Papa, entre transfiguraciones y sepulcros blanqueados: Carlos Ramírez

papaLuego de haberse reunido feliz y contento con las oligarquías mexicanas religiosas y laicas, y ver de lejos desde vehículos a alta velocidad al pueblo en masa, el papa Francisco dibujó ya en Roma un México atrapado entre “ejercicios de transfiguración” pero sin referirse a los sepulcros blanqueados por la curia mexicana.

Las referencias bíblicas del pontífice dicen mucho. El “milagro de la transfiguración” ocurrió en una montaña donde Jesucristo estaba acompañado de Pedro, Juan y Santiago, y en los rezos se dio el milagro de la gloria divina y se escuchó, según las escrituras, la palabra “hijo” que venía desde el cielo. El hijo de Dios se transfiguró en el enviado del cielo. El milagro fue de la tierra al cielo.

Y si el papa Francisco se refirió a la forma en que la élite política de todos los partidos se benefició con el milagro de transfigurar la crisis en un mundo feliz huxleyiano –es decir: todo bonito pero en un sistema autoritario, una cárcel infinita–, perdió la oportunidad de exigir ver la realidad cuando estuvo en México; eso sí, participó en cuanta foto le pidió la élite del poder con sus familias, mientras el verdadero pueblo creyente se perdió en una masa amorfa y maltratada.

Lo mismo ocurrió con la forma en que la curia le escondió al papa la crisis en la jerarquía; el regaño ante los curas para que resolverán sus problemas “como hombres” –a golpes en las banquetas, como se entiende en México esa referencia– apenas tuvo que ver con los pleitos en las élites. Sin embargo, el problema con la jerarquía de la curia es mucho peor: corrupción, venta de indulgencias, tráfico de bendiciones, abusos sexuales escondidos y tolerados y relaciones con el crimen organizado a cambio de limosnas.

Es decir, el papa vio en la curia mexicana sólo “sepulcros blanqueados”, ese concepto que pronunció Jesucristo según el Evangelio de San Mateo 23:1-39. Jesucristo rompió lanzas contra los fariseos que engañaban con la religión y usó el concepto de sepulcros blanqueados para ilustrar basureros morales que se cubrían con polvo blanco ocultando la corrupción en actos hipócritas. “Guardaos de los sabios a quienes les gusta andar con vestiduras largas y recibir saludos en la plazas”, pero representando lo peor de la vida humana. “Sois semejantes a sepulcros blanqueados” (San Mateo 23:27).

Lo grave de las quejas del papa Francisco en Roma fue que se quejó del milagro de la transfiguración de la crisis mexicana por las élites gobernantes y dominantes, pero nada hizo en la realidad para acercarse al pueblo creyente. Basta revisar los sitios de los políticos de todos los partidos para percibir que las fotos fueron subidas con intención política, no de arrepentimiento de los pecados. Y el político que se llevó el premio mayor fue el gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles, que subió a la cantante Belinda en helicóptero oficial y permitió que se colocara en lugar prohibido, por relaciones personales: la religión avalando pecados.

El papa Francisco tuvo varias oportunidades para romper el cerco político de las oligarquías y de la curia mexicana, pero su silencio fue cómplice en su estancia en México; las quejas posteriores en nada cambiarán la decepción del pueblo creyente que vio a un papa atrapado por las redes del poder político, económico, social y empresarial porque el Estado Vaticano tiene más intereses geopolíticos que los compromisos morales de la iglesia católica.

 

-0-

 

Política para dummies: La política es el arte de mentir diciendo la verdad.

 

Sólo para sus ojos:

  • El gobernador quintanarroense Roberto Borge, al igual que el veracruzano Javier Duarte, ha marcado su territorio como exclusivo. Para que no cupiera duda quién manda en QR, el superasesor político de Borge, el exgobernador oaxaqueño Ulises Ruiz, aparece en la foto de los precandidatos a gobernador, junto al presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones. Un cacicazgo con la bendición partidista.
  • Si se rasca el caso del gobernador Aureoles y la cantante Belinda se verá una crisis política en puerta. La frivolidad de un gobernador del PRD en una entidad caliente por la violencia.
  • Y otro mensaje: la pieza clave de la candidata del PRI a gobernadora de Puebla, Blanca Alcalá, es el exgobernador Mario Marín Torres y toda la carga emocional del caso Lydia Cacho.

 

http://indicadorpolitico.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

off Papa, entre transfiguraciones y sepulcros blanqueados: Carlos Ramírez – Libertad-Oaxaca off