Tienen ya cochinito diputados entrantes

diputadosLos diputados federales que integrarán la 63 Legislatura a partir del martes 1 de septiembre tendrán a su disposición un cochinito de 150 millones de pesos, los cuales fueron etiquetados para “contingencias”.

Manuel Añorve, vicecoordinador de la fracción del PRI en San Lázaro, explicó que dicha bolsa fue aprobada desde hace un año en el Presupuesto 2015 programado para el órgano legislativo.”Está etiquetado. El secretario general, (Mauricio) Farah, es el que puede dar detalles puntuales. A él le corresponde”, aseguró Añorve, uno de los más cercanos colaboradores del actual dirigente tricolor, Manlio Fabio Beltrones.

Añorve fue el representante del tricolor en el Comité de Administración de San Lázaro hasta marzo pasado y, en agosto de 2014, aprobó el proyecto de presupuesto de la Cámara de Diputados para el año en curso.

El 12 de agosto de aquel año, REFORMA reveló que en el proyecto de presupuesto que estudiaban los legisladores del Comité de Administración estaba incluida una bolsa de 150 millones de pesos etiquetada como “contingencias para la 63 Legislatura”.

En ese proyecto se incluía, además, una partida de 500 millones de pesos catalogada como “bono por desempeño a diputados”, que en realidad sería un bono por fin de Legislatura. Sin embargo, de acuerdo con Añorve, ese dinero no fue etiquetado.

“En esta Legislatura ni siquiera se etiquetó. No hubiera sido posible ocultarlo (…) Ese famoso bono nunca existió”, comentó el priista.

Pero lo que sí se llevarán los legisladores federales al finalizar su encargo en San Lázaro será un fondo de ahorro, una parte proporcional de aguinaldo y el salario del último mes.

El aguinaldo de un diputado equivale a 40 días de dieta o casi 100 mil pesos y las percepciones mensuales de cada legislador alcanzan los 148 mil 558 pesos, que incluyen los 75 mil de dieta, 45 mil de asistencia legislativa y 28 mil de atención ciudadana.

De este modo, aunque no como bono especial, cada uno de los legisladores salientes terminarán su encargo la próxima semana con una bolsa de más de un millón 100 mil pesos en sus cuentas bancarias.

En agosto de 2012, al finalizar la 61 Legislatura (2009-2012), los diputados federales se llevaron como fondo de ahorro alrededor de 864 mil pesos producto de una aportación de más de 432 mil pesos por parte de la Cámara y otro tanto producto de los recursos que se les retuvieron de su dieta cada mes.

Disfrutan senadores del PVEM fondo millonario

Cada uno de los miembros de la bancada del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el Senado ha recibido más de 30 millones de pesos desde que inició la Legislatura hasta mayo de este año sólo por concepto de asignaciones.

El PVEM disfruta de la bolsa discrecional más grande de la Cámara alta, de acuerdo con la distribución per cápita de las “Asignaciones a Grupos Parlamentarios”.

En respuesta a una solicitud de información realizada por REFORMA, se indicó que los gastos de cada uno de los siete legisladores del partido del tucán han sido los más costosos.

Documentos de la Unidad de Pago a Senadores revelan que, desde que arrancó la Legislatura hasta mayo pasado, la bancada del PVEM ha recibido un total de 210.33 millones de pesos por ese concepto.

Esa cantidad es adicional a los recursos erogados para dietas, apoyos legislativos y pagos por ocupar la presidencia o secretaría de una comisión legislativa.

El segundo lugar es para los seis senadores del Partido del Trabajo, cuyas asignaciones, por cabeza, rebasan los 26.77 millones de pesos.

El Senado ha depositado en las cuentas de la fracción petista 160.64 millones de pesos en lo que va de la actual Legislatura, que está por concluir.

Por su lado, los 38 legisladores del PAN han recibido 980.2 millones de pesos, lo que representa un promedio de 25.79 millones por cada legislador, lo que los coloca en tercer lugar de percepciones respecto a asignaciones.

Cada uno de los 22 perredistas ha recibido 25.62 millones de pesos, de una bolsa de 563.66 millones de pesos.

Finalmente, la bancada del PRI ha recibido mil 363.59 millones de pesos, es decir, 25.25 millones de pesos para cada uno de sus 54 integrantes.

Según el Senado, las erogaciones por concepto de asignaciones de las bancadas pueden ser utilizadas para pago de consultorías, estudios, investigaciones y asesorías, personal de los grupos, gastos de comunicación social, impresión y publicación de informes, gastos de viajes y reuniones; así como erogaciones por concepto de tenencias y derechos vehiculares y otras provisiones generales.

A pesar de los discursos, promesas públicas, reformas, legales y solicitudes de información, el uso detallado de ese dinero se mantiene en la opacidad.

A sólo seis días de que concluya el mes de agosto, el Senado no ha presentado las nuevas reglas contables con las que pretende homologar el ejercicio de recursos de las “Asignaciones a Grupos Parlamentarios” que hoy son manejadas con total discrecionalidad.

reforma.com

off Tienen ya cochinito diputados entrantes – Libertad-Oaxaca off