Sedena: seguridad/derechos, leyes civiles y no patrióticas: Carlos Ramírez

ssalvadorEn una de las reuniones más importantes de la Secretaría de la Defensa Nacional, el descuido gubernamental no sólo fue notorio sino que reveló otros de los fallos en la política de comunicación social y comunicación política del gobierno en materia de estrategia de seguridad.

Ayer en la mañana el general secretario Salvador Cienfuegos Zepeda presentó un informe de tres años de actividades del ejército en materia de derechos humanos, igualdad de género y acciones contra el acoso sexual con datos que mostraron el cambio estratégico en la configuración de las fuerzas armadas mexicanas al pasar de un ejército del pueblo contra la invasión extranjera en un ejército para la sociedad.

El dato mas importante fue el informe en un video sobre el tema que tiene a otros países hundidos en los conflictos sociales: la relación seguridad/derechos. Las acciones del ejército en el ciclo Cienfuegos Zepeda mostró la intensidad del tema de derechos humanos en la capacitación de generales, oficiales y tropa, con datos positivos más allá del caso aislado de Tlatlaya.

La participación del ejército en la lucha contra el crimen organizado se encontró con la escasa preparación de los militares en temas de seguridad pública y la necesidad de respetar derechos; luego de varias quejas sociales y recomendaciones de la CNDH, el ejército ha desarrollado en estos primeros tres años del sexenio una vasta labor de capacitación en derechos ciudadanos, logrando que el volumen de quejas sobre abuso de fuerza ante la CNDH haya bajado en 63% y que en este año que termina hubiera sólo 2 recomendaciones contra 15 de 2012.

Ante la sensibilidad de los militares respecto al dilema seguridad/derechos –que en los Estados Unidos y ahora en Francia haya llevado a leyes patrióticas con violación flagrante de derechos humanos y constitucionales, y espionaje total– el ejército mexicano aprobó dos importantes reglamentos internos que no existen en ningún ejército del mundo: el manual para uso de la fuerza y un nuevo código de ética.

Sin renegar ni salirse de la función asignada de emergencia para luchar contra el crimen organizado porque políticos, funcionarios, policías, jueces y legisladores no sólo fracasaron sino que muchos de ellos se hicieron cómplices de los cárteles, las nuevas reglas de derechos humanos y garantías constitucionales como ejes torales de la acción militar han cambiado la estructura de acción de los militares: no sólo ningún militar acusado de violentar los derechos humanos ha sido protegido, sino que todos han sido consignados por los mandos castrenses. Además, el ejército aceptó limitar el fuero de guerra y que militares en casos civiles sean juzgados en tribunales civiles.

Mientras militares estadunidenses son protegidos en casos de bombardeos o muertes de civiles y militares franceses recibieron el apoyo político para políticas antiterroristas que violan derechos humanos y constitucionales, los mexicanos cumplen la consigna presidencial de darle prioridad a los derechos humanos y constitucionales, y castigar a militares que abusen de ellos. El ejército mexicano está acotado por instituciones civiles de derechos.

Lo único malo ha sido la falta de apoyo institucional: los legisladores siguen archivando las leyes de seguridad interior, seguridad nacional, espionaje y doctrina de defensa. Y al desayuno de ayer para presentar los tres años de la Defensa Nacional en materia de derechos humanos no asistió el Presidente de la República.

 

Sólo para sus ojos:

  • A pesar de que ya le dijeron que no será candidato a gobernador por Sinaloa, el exvocero presidencial David López busca darse a sí mismo expectativas: a partir de sus relaciones de poder, sigue filtrando que está al frente de las encuestas cuando va al ultimo.
  • La semana pasada el líder priísta Manlio Fabio Beltrones se reunió con López y con Heriberto Galindo, pero un texto de este último dejó entrever que ahí les dijeron que con la pena ninguno de ellos será candidato.
  • El tema sensación en redes es el de los aguinaldos de políticos y funcionarios, en un país donde el salario mínimo acaba de subir 2.94 pesos diarios. Claro, hay una clase política privilegiada.
  • Nadie le ha dicho a Miguel Ángel Mancera que necesita rehacer su política porque ya fue derrotado en el salario mínimo y va para otra derrota con el reglamento de tránsito.

 

http://indicadorpolitico.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

off Sedena: seguridad/derechos, leyes civiles y no patrióticas: Carlos Ramírez – Libertad-Oaxaca off