Sellan México y Filipinas acuerdos

mex-filMéxico y Filipinas suscribieron tres acuerdos en materia de combate al crimen organizado, turismo y doble tributación, con los que buscan mejorar su relación bilateral.

A las 16:30 horas, 14 horas más que en el Distrito Federal, el Presidente Enrique Peña Nieto llegó al Palacio de Malacañán, donde fue recibido por su homólogo Benigno Aquino.

El sol se había ocultado, pero la temperatura marcaba 30 grados centígrados. Ambos Mandatarios escucharon los himnos nacionales de sus naciones y tras 21 salvas de honor, pasaron revista a un centenar de soldados.

Y mientras los Presidentes presentaban a sus comitivas, un grupo de marina filipina interpretaba música mexicana.

Tras una reunión privada de una hora, Peña Nieto y Aquino presenciaron la firma de tres acuerdos: uno para evitar la doble tributación; el segundo, un memorándum para incrementar el turismo y el tercero sobre cooperación en materia de combate de tráfico ilícito y abuso de estupefacientes.

El Presidente de Filipinas pidió a los empresarios mexicanos buscar más posibilidades de crecimiento en este país.

“Que vean que (esta nación) está funcionando, y que vean y tomen en cuenta, no sólo el pasado, que lo vean como un socio y un punto de entrada al mundo al sureste asiático”, dijo.

Mientras que Peña Nieto aseguró que los acuerdos firmados permitirán facilitar las operaciones comerciales y financieras, contar con mayor información para combatir juntos el flagelo del narcotráfico y contar con un mayor flujo de turistas.

“Somos países estables fuertes y dinámicos, con sólidas economías y gran potencial”, agregó.

Se tenía contemplado que viajara a este país la Procuradora General Arely Gómez y el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, sin embargo, de última hora se decidió que en su lugar firmara la Canciller Claudia Ruiz Massieu.

El Presidente viajó 12 horas de Antalya a Manila, con una escala de una hora en Chengdu, China.

Del aeropuerto en Manila, con pocas horas de sueño, se trasladó directamente al Monumento del Héroe Nacional José Rizal para depositar una ofrenda floral, como lo marca el protocolo en una visita de Estado. Más tarde, el Alcalde Joseph Estrada, le entregó las llaves de la ciudad. Al dar su discurso en el Palacio de Malacañán se escuchaba agripado.

El Mandatario viajó de Turquía a esta ciudad con sus hijas Nicole y Paulina, pero no con su esposa Angélica Rivera, quien comúnmente lo acompaña en visitas de Estado.

Su primer día en esta ciudad concluirá con una cena en su honor, en esa misma sede gubernamental.

Debido a que mañana arranca el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, la ciudad incrementó su caos cotidiano.

En las calles se observan grupos de cientos de policías que serán destinados a las sedes donde 21 Jefes de Estado y representantes sesionarán durante dos días.

reforma.com

off Sellan México y Filipinas acuerdos – Libertad-Oaxaca off