Repunta en México decomiso de balas

BALASUn estudio sobre armas de fuego de la Oficina de las Naciones Unidas para las Drogas y el Delito (UNDOC, por sus siglas en inglés), revela que el País reportó la cantidad más grande de municiones aseguradas de entre 42 naciones analizadas, entre ellas Colombia, Brasil, Montenegro o Irak.

De acuerdo con fuentes oficiales, México incautó en 2013 un millón 273 mil 572 municiones de diferentes calibres, lo que representa una de las cantidades más grandes logradas por un país en el mundo.

Por ejemplo, Colombia, que vive un conflicto armado de más de seis décadas, y donde aún está activa la guerrilla de las FARC, decomisó ese año 851 mil 414 municiones.

Brasil aseguró 62 mil 912, y Montenegro, enclavado en la convulsiva zona de los Balcanes, decomisó 25 mil 819.

En 2011, en el auge de la violencia del narcotráfico, México aseguró 4 millones 163 mil 577 municiones, mientras que ese mismo año Irak, que venía saliendo de un guerra civil, decomisó 293 mil, casi 14 veces menos que México.

“Los decomisos de municiones más grandes fueron reportados por México, País que registró que casi 12 millones de municiones fueron incautadas en el periodo 2010-2013. Las autoridades mexicanas también reportaron altas cantidades de armas de fuego decomisadas”, señala el documento.

Que México mantenga altas cifras de decomisos de municiones significa que las armas se están utilizando constantemente, advirtió Paulina Arriaga, de la organización Desarma México.

“Es un dato muy importante del uso que se le está dando a las armas en México. Hay armas, pero además, están siendo constantemente utilizadas y no se está escatimando el número de municiones que usan”, indicó.

“No es lo mismo que haya alta presencia de armas en un país, pero que las posean civiles en sus casas, que evidentemente van a usar mucho menos su arma y muchas menos municiones, a tener presencia de armas en un país utilizadas por la violencia criminal, en constantes asesinatos donde usan muchísimas municiones”, explicó.

México reportó a la UNODC el decomiso de 115 mil 553 armas de fuego entre 2010 y 2013.
 
La cifra es tres veces más de las reportadas en el mismo periodo por Alemania, que decomisó 43 mil 543.

En 2013, México se ubicó como el segundo país que decomisó más armas de entre 42 naciones analizadas, sólo después de Colombia.

En 2011 mantuvo la primera posición, con 40 mil 996 armas incautadas.

En la mayoría de los países analizados, los tipos más comunes de armas incautadas son pistolas y armas cortas, pero en el caso de México son rifles y fusiles.

Arriaga reconoció que si bien las cifras que reporta México al UNODC son altas, llama la atención que los decomisos tanto de armas como de municiones vayan a la baja en el País, marcadamente en el actual sexenio, cuando la cifra de homicidios causados por arma de fuego va a la alza.

“El dato que me parece más importante y que siempre hay que tener en la mira son los homicidios con armas, y otros indicadores como las lesiones por arma de fuego, ése es el fondo del asunto. Las armas por sí solas no son un indicador alarmante, sino las muertes que causan”, alertó.

Reforma.com

off Repunta en México decomiso de balas – Libertad-Oaxaca off