Piden a IP ayudar con las pensiones

pensionadosEl sector empresarial tendrá que entrar al quite para evitar que en 30 años México sea un País de viejos pobres, consideraron expertos en pensiones.

Consultados por separado, analistas aseguran que está en manos de las empresas ofrecer Planes Privados de Pensión (PPP) a sus empleados, en los que hagan una aportación cada vez que el trabajador ahorre de forma voluntaria.

Con la actual aportación de 6.5 por ciento del Salario Base del trabajador a su cuenta individual de retiro, un empleado que gana un salario promedio recibirá una pensión equivalente al 26 por ciento de su último salario.

Por esta razón fue que la OCDE recomendó el pasado jueves elevar la aportación hasta 13 o 18 por ciento.

El problema es que aún no se define si será el Gobierno o las empresas las que eleven la aportación para lograr una mayor pensión.

Los especialistas indicaron que el Gobierno ya no puede asumir un mayor costo por pago de pensiones, pues en 2016 una sexta parte de todo el gasto federal lo utilizará para cubrir sistemas de reparto y pensiones de trabajadores de la generación de transición (los que cotizaron a la seguridad social desde antes del 1 de julio de 1997).

Esto significa un desembolso de 618 mil millones de pesos.

José Luis Suárez, ex presidente del Colegio Nacional de Actuarios, expuso que aunque la reforma fiscal de 2013 redujo a las empresas el límite para deducir PPP (lo bajó de 100 a un rango de 47 y 53 por ciento), las compañías no han cancelado este beneficio que dan a los empleados.

“Si vuelven a la deducibilidad de 100 por ciento, se van a implantar más PPP y van a solucionar lo que el Gobierno no puede hacer.

“Si una Afore le va a otorgar 30 o 34 por ciento de su salario final a un trabajador, y le damos un Plan Privado de Pensión que le dé otro 30 por ciento, su pensión mensual llegaría a 60 por ciento de su último salario”, comentó el actuario.

En tanto, Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, dijo que la aportación a la cuenta de pensión podría elevarse con un esquema en el que por cada peso que el trabajador destine a su cuenta de pensión, el patrón aporte una cantidad igual.

Este esquema se llama Pari Passu, que significa “con igual paso”.

“El problema es que exista la voluntad para hacerlo”, advirtió.

En tanto, Alejandro Turner y Alejandro Villagómez, académicos del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), coincidieron en que el problema de fondo es que las pensiones serán bajas porque los sueldos en México son bajos, por lo que es necesario concentrarse en resolver este problema.

reforma.com

off Piden a IP ayudar con las pensiones – Libertad-Oaxaca off