Tiran cédula… y millones

cedulaDe estar congelada, la cédula de identidad ciudadana que impulsó el Gobierno de Felipe Calderón y que costó más de dos mil millones de pesos, pasó a su cancelación definitiva.

Esta decisión conlleva a que los datos personales y registro del iris de más de 5.5 millones de niños que completaron su inscripción queden en el limbo, aunque la actual administración federal asegura que estarán bajo el resguardo del Registro Nacional de Población.

La Secretaría de Gobernación confirmó que no retomará el proyecto de la cédula de identidad ciudadana y que su prioridad es la creación de la clave única, que, confían en la dependencia, se cristalice en este periodo ordinario de sesiones.

“Como tal, la cédula ya no puede ser, no prosperó” expresó Humberto Roque Villanueva, recién nombrado subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Segob.

Según datos oficiales, el Gobierno de Felipe Calderón gastó 2 mil 300 millones de pesos del dinero de los mexicanos en un programa que quedó inconcluso.

La Administración anterior capturó 6.8 millones de registros de menores en 15 entidades y entregó sólo 1.3 millones de micas. El proyecto fue congelado desde el arranque de este sexenio.

La Segob prevé aprovechar los datos ya capturados al consolidar la clave, aunque aún no define cómo lo hará.

En entrevista con REFORMA, Roque Villanueva calificó el proyecto de la cédula como un ejercicio fallido por quedar a la mitad.

“Lo califico de fallido porque no prosperó, no quiero hacer con ello una calificación moral, simplemente pragmática, el hecho es que no cumplió con su finalidad”, sentenció el subsecretario de Población.

El funcionario abogó por la clave única que, dijo, no implica un “gasto enorme”, aunque se le destinarán otros 600 millones de pesos aproximadamente.

Afirmó que la clave tampoco generará suspicacias de una innecesaria repetición de credenciales con fotografía, pues no será un documento ni una nueva credencial o mica, como sí lo era la cédula.

Explicó que será un código alfanumérico del cual únicamente se entregará una especie de constancia y que, a diferencia de la CURP, estará ligado a los datos biométricos de la persona.

Roque sostuvo que la clave, que calificó de “llave maestra”, garantizará fehacientemente la identidad de la persona y, por tanto, evitará el robo de identidad y facilitará los trámites.

Demandan indagar plan

Activistas y legisladores demandaron ayer una investigación sobre la cancelación del proyecto fallido de la Cédula de Identidad Ciudadana antes de que la Secretaría de Gobernación dé paso al nuevo plan de la clave única.

María Elena Morera, presidenta de la organización Causa en Común, consideró que la investigación permitiría deslindar responsabilidades administrativas y hasta penales.

“Estuvo pésimamente mal implementada (la cédula) en la estrategia y en las máquinas que se compraron, porque al parecer muchas de ellas no servían, tuvieron muchos problemas. Creo que el proyecto era necesario, pero estuvo pésimamente mal planteado y terminamos con un fracaso.

“Tiene (Segob) que demostrar si los equipos biométricos que se compraron (para recolección de datos personales) pueden ser utilizados. Si dice que ya no se van a utilizar, tendría que haber responsabilidad administrativa y tal vez penal para quien compró eso que no utilizó”, expresó.

Impulsora de la clave única, la activista también dijo que es necesario reutilizar no sólo los equipos que se adquirieron el sexenio pasado, sino también las bases de datos -de menores de edad- que se integraron a partir de la recolección de datos en escuelas.

“Independientemente de las (cédulas) que se imprimieron hay muchos datos que se tomaron, entonces (la Segob) se tiene que hacer responsable de resguardarlos y de que no se vuelvan a tomar a los jóvenes. Todos los datos que se tomaron tienen que ser utilizados para la nueva clave”, dijo.

Morera dijo que, de consolidarse, la clave única sería la política social más importante de esta Administración, pues no sólo garantizaría una identificación plena, sino también evitaría robo de identidad, prevendría corrupción y clientelismos, y facilitaría los trámites.

El senador Armando Ríos Piter, secretario de la Comisión de Gobernación, anunció que pedirán formalmente desde la tribuna una explicación sobre esa decisión, en la que podrían estar involucrados hasta “moches” para los empresarios beneficiados con la compra de equipos.

“Suena mal, suena a negocio. La cédula es un ejercicio en el que se ha avanzado y se han realizado inversiones, entonces pensar en que hacer todo nuevamente suena a negocio.

“Seguramente están pensando en el nuevo proyecto, en peticiones de presupuesto y algún moche para algún grupo de empresarios”, dijo el perredista.

“Es alarmante que este sea un tema de borrón y cuenta nueva. Suena mal porque hay mucho dinero invertido”.

La vicecoordinadora del PRD, Dolores Padierna, consideró que desechar un proyecto de ese tipo para iniciar otro similar, pone en evidencia que existen negocios ocultos.

“En el Gobierno de Calderón se invirtieron muchos recursos año con año y ahora echar a la basura todo ese dinero es inaceptable, pero volver a empezar en algo similar, nos habla de que tanto el uno como el otro son puros negocios”, señaló.

La ruta para la clave

La Secretaría de Gobernación busca allanar el camino para la clave única de identidad a través de una reforma legal, la depuración de la Clave Única de Registro de Población (CURP) y la homologación nacional de las actas de nacimiento.

El subsecretario Humberto Roque Villanueva consideró que esos tres elementos darán “infraestructura” y bases sólidas al proyecto que, prevé el funcionario, arranque el próximo año. 

“Si nosotros tenemos garantizado que nuestro sistema de registro de actas de nacimiento es el correcto, que no se presta a lo que lamentablemente en algunas ocasiones se ha prestado, a falsificar actas, etcétera, y al mismo tiempo tenemos depurada la CURP, prácticamente tendríamos ya dos bases muy sólidas para intentar el tema de la clave de identidad, resolviendo también el tema de carácter legal. 

“Tenemos que reformar la ley para que la clave única de identidad tenga fundamento legal”, subrayó.

reforma.com

off Tiran cédula… y millones – Libertad-Oaxaca off