¡Ya nos chamaquearon!: Francisco J. Sánchez

coyuntura“Ya nos saquearon. México no se ha acabado. ¡No nos volverán a saquear!”

José López Portillo y Pacheco

1 de septiembre de 1982

 

Utilizados para presentar libros, arrancar precampañas partidistas o pretexto para rasgarse las vestiduras en defensa de la Libertad de Expresión, los periodistas del Estado de Oaxaca son chamaqueados desde hace cinco años por los Poderes del Estado con la promesa de aprobar una ley que garantice su vida, integridad, libertad y seguridad.

Si a principios del gobierno de la transición, los comunicadores trazaron la agenda con temas como la criminalización del periodismo independiente, la marginación de la prensa regional, las deficientes condiciones laborales, incluso, la transparencia en la publicidad gubernamental, con el Legislativo se enfocaron en el riesgo profesional.

Es decir, todo planteamiento profesional se enfocó para legislar un mecanismo de protección para quienes se encuentran en riego por ejercer la Libertad de Expresión y el periodismo en Oaxaca, nada novedoso.

Después de dos legislaturas locales, convocatorias, reuniones de trabajo, declaraciones y boletines de prensa, la actual representación popular en la 62 Legislatura del Congreso del Estado de Oaxaca no tiene un solo dictamen que presentar al pleno legislativo para su estudio, análisis, deliberación y en su caso, aprobación del proyecto de ley.

¿Las razones? Son múltiples y van desde la falta de interés del legislador, su falta de conocimiento del tema hasta evadir cualquier incidente que los confronte con los propietarios de los medios de comunicación o grupos de periodistas organizados, sin dejar de un lado, la eterna espera para que el gobernador Gabino Cué presente su propia iniciativa.

¿Pero por qué es importante? porque tienen la “responsabilidad fundamental de proteger, promover y garantizar los derechos humanos” como el Derecho a la Información y el ejercicio de la Libertad de Expresión, garantizar el orden público, el interés social y la vida, integridad, libertad y seguridad de las personas que se encuentren en situación de riesgo como consecuencia del ejercicio de sus derechos.

En estas circunstancias, baste recordar seis afirmaciones públicas de los miembros de la 62 Legislatura del Congreso del Estado:

1.- Hace casi un año, los diputados Leslie Jiménez Valencia (PAN), María del Carmen Ricárdez Vela (PRI) y Félix Antonio Serrano Toledo (PRD) se comprometieron públicamente a que en su próximo periodo ordinario de sesiones “impulsarán la Ley de Protección a los Periodistas”. Y ese periodo no ha llegado.

2.- Hace más de tres meses, la diputada local del PAN, Alejandra García Morlan escuchó del senador panista Javier Corral Jurado que los periodistas son los más vulnerables en los medios de comunicación, por ello era de suma importancia dotarlos de derechos constitucionales. Y no ha procurado concretar la propuesta de su excandidato.

3.- Hace casi dos meses, en la Asociación de Periodistas de Oaxaca (APO), el Oficial Mayor del Congreso del Estado, Juan Enrique Lira Vásquez aseguró que la labor del periodista “es de suma importancia” porque “son sensores sociales” que “tienen el pulso de lo que la sociedad siente y quiere expresar”. Y solo se quedo con la foto.

4.- Hace más de un mes, el los diputado Jesús López Rodríguez, Coordinador de la Fracción Parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en compañía de Lira Vásquez y la Directora de Comunicación Social del Congreso del Estado, Gisela Ramírez Hurtado, se comprometió públicamente a legislar y generar los consensos necesarios para que Oaxaca cuente con la Ley de Protección a Periodistas. Y no ha salido del compromiso.

5.- Hace casi un mes, López Rodríguez ahora con la Diputada Natividad Díaz Jiménez, coordinadora de las Fracción Parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN), presentaron un punto de acuerdo conjunto para exhortar a la titular de la Procuraduría General de la República,  Arely Gómez  González, a que investigue los homicidios y amenazas contra los periodistas en el ejercicio de su profesión. Y no fue más allá que un llamado a misa.

6.- Hace unos días,  el pleno de los legisladores oaxaqueños aprobó por urgente y obvia resolución, la exigencia de la diputada del PRI en la LXII Legislatura estatal, Lilia Mendoza Cruz para que el gobernador Gabino Cué Monteagudo cumpla con el Convenio de Colaboración en el marco de la Ley para la Protección de Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas, celebrado entre el Gobierno del Estado y el Gobierno Federal, en el sentido de ejecutar y fortalecer las medidas preventivas y de protección para garantizar la libertad de prensa. Otro llamado a misa.

Si todas estas afirmaciones, al menos las consignadas públicamente en los medios de comunicación locales, no significan una chamaqueda a los periodistas, entonces solo resta interpretar que un grupo de diputados locales de la 62 Legislatura del Congreso del Estado de Oaxaca tienen desarrollado el sentido del oportunismo, aquel que solo abona más a su descredito.

Especialista en análisis y estrategia política.

Twitter: @lacoyunturamx

Correo electrónico: franciscosanchezhernandez@yahoo.com.mx

off ¡Ya nos chamaquearon!: Francisco J. Sánchez – Libertad-Oaxaca off