¿Por qué la Bolsa mexicana lleva 6 semanas a la baja?

Factores internos y externos han contribuido con la mayor caída para un período similar desde 2008.

En solo mes y medio, el Índice de Precios y Cotizaciones (S&P/BMV IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) acumuló una caída de ocho mil 390 puntos, que lo llevó hasta un nivel de 41 mil 450 unidades, un mínimo de casi tres años.

De acuerdo con analistas, esta tendencia bajista estuvo provocada principalmente por factores internos, entre los que destacan la incertidumbre generada por la consulta sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y el surgimiento de la iniciativa en el Senado para prohibir el cobro de comisiones bancarias.

Esta caída es la mayor registrada para un periodo similar desde 2008, de acuerdo con información de Bloomberg.

“La presión y la volatilidad sobre el mercado mexicano va continuar en el corto plazo. No se está presentando un ambiente atractivo para los inversionistas, que han preferido sacar sus flujos de la bolsa mexicana y llevarlos a activos más seguros”, señaló en entrevista con El Financiero Jacobo Rodríguez, director de análisis financiero de Black WallStreet Capital. “Estamos esperando cómo viene el presupuesto para el siguiente año, preocupa mucho y genera nerviosismo como se va atender el gasto que implican los programas sociales propuestos por AMLO, debido a que la deuda del gobierno ya es bastante alta y de algún lado tienen que salir los recursos. Además, la propuesta sobre el posible uso de las reservas internacionales es otra variable que generan incertidumbre y presión sobre el país”.

Los niveles a tener en cuenta, según Rodríguez, son los 42 mil puntos, pues son un soporte importante y si perfora hay mucha probabilidad de que el siguiente piso se ubique en los 40 mil puntos.

En tanto, Héctor Romero, director general de Signum Research, comentó en entrevista que el nerviosismo interno se ha exagerado y que se ha perdido el avance de todo el sexenio, sin embargo, que factores como la caída del petróleo, el alza en las tasas de interés y otras variables externas también están presionando.

“No nos podemos dar el lujo de causar más incertidumbre, el primero de diciembre el presidente electo tendrá una gran oportunidad de causar certidumbre en lugar de ir en contra del mercado”, finalizó el especialista.

Grupo Financiero Monex señaló en un reporte enviado a clientes que la transición del nuevo gobierno es la variable que ha generado mayor volatilidad en los últimos días y que así se mantendría en los próximos días.

“Que se refleja en un incremento en el tipo de cambio, alza en las tasas de interés locales y una caída importante en el mercado accionario”, señalaron los analistas de Monex.

Durante la sesión del jueves, el S&P/BMV IPC perdió 2.11 por ciento, equivalentes a 893 unidades, arrastrado principalmente por las acciones del sector financiero.

Grupo Financiero Banorte (GFNORTE O) cayó 4.01 por ciento en la sesión, seguido de Inbursa (GFINBUR O), con 2.54 por ciento.

Los movimientos de la bolsa mexicana fueron en sentido contrario de las bolsas norteamericanas.

El promedio industrial Dow Jones ganó 0.83 por ciento, mientras que el índice S&P 500 y el tecnológico Nasdaq cayeron 1.06 y 1.72 por ciento, respectivamente.

Fuente: elfinanciero.com

off
A %d blogueros les gusta esto:
¿Por qué la Bolsa mexicana lleva 6 semanas a la baja? – Libertad-Oaxaca off