Zapotecas, no olmecas, forjadores de la cultura madre: López Ramos

“Los Zapotecas no los Olmecas, los forjadores de la cultura madre” revela el libro de Juan Arturo López  Ramos “Oaxaca, cuna y destino de la civilización americana” presentado este viernes en el ex Convento de Santo Domingo.

El político y escritor mixteco hizo importante aportación a la cultura nacional y de América al recopilar relevantes investigaciones y trabajo personal que revelan que los zapotecas tuvieron papel fundamental en el desarrollo de Mesoamérica.

En este libro se  encierran una serie de estudios que sitúan a la cultura Zapoteca por encima de la cultura Olmeca, en cuanto al desarrollo de técnicas y prácticas que dieron paso a la evolución de la civilización en América.

El ex Gobernador Jesús Martínez Álvarez celebró la edición de este libro, retomó aspectos importantes del mismo y admiró la valentía del escritor al afirmar que el origen de la civilización proviene de Oaxaca.

A este evento asistieron además del ex gobernador, Jesús Martínez Álvarez y de Oscar Rayón, en representación de otro ex Ejecutivo del Estado, Diódoro Carrasco; el edil electo del Municipio de Oaxaca de Juárez, Luis Ugartechea Begué, el diputado electo, José Antonio Hernández Fraguas, el Encargado del Despacho Municipal, Irineo Pablo Calderón, entre otros.

Juan Arturo López Ramos,  ex titular la Dirección de Desarrollo Turístico del Gobierno diodorista, después de agradecer la presencia de los asistentes, comenzó con el desarrollo de su presentación, que mantuvo la atención en todo momento de cada uno de los asistentes.

En su explicación, manifestó que Oaxaca es el Estado de mayor diversidad biológica, étnica y cultural  de México,  y dio a conocer que fue en territorio oaxaqueño donde se hallaron las semillas domesticadas de chile, frijol, calabaza y maíz;  que dieron origen a la agricultura en  Mesoamérica; datos que dijo, han sido reafirmados por la UNESCO.

Mientras avanzaba en su exposición, aumentaba el interés de los asistentes en la investigación del escritor oaxaqueño.

La admiración creció cuando aludió que también se debe a los zapotecas la primera escritura, el primer edificio público documentado, la invención del calendario y la cerámica más antigua, entre otras cosas de suma importancia para las culturas que devinieron.

Citó opiniones de personajes  como Guadalupe Loeza, quien piensa que Oaxaca es la segunda ciudad más bella del mundo; Julio Cortazar que calificó a la plaza oaxaqueña como las hermosa, Federico Nietzshe; quien expresó “existe un lugar con un clima tan benigno para sanar todos mis males, se llama Oaxaca”.

Satisfecho con su trabajo López Ramos agradeció a los asistentes su interés en la presentación de este “tesoro para los oaxaqueños”,  quienes manifestaron su asombro y reconocimiento con nutridos aplausos.

Oscar Rayón,  en nombre de Diódoro Carrasco, reconoció la labor humanista y de investigación del escritor; dijo que sin duda, este libro debe alimentar la unidad y el orgullo de los oaxaqueños; “la milenaria historia regresa” celebró.

off
A %d blogueros les gusta esto:
Zapotecas, no olmecas, forjadores de la cultura madre: López Ramos – Libertad-Oaxaca off