Seguridad: AMLO, Guardia, sociedad, comandante supremo, lealtad, Estado: Carlos Ramírez

El debate sobre la Guardia Nacional ante el argumentoopositor de militarizacióntiene varios elementos:

1.- El presidente de la república, como lo refrendó López Obrador el sábado 9 al encabezar la ceremonia del Día de la Lealtad, reconfirmósu cargo de comandante supremo de las fuerzas armadas por ministerio de ley y ostenta una quintaestrella en las graduaciones castrenses.

2.- Los tres poderes de la república están encabezados por civiles. Toda la estructura política de las instituciones del Estado es civil. Los militares tienen muy estrictasreglamentaciones para sus funciones. Su participación en labores de apoyoa la seguridad pública se basa en el concepto constitucionalde seguridad interior que los políticos civiles han temido reglamentar.

3.- La Guardia Nacional tendrá mando máximo civil y mando operativo militar; los militares cumplencon las exigencias de capacidad logística y entrenamiento para combatir a delincuentes con capacidad superiora la de las policías.

4.- La capacidaddelictiva del crimen organizado/desorganizado se puede percibir en el caso de las 40 milpersonas desaparecidas, la abrumadora mayoría por acciones de los criminales y algunas de autoridades del Estado en función de cómplices de los delincuentes o sincapacidad de ejercicio democrático del poder.

5.- La crisis de seguridad fue reveladaen diciembre de 2006 con la decisión del presidente Calderón de incorporar a las fuerzas armadas a apoyo a la seguridad pública, pero en base a cifras oficiales potenciadadesde 1994 con el alzamiento zapatista, los secuestros de personajes del poder y los asesinatos de Luis Donaldo Colosio y José Francisco Ruiz Massieu; esa crisis de seguridad mostró las tres perversionesdel trabajo policiaco: la ineficacia, la complicidad con los delincuentes y la incomprensión de la nueva sociología del delito.

6.- Las fuerzas armadas noson una institución ajena a la república, al Estado y a la historia, como se recordóel pasado 9 de febrero con la ceremonia que revivió la lealtadde jóvenes cadentes del Heroico Colegio Militar con el presidente constitucional Francisco I. Madero ante el cuartelazodel general Victoriano Huerta.

7.- Ante la ausencia de guerras, los militares desde los sesenta se involucraron en actividades socialesde apoyo a la comunidad: médicas, desastres, reforestaciones, construcciones, entre otras. El ejército, sobre todo, ha sido formado por ciudadanossalidos de la civilidad. Los casos de abuso de autoridad de militares fueron producto de órdenesde las autoridades civiles y política y nunca por decisión propia.

8.- Como nunca, las fuerzas armadas están sometidas a una estrictaobservación social, política e institucional, como se percibe a veces en las acusaciones sinfundamento de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y de activistas civiles. Inclusive, la sobrerregulaciónde las actividades de las fuerzas armadas podrían ser un problemade funcionalidad en caso de invasión extranjera o de violaciónde la seguridad nacional.

9.- Los militares son los guardianesde la soberanía nacional en los aspectos de seguridad nacional (frontera geopolítica estratégica) y de la seguridad interior (territorio de la soberanía del Estado ante grupos criminales y políticos anti institucionales); en este sentido, los militares son una fuerzapara mantener y defender la soberanía interna y externa del Estado y de la sociedad, noun vistoso uniforme de gala para desfiles y fiestas.

10.- La participación de las fuerzas armadas en labores de apoyo a la seguridad publica se decidió cuando la criminalidad rebasóy corrompió a las autoridades civiles y se apoderóde territorios de la soberanía territorial y política del Estado. En estos doce años, los militares han estado bajoel mando de las autoridades civiles. Por tanto, el concepto de militarizaciónse entiende como la participación castrense en labores civiles por la incapacidad civil para combatir a la criminalidad y nola toma del poder social, civil y político por los militares. La estridenciade grupos anti Estado contra los militares es, en todo caso, una exhibición del fracasode la capacidad civil para conducir el Estado.

11.- Si los militares son excluidosde la Guardia Nacional o carecen de un mando operativo castrense, entonces el nuevo cuerpo de seguridad será otrapolicía más sin disciplina, sin valores y sobre todo sinentrega a las nuevas funciones.

12.- La crisisde seguridad se percibe en la existencia de viejos y nuevas organizaciones criminales, su transnacionalidadque implica un problema de seguridad nacional y las cifras de muertos que revelan la disputaviolenta de territorios sin preocuparse por la vida civil.

Lo que está en juego es la existencia del Estado ante el embatecriminal, violento y corruptor del crimen organizado/desorganizado. Es el Estado y todassus instituciones contra la delincuencia.

Política para dummies: La política, en su máxima expresión, es la razón de Estado.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

A %d blogueros les gusta esto:
Seguridad: AMLO, Guardia, sociedad, comandante supremo, lealtad, Estado: Carlos Ramírez – Libertad-Oaxaca