Vive Zaachila su Fiesta Grande del Cerro

zaachila-guelaguetzaVilla de Zaachila, Oax.- Con la danza a Pitao Ko Xub que en zapoteco significa Deidad del maíz tierno, este municipio dio inicio a su fiesta multicolor denominada “Grande del Cerro en Zaachila” (Laanii Roo Xtn Daan Zaadxil), que desde hace 53 años se celebra en la zona arqueológica del Cerrito.

Este año la deidad Pitao Ko Xub, fue representada por la señorita Zitatlly Verano Paz, quien en compañía del presidente municipal anfitrión, Sergio Raciel Vale López y su cabildo, presidieron la Guelaguetza Zaachila 2015.

Con un lleno total, que pintó de una gama multicolor la falda del cerro, familias enteras, niñas, niños y adultos mayores acudieron a presenciar la máxima expresión cultural del estado. Lo mismo hicieron los turistas nacionales y extranjeros que bajo los imponentes rayos del sol se maravillaron y ovacionaron cada uno de los bailes de las ocho regiones de Oaxaca.

Respetando y preservando los usos y costumbres de los pueblos, se hizo presente en esta festividad la tradicional entrega y repartición del tepache y los tamales, ofrendas que fueron otorgadas por el Agente de Bienes Comunales de Santa María Zaachila al presidente municipal.

En esta fiesta, también se contó con la participación de las Chinas Zaachileñas, mujeres provenientes de la delegación del Barrio del Niño de esta población, quienes con sus canastas llenas de flores y faldas multicolores contagiaron de alegría y color a los presentes al ejecutar el tradicional Jarabe del Valle, mismo que se hace presente en fiestas y mayordomías de esta región.

Asimismo, la región de la Cañada maravilló al público. Hombres y mujeres provenientes de la tierra de la gran sacerdotisa María Sabina, ejecutaron los sones mazatecos como Flor de naranjo, Flor de piña, Anillo de compromiso y La tortolita.

Los jamás conquistados de Santa María Tlahuitoltepec, representados por el Barrio de San José, dieron muestra de su gran nobleza al compartir sus cantos, música y bailes en esta fiesta de hermandad. 

Los sones y jarabes de Yalalag, de la región Mixteca interpretados por las delegaciones de Tlaxiaco y Huajuapan de León con su insuperable Jarabe Mixteco, unieron en un mismo ritmo los sombreros y rebosos de los presentes, quienes con éste último, rindieron un homenaje al centenario de esta entrañable melodía escrita y compuesta por el oaxaqueño José López Alavés.

La algarabía llegó a Zaachila con las chilenas de Sola de Vega, que con su Jarabe de la Rosa, sus chilenas como Sola de Vega y juegos pirotécnicos robaron chiflidos, gritos y aplausos a los presentes.

De igual forma, Putla Villa de Guerrero mostró su Carnaval Putleco, sus tiliches y mujeres hermosas dieron muestra de la gran algarabía con la que festejan en esta población de la Costa oaxaqueña. Santiago Jamiltepec y Pinotepa Nacional con sus hombres picarescos y mujeres hermosas dieron muestra de cómo se viven las tradiciones en sus poblaciones al ritmo de sus chilenas y la picardía de sus versos.

Ataviadas con sus trajes de terciopelo con flores bordadas en tonos multicolores, coronadas por sus guías de flores y engalanadas con sus centenarios de oro, las mujeres istmeñas deleitaron a las y los asistentes con sus sones istmeños. La  Llorona y la Sandunga también llegaron al Cerrito de Zaachila.

Con sus versos, machete en mano y un zarape en hombro, los hombres de Ejutla de Crespo acompañaron a las bellas mujeres que portaban sus faldas multicolores.

No podría faltar la Danza de los Zancudos de Zaachila, en la cual las personas calzando grandes zancos dieron muestra de su pericia al no caer al suelo mientras ejecutaban el Jarabe del Valle y el tradicional Danzón Nereídas, pieza musical que fuera compuesta por el zaachileño, Amador Pérez Torres Dimas.

De igual forma, el Jarabe Zaachileño hizo vibrar y bailar a propios y extraños, mismo que representó el festejo de una fiesta religiosa en la que se llevó a cabo la quema de figuras en forma de guajolotes al compás del Jarabe del Valle, y en que la autoridad municipal participó en compañía de su distinguida esposa.

El hombre de Zaachila con sus penachos de plumas multicolores, flecos de telas religiosas, macana de ocote y sonaja de hojalata llegó a ofrecer su danza, la cual “retrata un pasado de Hernán Cortés y Moctezuma”. Zaachila cuna de la Danza de la Pluma, cumplió con Oaxaca y con sus raíces, al celebrar su Fiesta Grande del Cerro. 

Para cerrar con broche de oro, la región de la Cuenca del Papaloapan se hizo presente. La tierra de mujeres hermosas cumplió en el Laanii Roo Xten Daan Zaadxil; quienes con su porte señorial hicieron su entrada triunfal al son de la chinanteca, para después robar la admiración del público al ejecutar la Flor de Piña.

53 años de tradición ininterrumpida en la Villa de Zaachila

Todas y todos estamos de fiesta, son 53 años de tradición, quienes nos han visitado se pudieron percatar de la gran riqueza del estado y en particular de nuestra Villa de Zaachila. Muestra de ello, es que contamos con la talentosa participación de bandas de música de la población como lo son Resplandor Zaachileño, integrada por niñas y niños; también la banda Tierra de Reyes.

Asimismo, el edil municipal habló de las acciones que llevan a cabo para fortalecer la cultura en el municipio. “Estamos haciendo varias cosas para que nuestras raíces no se pierdan, desde la presencia y apoyo a nuestras bandas, como también el fortalecimiento de nuestras lenguas originarias como el zapoteco, que se presentan en esta fiesta”, dijo.

De acuerdo con el edil municipal, durante esta semana de fiesta, la población ha recibido a 11 mil personas aproximadamente; sin embargo, no perdió la oportunidad de invitar al turismo local, nacional e internacional a conocer esta población que se distingue por los jueves de plaza y el domingo de tianguis gastronómico.

En el marco de esta fiesta, Sergio Vale López entregó un reconocimiento a su paisano el cineasta, Rigoberto Perezcano, quien agradeció dicha distinción. “Me siento muy contento de estar en mi pueblo y quiero decirles que no soy ni quiero ser un profeta en mi tierra, pues solo pretendo ser un referente para los jóvenes y compartirles el mensaje de que solo trabajando se pueden hacer grandes cosas”, enfatizó el ganador del Ariel por la cinta Carmín Tropical.

off Vive Zaachila su Fiesta Grande del Cerro – Libertad-Oaxaca off