Una mujer en Oaxaca, @marianabenitezt y el avance de @lopezobrador_ en Veracruz : @FedericoArreola

0816_mariana-benitez_620x350Con la cuarta parte de los votos, si hay cinco candidatos fuertes, Morena podría dar la sorpresa frente al nunca derrotado PRI en elecciones de gobernador de Veracruz

En Oaxaca, lo mejor que le puede pasar al PRI es postular como su candidata a la gubernatura a una mujer. Sobran oaxaqueñas preparadas, trabajadoras y honestas. Pero entre todas ellas destaca una, la diputada federal Mariana Benítez. A su destacada trayectoria académica suma, a pesar de su juventud, una apreciable experiencia política en la que se ha desempeñado con eficacia y, sobre todo, con honestidad. De ahí que tengan mucho sentido comentarios como el de hoy en la columna política principal de Reforma, o el de hace unos días el de Carlos Puig enMilenio:

1.- Dice este martes “Templo Mayor”, de Reforma:

“Allá en Oaxaca se dice que el pleito de dos puede ser la fortuna de una. Traducción: que en la medida en que se siga polarizando la disputa por la candidatura del PRI entre Alejandro Murat y Eviel Pérez Magaña, más crecerán las posibilidades de Mariana Benítez de convertirse en la abanderada. Y es que para nadie es secreto que quienes realmente se están peleando el poder no son aquellos dos sino otros que ya lo han detentado: los exgobernadores José Murat y Ulises Ruiz. De ahí, pues, que donde realmente se tomará la decisión sobre la candidatura están pensando seriamente en airear la casa oaxaqueña, dándole esquinazo a los viejos caciques y promoviendo un salto generacional y, en una de ésas, hasta de género”.

2.- Opinión de Carlos Puig, en Milenio el pasado 18 de diciembre:

Además de Alejandro Murat y Eviel Pérez, en Oaxaca el presidente Enrique Peña Nieto tiene otra opción: “Mariana Benítez, ex subprocuradora y actual diputada federal ha venido haciendo trabajo para posicionarse en caso de que el choque de aquellos trenes resulte un desastre o la candidatura de Murat sea impugnada ante el INE. El ‘problema’ de Benítez puede ser su mayor valor: no posee ligas visibles con ninguno de los grupos que desde hace años tienen al estado donde está, ni con el magisterio. Frente al probable candidato del PRD, José Estefan Garfias, hombre muy cercano de otro ex gobernador priista, Diódoro Carrasco; Benítez podría resultar una figura fresca en un estado azotado por el poder caciquil”.

Cuitláhuac, es decir, AMLO en Veracruz

Un sitio de internet, Fuero.com.mx, realizó un sondeo en el que preguntó lo siguiente: “¿Por quién votarías para gobernador de Veracruz?”. El 40% de los votos se los llevó el aspirante de Morena, Cuitláhuac García. Superó fácilmente a los posibles candidatos del PRI y del PAN.

Antes de que me critiquen, diré que, en efecto, las encuestas de internet no tienen validez estadística. Pero, sin duda, que el experimento de una página de internet tan pequeña tenga más de seis mil likes y se haya compartido en Facebook también miles de veces habla de la fuerza que en redes sociales tienen los seguidores de Morena.

El partido de Andrés Manuel López Obrador ya ganó, en Veracruz, dos importantes alcaldías, Xalapa y Coatzacoalcos. Y es el único instituto político que sigue creciendo en ese estado. El avance de Morena se debe, sin duda, al buen trabajo que ha realizado su líder, pero mucho le ayuda la terquedad del PAN y del PRD en nominar candidato a un hombre muy desprestigiado, Miguel Ángel Yunes, y la división en el PRI, donde el gran riesgo radica en que se procese mal la posible candidatura de Alberto Silva, que parece la mejor opción frente a los Yunes priistas, Héctor y José, dos políticos respetados y conocidos que no han logrado llevar la fiesta en paz con el gobernador, Javier Duarte.

Ahora bien, no son los problemas del PAN y del PRI los que más apoyan a Morena en Veracruz, sino la aparición de al menos dos aspirantes independientes con buenas posibilidades de convencer al electorado, Gerardo Buganza y Juan Bueno.

Así las cosas, en Veracruz podría presentarse una elección entre cinco: PRI, PAN-PRD, Morena, Buganza y Bueno.

En principio, por sus estructuras debería considerarse favorito a Silva, del PRI, en especial porque Buganza y Bueno –dos expanistas mucho más prestigiados que Yunes– van a quitarle votos al PAN. Pero si crecen los independientes, terminarán por arrebatarle votos al PRI, y es en este escenario en el que las posibilidades de Morena aumentan.

El voto de Morena es sólido. Monopoliza a la izquierda porque el PRD se la va a jugar con la derecha, el PAN. Así que con la cuarta parte de los votos, si hay cinco candidatos fuertes, Morena podría dar la sorpresa y ser el verdadero retador del poderoso y nunca derrotado PRI en las elecciones de gobernador de Veracruz.

off Una mujer en Oaxaca, @marianabenitezt y el avance de @lopezobrador_ en Veracruz : @FedericoArreola – Libertad-Oaxaca off