Regreso al pasado y el dólar sin freno: Luis Octavio Murat

luis-octavio-muratGran parte de los que habitamos el gran país, México, tuvimos, en ciertos momentos, la confianza de que la mayor parte de la problemática económica por tantos años padecida había sido superada; principalmente, la “facilona” decisión de los gobiernos de pedir prestado pagando altos intereses. Deudas que se convirtieron en impagables y que dieron al traste con las economías no solo de México, sino de otros países como Argentina, Grecia, España e Italia, por mencionar algunos, y que al derrumbarse sus economías pusieron a temblar al sistema económico globalizado; ese mundo que equivale a vivir en edificios de condominio, en donde casi todo se oye, lo que se hace equivocado repercute en el departamento de arriba o de abajo.

Si la “Fed” insinúa que la economía de los Estados Unidos se recuperó, posiblemente suban sus tasas de interés, ¡pácatelas!, al otro día el dólar se encarece como ha venido sucediendo en México, desde hace ya varios meses, y a pesar de las explicaciones de los funcionarios del Banco de México y de Hacienda en el sentido de diluir el daño devaluatorio entre varias causas como el fenómeno Trump; las elecciones en Estados Unidos, la salud de la señora Clinton, el Brexit y ahora la deuda mexicana que ha venido aumentando y requiriendo más pesos para poder pagar tal y como se reflejo en las reservas internacionales que registraron una reducción de 433 mdd, precisamente por la compra de dólares que realizó el gobierno para cumplir con la amortización de deuda, colocándose en 175 mil 869 millones de dólares en contraste con los 176 mil 302 millones de dólares de saldo del pasado 9 de septiembre.

Además, nuestras reservas sufrieron otra reducción de 78 millones de dólares al cambio por la devaluación en los activos internacionales.

Lo cierto, es que el billete verde ya alcanzó la cifra de 20 pesos 15 centavos augurando lo que por tanto tiempo se evitó y se consiguió: el control positivo de los procesos inflacionarios, a pesar de que en el gobierno de Vicente Fox se perdieron 300 mil empleos los primeros 3 años y en el Felipe Calderón, en el mismo plazo, 500 mil; y en los cuatro años del actual gobierno se han creado 2 millones de empleos. Sin embargo, la inflación está por dispararse a consecuencia de la devaluación del peso.

Como están las cosas, con un dólar imparable, con una devaluación incontrolable, la economía mexicana navega por mares muy agitados y nuestro barco parece haber perdido el control del timón.

De nada sirve echarle la culpa a Trump, al Brexit, a la Fed, al Estado Islámico, al Chapo, al narco, a la CNTE, en tanto los aguacates están a 55 pesos y los jitomates, las frutas, las carnes, las aves y los pescados suben de precio a diario.

Esa es la economía real, la que se vive en los hogares del país; la que ha obligado a las familias a reducir las compras de pan porque las conchas o corbatas cuestan 7.50 pesos, o porque los bolillos y las teleras que valen 1.50 pesos son incomibles y peligroso producto, dizque alimenticio, pero que lleva a la diabetes.

La inflación ya nos alcanzó, porque los excesos políticos del pasado retornaron, principalmente, los de contraer deuda, por gastar más de lo que se ingresa, al fin que la pague el o la que sigue.

Así, el pasado se convirtió en presente, realizando una verdadera maroma dialéctica que al mismo Hegel lo dejaría con la boca abierta.

Nos encontramos, en consecuencia, conque nuestras estructuras sociales, poco o nada han sido modificadas.

Cabe decir, que la desigualdad se ha ampliado, los que tienen y los que carecen de la mayor parte de recursos al haberse pulverizado los salarios y una moneda con poco valor.

La brecha se hizo más amplia, una clase muy rica y poco numerosa, y la masa de la nación que vive pobremente, con un nivel de vida muy bajo y, por supuesto, sensible a enfermedades debido a la desnutrición y a una educación publica deficiente debido a la presión de grupos violentos que impiden un desarrollo educativo que impulse el desarrollo de las comunidades, hoy tan pobre como antaño. El espiral hegeliano parece repetirse.

Off The Record. Viaje. No se concretó la reunión Peña-Clinton debido a tiempos de agenda. Todo a su tiempo, ambos se necesitan.

El debate Clinton-Trump, apaciguará las turbulentas aguas si lo gana Clinton, sino agárrense todos.

150 millones de devaluados pesos para “infraestructura” el costo de la negociación chiapaneca para reanudar clases.

Refugiados de diferentes razas y colores se empiezan a notar como limpia parabrisas y “viene-viene” en las calles de la Ciudad de México.

George Bush, el jefe de la dinastía, anunció que votará por Clinton, en tanto los locos, neonazis y racistas llenos de odio lo harán por Trump.

Twitter: @luis_murat

Facebook: https://www.facebook.com/luisoctaviomurat

Blog: https://luisoctaviomurat.wordpress.com

off Regreso al pasado y el dólar sin freno: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off