Comelibros, lleva poesía y literatura al público infantil en Oaxaca

poesiaA fin de fomentar la poesía y la lectura entre la población infantil del estado, la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (SECULTA) otorga soporte al proyecto “Ojo de Piedra”, impulsado desde hace seis años por la Asociación Civil Comelibros.

Al respecto, Ethel Ochoa Arellanes, jefa del Departamento de Publicaciones y Fomento a la Lectura de la SECULTA, explicó que para la Secretaría es fundamental apoyar este tipo de iniciativas emanadas de la sociedad civil que se orientan a las generaciones más jóvenes y que inciden en la formación de nuevos lectores.

“Con ‘Ojo de Piedra’, Comelibros llega a diferentes municipios del estado y colonias de la ciudad de Oaxaca, con un rango de público que va de niños pequeños que son acompañados de sus padres, hasta niños de 10 a 12 años”, explicó.

En ese sentido, Ochoa Arellanes, refirió que de un total de 12 talleres que apoyará la SECULTA – en cumplimiento al Eje de Fomento del Desarrollo Cultural del Estado contemplado en su Programa Sectorial de Cultura-, el más reciente se llevó a cabo en el municipio de San Pedro y San Pablo Teposcolula, con un gran éxito de participación.

Lo anterior, dado que los guías y creadores del proyecto: Hayde Ramos Cadena y Charlie A. Secas, llevan talleristas, conferencistas y diversas actividades lúdicas que contribuyen a generar un vínculo entre el joven lector y el libro.

Al respecto, Charlie A. Secas, detalla que con “Ojo de Piedra”, recorren las comunidades de Oaxaca para desarrollar el lenguaje poético en los menores, valiéndose de piedras como objetos didácticos y con el poemario “Las aventuras de Max y su ojo submarino”, de Luigi Amara, como eje rector de las actividades.

“Este taller tiene como principal motivo, conocer y reconocer la mirada y la voz de los niños en diferentes comunidades del interior del estado y de la ciudad. Después de la lectura de sus aventuras (de Max), los niños recrean un ojo juguetón, como un testigo de su entorno que les cuenta muchas cosas; además, las actividades contemplan la técnica del collage”, agrega Ramos Cadena.

Indicó que este taller recorre con la biblioteca viajera de Comelibros, que es un acervo especializado en poesía y literatura infantil, que piensa en los lectores más pequeños y en los más allegados a la literatura juvenil.

Sobre la pertinencia de fomentar la poesía entre los menores, los promotores de la lectura apuntan que “la poesía no es la rama más popular del árbol de la literatura, es una fruta que a pocos les gusta, a veces es un poco agria o ácida”.

“Para fruta preferimos una dulce y jugosa pero, ¿qué pasa con esos frutos un poco ácidos? Se quedan rezagados hasta que alguien llega y los come, entonces se da cuenta que son exquisitos, sólo es cuestión de acercarlos a la boca. Eso hace Comelibros, es una asociación civil que promueve el placer y el gozo de la lectura en los niños; en complicidad con la SECULTA, pone en movimiento este proyecto de acercamiento a la poesía”, refiere Ramos Cadena.

Los coordinadores de Comelibros refirieron que el taller “Ojo de piedra” ya ha recorrido varias comunidades del estado, y en esta gira están contempladas comunidades tanto rurales como urbanas.

Entre ellas se encuentran Bahía de San Agustín, San Juan Río, San Pedro y San Pablo Ayutla, San Pedro y San Pablo Teposcolula, Tamazulápam del Progreso, Santa Ana Zegache y la colonia Vicente Guerrero en Zaachila.

Asimismo, tiene contempladas colonias y espacios de la Ciudad de Oaxaca como Bugambilias, Los Ángeles, Volcanes, el Mercado de Abasto y la Ciudad de los Niños en Trinidad de Viguera.

Mediante la literatura y el juego, Comelibros fomenta la escritura creativa y la creatividad en un entorno amable para cada niño que se acerca a sus actividades, la finalidad es que los menores se lleven las ganas de utilizar los libros como herramientas que le permitan observar el mundo desde otra perspectiva.

off Comelibros, lleva poesía y literatura al público infantil en Oaxaca – Libertad-Oaxaca off