Votan griegos en referendo clave

greciaLos griegos votan sumidos en un difícil dilema en el referendo convocado por el Gobierno, cuya pregunta, “Sí” o “No” a la política de austeridad de Europa, simple en apariencia, fue presentada por los acreedores del país como una angustiosa confirmación o negación al euro.

Katerina, de 56 años, encarnaba a esos electores preocupados el domingo, que todavía dudaban entre el “Sí” y el “No”, a unos metros de la urna, en el barrio popular de Pangrati.

“Esta época es tan difícil, estamos nerviosos, no sé qué elegir”.

Toda esta campaña relámpago se realizó además en pleno corralito. En virtud del control de capitales instaurado durante una semana para evitar el derrumbe total de los bancos, los griegos sólo pueden retirar desde el lunes un máximo de 60 euros por día y persona en los cajeros automáticos.

“Nadie puede ignorar la voluntad del pueblo de vivir, de vivir con determinación, de tomar las riendas de su destino”, declaró tras haber votado el primer ministro griego, Alexis Tsipras, en su barrio de Kipseli, en el norte de Atenas.

“Hoy es un día de fiesta y de alegría”, agregó Tsipras, destacando su “optimismo” y la perspectiva de “un nuevo capítulo para Europa, mañana”.

El ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, quien prometió dimitir si ganaba el “sí”, se congratuló por su parte por un “momento sagrado, un momento de esperanza para Europa”.

Si bien los últimos sondeos publicados apuntaban a un resultado muy apretado en el referendo, con una pequeña ventaja para el sí, es alrededor del 10% de indecisos que Tsipras pareció apuntar el domingo por la mañana, asegurándoles que su voto “expresará no únicamente el mensaje de que (Grecia) se queda en Europa sino que quiere vivir en ella con dignidad”.

Espera UE con preocupación resultados

La Jefa de Gobierno alemán, Angela Merkel, y otros dirigentes de la Unión Europea esperaban con preocupación los resultados del referendo de este domingo en Grecia, que podría tener importantes consecuencias para el futuro de la UE.

“El voto decisivo de los griegos”, afirmaba el diario alemán FAS, al tiempo que el italiano Corriere della Sera hablaba de la “angustia” de la UE y el español El País consideraba que “Grecia decide el destino del euro y la Unión Europea”.

Para Pawel Tokarski, analista de la Fundación de Ciencias Políticas (SWP) en Berlín, el referendo va a “determinar la futura trayectoria de la integración europea”.En este contexto, pese a intentar mostrarse tranquilos, los dirigentes europeos que negocian con Atenas están preocupados, en particular Merkel, quien se encuentra “ante un dilema”, según Julian Rappold, investigador del Instituto Alemán de Política Exterior (DGAP).

Si Grecia sale de la zona euro, se tratará de un fracaso de la política impulsada por la canciller alemana desde hace años. Merkel “no va a querer que se diga que echó a los griegos del euro”, debilitando así a toda la Unión, agregó Rappold.

Pese a que ha afirmado, al igual que otros dirigentes de la UE, que el bloque está en condiciones de hacer frente a una posible salida de la Eurozona de Grecia, Merkel teme las posibles consecuencias económicas de una victoria del “no”.

“A la economía le disgusta la inestabilidad”, estimó por su parte el presidente de la principal organización patronal francesa, el Medef, Pierre Gattaz.

Distintas interpretaciones

Al mismo tiempo, aunque gane el “sí”, las nuevas negociaciones que se prevén serán “muy difíciles”, advirtió el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble.

De todas maneras, “sea cual sea el resultado, las fuerzas políticas en Grecia y en la zona euro lo interpretarán de distinto modo”, según Tokarski.

Para el gobierno de Atenas, se trata de decir “no” a las nuevas medidas de austeridad que le proponen sus acreedores. En cambio, para el presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz, se trata de un voto a favor o en contra del euro.

Al igual que los griegos, los demás europeos están divididos sobre el voto.

“Espero de verdad que los griegos hagan un gesto claro a favor de Europa, porque para mí forman parte de la comunidad europea”, declaró la diputada socialdemócrata alemana Gabriela Heinrich.

Por otra parte, en Barcelona, París, Dublín o Fráncfort, miles de personas se manifestaron el sábado para expresar su solidaridad con Grecia y su rechazo a la actual política europea.

En España, donde también se han aplicado políticas de austeridad, los aliados de Syriza consideran que el referendo es una oportunidad “histórica” de cambiar a la Unión Europea, meses antes de las elecciones legislativas de fines de este año.

En Italia, 51% de las personas interrogadas para un reciente sondeo de Ipsos estimaron que votarían a favor de las medidas que quiere imponer la UE, con el fin de evitar una salida del euro y la bancarrota del país.

reforma.com

off Votan griegos en referendo clave – Libertad-Oaxaca off