Ralentiza Obama retirada de Afganistán

afganistanEl sorprendente éxito de los talibanes al hacerse con la ciudad de Kunduz hace dos semanas obligó a Estados Unidos a replantearse la salida de sus tropas de Afganistán.

La retirada, inicialmente prevista para el año próximo, va a escalonarse hasta el final del mandato de Barack Obama, en 2017, tal como ayer sugirió el Secretario de Defensa, Ashton Carter.

Según adelantó el diario The New York Times, el Presidente Obama va a anunciar los detalles este mismo jueves.

“Es importante decir estas cosas porque la narrativa de que abandonamos Afganistán es derrotista. No lo vamos a hacer y no podemos hacerlo porque supondría no aprovechar los éxitos cosechados hasta la fecha”, declaró Carter.

Catorce años después de que se iniciara su intervención en Afganistán, Estados Unidos aún tiene en el país centroasiático 9 mil 800 soldados.

Según los nuevos planes, esa fuerza permanecería allí hasta finales del año 2016, cuando se reduciría a 5 mil 500 efectivos.

Como hasta ahora, parte de ese contingente se dedicará a entrenar y aconsejar al Ejército afgano en el marco de la misión Apoyo Decidido (que dirige la OTAN), mientras que el resto seguirá con la búsqueda y captura de miembros de Al Qaeda, el autodenominado Estado Islámico y otros grupos extremistas que se esconden allí.

Avance talibán

Los talibanes, que desde su expulsión del poder en 2001 siempre han combatido a las fuerzas extranjeras y al Gobierno que apoyan, han reforzado su habitual ofensiva de verano desde que el pasado julio se revelara que su líder, el clérigo Omar, llevaba muerto dos años.

Ante el riesgo de división del grupo, su sucesor, Athar Mansour, trató de consolidar su poder con ataques osados en diversos puntos del país, cerrando la vía a las negociaciones de paz que habían acordado con el Presidente afgano, Ashraf Ghani.

Su éxito fulgurante en Kunduz, la única capital provincial que hasta ahora ha caído bajo su férula, no ha sido eclipsado por su incapacidad de controlar la ciudad de forma permanente ante el acoso de las fuerzas gubernamentales.

Aunque decidieron retirarse el pasado martes, el golpe de efecto supuso una sacudida para EU y sus aliados en la misión Apoyo Decidido. Muchos analistas han criticado la retirada de esa misión porque significaría entregar el país a los talibanes.

A pesar de sus avances, los 350 mil miembros de las Fuerzas de Defensa y Seguridad Nacional de Afganistán aún necesitan del apoyo aéreo y logístico de esa misión para sacar partido a su potencial, ya que la corrupción y las fracturas tribales dificultan su eficacia.

Alemania, el país que se ocupó de la reconstrucción provincial de Kunduz entre 2003 y 2013, ya anunció su disposición a mantener a sus soldados más allá de la fecha inicialmente pactada.

reforma.com

off
A %d blogueros les gusta esto:
Ralentiza Obama retirada de Afganistán – Libertad-Oaxaca off