Sangriento asalto

Una persona perdió la vida al resistirse a un atraco ocurrido en la carretera federal que comunica de Unión Hidalgo a Juchitán, cuando sujetos armados interceptaron un autobús de pasaje de la línea Fletes y Pasajes.

Los hechos fueron a  las 23:15 horas de este lunes,  a la altura del basurero de Juchitán, donde los delincuentes colocaron barricadas de piedras sobre la carretera y obligaron a la unidad de pasaje a detener su marcha y desvalijar a todos los pasajeros.

El autobús de pasajeros de la línea Fletes y Pasajes con número económico 610, había salido de la población de Unión Hidalgo con más de 25 pasajeros y tenía como destino llegar a la ciudad de Juchitán.

Pero en el trayecto del viaje fueron interceptados por cuatro sujetos presuntamente alcoholizados o drogados; uno de ellos portaba un arma larga.

Los asaltantes, colocaron enormes piedras sobre la carretera y justo cuando intentaba cruzar el autobús, uno de los malhechores, obligó al conductor detener y abrir la puerta de la unidad móvil, no sin antes amenazarlo de muerte.

Los maleantes ordenaron a todos los pasajeros a entregar sus pertenencias, pero uno de los ocupantes se negó y por lo cual fue asesinado de una descarga de escopeta en el corazón.

Rodeado de un impresionante charco sangre, quedó sin vida en el interior del autobús, el pasajero  Orlando Gallegos Matus, de 30 años de edad quien tenía su domicilio en avenida Aldama de la segunda sección de Juchitán de Zaragoza.

Los delincuentes al darse a la fuga apedrearon el camión, por lo cual el chofer resultó con una lesión en la cabeza, pero aún así puso en marcha el camión y llegó  a la terminal para pedir auxilio.

En la terminal de autobuses de la línea “Fletes y Pasajes” arribaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones quienes tomaron conocimiento de los hechos y con ayuda de un fiscal, se ordenó el levantamiento del cuerpo que fue identificado con el nombre de Orlando Gallegos Matus, de 30 años de edad, quien según las investigaciones, el hoy occiso, se desempeñaba como chofer de un autobús de pasajeros de la línea “Ranchu gubiña”.

El cadáver  fue enviado al descanso municipal en donde le fue practicada la autopsia de ley correspondiente y después entregado a sus familiares, quienes pidieron investigar la identidad de los maleantes.

off
A %d blogueros les gusta esto:
Sangriento asalto – Libertad-Oaxaca off