Pegan a Segob ajustes y salidas

4005447La denominada “supersecretaría” del Gobierno federal es una dependencia remendada.

En lo que va del sexenio, la Secretaría de Gobernación suma más de 15 movimientos en puestos de alto nivel, ya sea por aspiraciones políticas, escándalos y hasta presuntos delitos electorales.

El caso más reciente -y polémico- es el de Arturo Escobar, ex dirigente del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) acusado por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) de violar la ley electoral.

Como subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana, Escobar estuvo en el cargo 78 días, entre el 9 de septiembre y el 25 de noviembre.

Su “legado” en dicha subsecretaría fue el desmantelamiento de su estructura original, desprestigio y descontrol interno.

En otras tres subsecretarías, de las seis con que cuenta la dependencia federal, también ha habido rotación de titulares en los primeros tres años de la Administración.

En la de Derechos Humanos se fue Lía Limón en medio de señalamientos de organismos internacionales por sistemáticas violaciones de garantías en nuestro País.

Llegó a ese puesto Roberto Campa, luego de dejar la subsecretaría de Prevención, cargo que ocupó entre diciembre de 2012 y abril de 2015.

En la de Población, Migración y Asuntos Religiosos, se fue Mercedes de Carmen Guillén Vicente y llegó el priista Humberto Roque Villanueva.

Tanto Limón como Guillén dejaron la Segob para convertirse en diputadas federales; la primera por el Verde y la segunda por el PRI.

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, consideró que la constante rotación de funcionarios ratifica la falta de institucionalidad en el Gobierno.

En entrevista, dijo que los cambios en sí mismos no son malos, aunque en algunos casos sí han generado cierto “entorpecimiento” del trabajo, como en el caso de la subsecretaría de Prevención.

“Más allá del tema de Escobar, ha vivido momentos complicados, desde que salió Roberto Campa, cuánto tiempo estuvo acéfala, y ahorita otra vez está en situación incierta”, apuntó.

La subsecretaría de Normatividad de Medios es actualmente ocupada por Andrés Chao, aunque al inicio del sexenio estuvo encabezada por Eduardo Sánchez, actual vocero de la Presidencia.

…Y en seguridad
Otra posición relevante con varios cambios durante el sexenio es la de Comisionado Nacional de Seguridad, que arrancó con el ex Jefe de la Policía del Distrito Federal, Manuel Mondragón.

Luego fue nombrado -y ratificado por el Senado- Monte Alejandro Rubido, quien salió tras la fuga del penal del Altiplano del capo Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El 28 de agosto llegó al puesto Renato Sales, ex Comisionado Nacional Antisecuestro.

El área con más cambios es el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), órgano que reparte a estados y municipios los recursos federales para seguridad.

Desde el arranque del sexenio han pasado por ahí José Ramón Martel, Monte Alejandro Rubido, el ex Gobernador de Campeche Jorge Carlos Hurtado y el ex subprocurador de la PGR, Felipe Muñoz.

Éste último dejó el cargo hace unas semanas y se prevé que su lugar sea tomado por Álvaro Vizcaíno, Coordinador del Sistema de Desarrollo Policial de la Policía Federal.

“El hecho de no tener la certeza de que un funcionario cuando entra se va dedicar a ser servidor público y no va perseguir otras cosas, indudablemente nos afecta.

“Porque habría que pensar si cuando estaban haciendo su trabajo lo estaban haciendo pensando en hacerlo bien o pensando en lo que seguía”, abundó Rivas.

Entre quienes se mantienen desde que inició el sexenio están los subsecretarios de Gobierno y de Enlace Legislativo, Luis Miranda y Felipe Solís Acero, respectivamente.

También Jorge Márquez, Oficial Mayor; Enrique Galindo, Comisionado de la Policía Federal; y María de los Ángeles Fromow, encargada federal de la implementación de la reforma penal.

reforma.com

off Pegan a Segob ajustes y salidas – Libertad-Oaxaca off