“Se deben transparentar recursos del FONDEN”: Carol

Los presidentes municipales de la región del Istmo exigieron al Presidente Enrique Peña Nieto que les muestren los censos que elaboró la SEDATU para atender a las familias damnificadas de Oaxaca por los sismos del 7 y 23 de septiembre, toda vez que han sido excluidos de las labores de reconstrucción.
Por medio de un documento enviado al Presidente Peña, los alcaldes de Juchitán, San Blas, Santiago Niltepec, Santo Domingo Tehuantepec, Santa María Xadani y Santa María Mixtequilla, reclamaron la falta de información sobre el proceso de reconstrucción y la entrega de recursos del FONDEN.
Exigen un nuevo censo para incluir a todas las familias afectadas y que la información se coteje con los datos de los municipios.
“Es evidente la deficiente coordinación de las instancias federales y estatales con las autoridades municipales. Prevalece la desinformación, los programas estatales y federales se aplican sin la debida inclusión y participación de las autoridades locales. Comprendemos que el peso de la reconstrucción recaerá en la Federación, sin embargo, consideramos que esto no es razón para que se nos relegue.
“Se ha levantado un censo de viviendas afectadas, en la mayoría de los casos sin la coordinación de la autoridad municipal. En el caso de Juchitán, sin explicación alguna los responsables de la Federación y el estado dejaron fuera a los brigadistas del Ayuntamiento a la mitad de las viviendas censadas. Esta conducta genera dudas, ante la falta de explicación”, cita el documento dado a conocer en conferencia de prensa en la Cámara de Diputados.
Sobre las demandas y quejas de los alcaldes del Istmo, el Coordinador de la Fracción Parlamentaria del PRD en el Congreso del Estado, Carol Altamirano advirtió que hay un proceso improvisado e irresponsable por parte del Gobierno federal para iniciar la reconstrucción en Oaxaca.
Responsabilizó directamente a la titular de la SEDATU, Rosario Robles, de ocultar los censos a los alcaldes y evitar un proceso de confronta para ubicar con exactitud las casas que se catalogan como pérdida total o las que lo serán de forma parcial.
“Todo esto es un proceso improvisado de reconstrucción. Vinieron a anunciar tarjetas de 120 mil pesos para los damnificados, pero no hay planeación alguna de cómo será la reconstrucción, no hay un estudio de suelos como para seguir construyendo en esta zona sísmica.

“Es evidente que hay mucha prisa para iniciar la reconstrucción, para entregar las casas, pero no hay ninguna planeación, sólo están pensando en el 2018”, señaló.

off
A %d blogueros les gusta esto:
“Se deben transparentar recursos del FONDEN”: Carol – Libertad-Oaxaca off