Va Grecia, otra vez, a las urnas

GreciaPor segunda vez en un sólo año, Grecia celebra hoy elecciones, en medio de una crisis y disputas económicas con la Unión Europea.

Alexis Tsipras, que llegó al poder en enero con el partido de izquierda y antiausteridad Syriza, busca refrendar su poder en los comicios, que él mismo convocó ante el descontento por un rescate financiero más restrictivo que el que millones de griegos rechazaron en un referendo.

Su principal contrincante es Vanguelis Meimarakis, de la conservadora Nueva Democracia y quien ha sido cinco veces diputado, así como Ministro de Defensa y de Cultura.

Según una encuesta de la televisora MRB, Syriza tendría 27.4 por ciento del voto y Nueva Democracia 26.9 por ciento.

Pero también se perfila Nikos Mijaloliakos de Amanecer Dorado, partido neonazi que se ha vuelto el más votado entre jóvenes y jubilados que rechazan la situación económica y la llegada de miles de refugiados a costas helenas.

Quien resulte electo Premier deberá implementar el más reciente programa de rescate financiero.

Todo mientras las arcas griegas siguen sin recuperarse, pues la deuda rebasa 150 por ciento del PIB griego.

“Sin dudas, estas elecciones culminarán con otro desplome económico. Sin embargo, es importante subrayar la culpa del Banco Central Europeo, el cual ha cortado la liquidez del país desde las elecciones del pasado enero, cuando ganó (el partido izquierdista) Syriza”, afirmó en entrevista con REFORMA el economista griego Leonidas Vatikiotis.

“En cambio, las demás economías (europeas), y sus sistemas financieros, se han preparado en estos últimos tres años y, por tanto, no se esperan particulares repercusiones”, añadió el experto, al recordar que los datos oficiales hablan de una recesión que podría alcanzar el 2.3 por ciento.

En este clima, con la amenaza de que las cosas puedan ir todavía peor que ahora para sus bolsillos, los ciudadanos griegos acudirán a ejercer su voto.

El dilema fundamental es que los votantes, sobre todo los de Syriza, han quedado muy decepcionados por la decisión de Tispras de aceptar finalmente el plan de rescate de la UE y el Fondo Monetario Internacional.

Tanto es así que las últimas encuestas indicaban que no habrá un ganador absoluto y que, incluso, podría producirse un empate técnico.

“Tsipras ya no tiene la convocatoria de antes, (pero) muchos tampoco quieren regresar a lo anterior, que es Nueva Democracia”, dijo Janis Emmanouilidis, analista político del European Policy Center, al diario Bloomberg.

De ahí que, más allá de la pugna entre los dos candidatos principales, Tsipras y Meimarakis, los analistas también esperan un alto porcentaje de la abstención y un crecimiento de los partidos más extremistas.

reforma.com

off Va Grecia, otra vez, a las urnas – Libertad-Oaxaca off