Tiene Bélgica semillero yihadista

belgicaLos ataques terroristas en Francia tienen una conexión concreta con otros atentados en el pasado: un barrio de Bruselas.

Molenbeek, con sus casi 6 kilómetros cuadrados al noroeste de la capital belga y sus 16 mezquitas, es cuna y refugio de buena parte de los yihadistas en la Unión Europea.

“No tenemos control de la situación en Molenbeek en estos momentos”, dijo ayer Jan Jambon, Ministro del Interior belga, a la televisión de su país.

De hecho, Bélgica, con 11 millones de habitantes, es la nación europea de donde más personas han viajado a Siria o Irak para unirse a grupos extremistas.

Los servicios de inteligencia han identificado a 494 “yihadistas belgas”, de los cuales 272 están en Siria o Irak; 75 habrían muerto; 134 regresaron al país de la UE y 13 estarían intentando volver.

Los casos más recientes de habitantes milicianos de Molenbeek son los hermanos Salah, tres de los supuestos responsables de los ataques en París quienes habrían planeado, en parte, el ataque desde el vecindario belga.

Abdeslam es ahora prófugo de la justicia francesa, Ibrahim murió durante la masacre del viernes y Mohamed fue detenido en este barrio el sábado pasado.

De las siete otras personas arrestadas desde el viernes en relación con la masacre terrorista, cinco fueron detenidas en Molenbeek.

Pero los Salah no son los únicos de ese vecindario vinculados a actos terroristas.

Se cree que Amedy Coulibaly, involucrado en el tiroteo en un supermercado judío en París en enero, compró armamento en este barrio belga.

Lo mismo se piensa de Mehdi Nemmouche, un francés que atacó el Museo Judío de Bruselas en 2014, donde mató a cuatro personas.

Ayoub El Khazzani, marroquí que fue desarmado por militares estadounidenses en un tren que viajaba de París a Ámsterdam en agosto pasado también vivió ahí durante una temporada.

Igual Hasan El Haski, uno de los instigadores de los atentados que dejaron 191 muertos y mil 800 heridos en Madrid en marzo de 2004.

Tras los atentados contra el semanario satírico Charlie Hebdo, en enero de este año, una operación antiterrorista desarrollada en Bélgica acabó conduciendo a este barrio bruselense.

“Yo veo que cada vez (que hay un atentato terrorista) hay un vínculo con Molenbeek”, dijo ayer el Primer Ministro belga, Charles Michel.

“Éste es un problema gigantesco”, apuntó Michel.

Pero los habitantes de la zona piden no generalizar.

“Es un barrio de mayoría musulmana, pero eso no quiere decir que haya terroristas”, exclamó Reda Caib, quien reprocha el estigma que rodea últimamente a su comunidad.

“Los jóvenes de aquí quieren ser futbolistas, no yihadistas”, añadió, al señalar a un grupo de adolescentes que intenta bailar breakdance a las puertas del metro.

Molenbeek, de apenas 100 mil habitantes, es un barrio joven con una media de edad de unos 34 años. El mayor problema: la tasa de desempleo.

reforma.com

off Tiene Bélgica semillero yihadista – Libertad-Oaxaca off