; agregando los primeros pagos de la cuesta de enero, más lo que se compró tarjeteando para adquirir los regalos navideños y los boletos de avión para hacer el viaje familiar y esquiar en Utah o Colorado, o de perdida a Europa, continente que está un poco más barato en esta temporada debido al gélido invierno.

El impacto de la Reforma Fiscal en Estados Unidos, ya esta aquí sin haber sido invitado, pero si impuesto por la decisión de un Imperio dispuesto a arrasar todo lo que encuentre a su paso, como en efecto lo anunció Donald Trump: “Haremos de América otra vez la más fuerte”.

*Il mondo va de se: “El mundo marcha  por su propio impulso. Para organizarse no ha tenido necesidad de ninguna voluntad colectiva, previsora y razonable, de ningún concierto previo entre los hombres. Ha bastado, para darle su aspecto actual, la acción de millones de individuos siguiendo cada uno su propio camino, sin preocuparse por los demás, y sin dudar siquiera  del resultado social a que, como conclusión, van a confluir  los actos de cada uno”. Los Fundadores, Libro Primero. PP. 77, 78, 79.

@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

off
A %d blogueros les gusta esto:
Il mondo va de se: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off