Plan estatal de desarrollo 2011-2016 (primera parte): Isaac Leobardo Sánchez Juárez*

Cada que una nueva administración estatal entra en funciones, tiene la obligación constitucional de entregar al Congreso y la ciudadanía en general el Plan de Desarrollo, un documento que tiene como propósito indicar el rumbo y dirigir la gestión del gobierno, estableciendo los objetivos, estrategias y líneas de acción a seguir, todo ello en función de un diagnóstico adecuado en materia económica, política y social.

A diferencia de anteriores administraciones, la actual tuvo la amabilidad de ponerlo a disposición inmediata de la ciudadanía a través de un portal en internet expresamente diseñado para ello. En mi opinión el documento está muy bien elaborado si se le compara con lo que antes se entregaba y da muestras de ser el resultado de un trabajo profesional. De hecho, la redacción estuvo a cargo del Centro de Estudios Estratégicos del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Ciudad de México.

Debo reconocer que no es un documento que pueda leerse y analizarse en unas horas, ya que es bastante extenso, así que en esta ocasión comentaré algunos generales del plan, para que en posteriores participaciones profundice en el eje correspondiente al crecimiento económico, competitividad y empleo.

Debo decirle amable lector que el Plan está bien diseñado, lo que refleja, quizás, un mayor interés y un nuevo estilo de gobierno, al leerlo da la impresión de que se tienen ganas de hacer bien las cosas. Lo que contrasta bastante con las pifias de la administración ocurridas durante los primeros cinco meses de gobierno. Por eso debe leerse e interpretarse con precaución. En mi opinión existen dos lecturas: 1) estamos frente a un gobierno estatal que quiere hacer bien las cosas pero no lo dejan y 2) estamos frente a un gobierno estatal que quiere simular hacer bien las cosas.

Aclaro lo segundo, cuando la nueva administración estatal contrata al Tec de Monterrey para la redacción intenta mandar un mensaje de profesionalismo y espíritu competitivo, rasgos con los que, algunos, identifican a esa institución. Pero, también existen otros que consideran que el Tec y su prestigio es mera mercadotecnia (muy similar a los productos milagro que se anuncian frecuentemente por televisión) y la publicidad no siempre se corresponde con calidad. En fin, las nuevas autoridades les encomendaron la redacción y el producto ya está listo, repasemos ahora lo sustantivo, su contenido.

En términos de su estructura el documento tiene una introducción, justificación legal, proceso de planeación, entorno actual, visión al 2016, cuatro políticas transversales (derechos humanos, equidad de género, pueblos indígenas y sustentabilidad), cuatro ejes principales, un apartado dedicado a la promoción del desarrollo equilibrado y dos anexos. En el primer anexo se detallan los mecanismos por medio de los cuales se dará seguimiento y evaluación al plan y en el segundo se mencionan los planes y programas gubernamentales para instrumental el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016.

Al menos en el papel y en la lista de los buenos deseos, las nuevas autoridades se plantean como reto construir un Oaxaca próspero y justo con estabilidad y paz social, en el que existan las mismas oportunidades para toda la población sin distingo de etnia, género, creencias, posición económica, ideología o edad. De instrumentarse adecuadamente y evaluarse, el Plan funcionaría como un mecanismo para fortalecer y consolidar la transparencia y la rendición de cuentas de la gestión pública, así como para presentar resultados en favor de la ciudadanía.

En el documento se presenta una visión de Oaxaca para el 2016 en economía, política y sociedad, mencionaré sólo la primera: “Oaxaca es un estado de trabajo y progreso, con una economía creciente basada en la competitividad y el uso racional de los recursos naturales, que genera cada vez más empleos dignos y mejor pagados. El desarrollo de las infraestructuras, el ordenamiento territorial, el clima para hacer negocios y los apoyos gubernamentales fomentan la inversión en todas las regiones y en todos los sectores productivos, especialmente en aquellos con mayor potencial y ventajas para desarrollar cadenas de valor, incorporar innovaciones tecnológicas, desarrollar la economía social y promover un crecimiento regional y comunitario más equilibrado”.

La visión 2016 es adecuada e incluye la mayor parte de los elementos a los que aspiramos los que deseamos un mejor Oaxaca en lo económico, posiblemente habría que añadir la importancia de un estado económicamente libre. Ahora bien, el último punto, el referente a un crecimiento regional equilibrado causa un poco de polémica, ya que de acuerdo con la ciencia económica regional, no existe una sola experiencia en el mundo donde esto se haya logrado, suena tremendamente utópico, lo demás es alcanzable, aunque no necesariamente en el plazo planteado en el documento, pero si en uno o dos sexenios más si se trabaja para lograr la visión planteada, tanto desde la esfera gubernamental como desde lo individual.

Para terminar por ahora mi participación, pero comprometido a continuar la siguiente semana, el Plan se divide, como lo mencioné antes, en cuatro ejes principales de concentración, para cada uno de los cuales se presenta un diagnóstico, objetivos, estrategias y líneas de acción.

El primer eje es el correspondiente al Estado de Derecho, gobernabilidad y seguridad, el cual aborda básicamente la función política y de justicia, así como el fortalecimiento a la autonomía indígena y la seguridad pública. El segundo eje es el de crecimiento económico, competitividad y empleo. El tercero es el referente al desarrollo social y humano, el cual plantea las acciones para mejorar las condiciones de vida. El cuarto eje es fundamental: Gobierno honesto y de resultados, se incluyen medidas para fomentar las finanzas públicas, la transparencia y combatir la corrupción. Por cuestiones de espacio dejo mis comentarios hasta aquí, pero continúo la siguiente semana…

Si lo deseas, sígueme en twitter:

@tiempoeconomico

* Profesor-investigador de la UACJ, doctorado en estudios del desarrollo regional.

off
A %d blogueros les gusta esto:
Plan estatal de desarrollo 2011-2016 (primera parte): Isaac Leobardo Sánchez Juárez* – Libertad-Oaxaca off