Será para algunos una cena navideña austera

Las compras para la cena de Navidad comenzaron y el principal ausente de la noche será el bacalao noruego, pues el alto costo del pescado ha llevado a que muchas amas de casa en la ciudad modifiquen el menú navideño.

 

Margarita Pinal, como muchas otras mujeres, recorre los pasillos de los mercados públicos y supermercados en busca de precios accesibles a su presupuesto que puedan permitirle realizar la tradicional cena del 24, pero debido al alza en precios, confiesa, “esta vez los romeritos no llevarán camarón”.

Hace un año el precio máximo del bacalao era de 250 pesos por kilo; hoy anda entre 150 y 350 pesos, según la calidad, declaró Rosalía Ramos Hernández, quien lo vende en el mercado Juárez.

“La gente no lo está comprando, esperábamos recuperarnos en nuestras ventas esta Navidad pero no”, se queja Rosalía y reconoce que su familia omitirá el pavo pues “con un pollo rostizado y arroz blanco, basta”.

De igual manera Alma González ha acudido a sondear precios en diferentes tiendas de la ciudad, y aunque acepta que los precios han subido demasiado, considera necesario comprar lo que más se pueda pues “la cena es importante para reunir a la familia”.

Muchos de los ingredientes tradicionales para la cena se han incrementado conforme se acerca el 24 de diciembre.

Conocidos como la “escalada hormiga”, los precios aumentan por día entre uno y dos pesos, tanto en mercados como en las tiendas comerciales, por ello capitalinos como Teresa Ramírez creen que lo mejor será dejar de lado muchos platillos como el pavo y el bacalao.

Durante un recorrido por el mercado Juárez de la delegación Cuauhtémoc y por supermercados de la demarcación, muchos ciudadanos como Teresa se quejan no sólo del incremento de precios sino del robo de las básculas que en muchos sitios marcan un kilo cuando en realidad son sólo 800 gramos. “No pues cuando no es con los precios nos amuelan con las básculas”, acusan.

En los supermercados la pierna de pavo está en 58 pesos mientras que el pavo oscila entre los 50 y 60 pesos.

“Cuando la gente oye el precio se llevan menos o de plano no compran”, se queja Lucio Aguilar, comerciante del mercado Juárez, en relación con el alza en el limón, que por lo regular está en 10 pesos el kilo pero que en estos días cuesta 40.

Esto a pesar de que muchos de los productos suelen ser más baratos en los mercados populares que en los centros comerciales, por ejemplo las jícamas, que en los supermercados están en 12.50, mientras que en los mercados cuesta 10 pesos el kilo.

El Universal

off
A %d blogueros les gusta esto:
Será para algunos una cena navideña austera – Libertad-Oaxaca off