Panda-show cameral: Alán BATALLA

congreso-de-oaxacaEn la casa donde se elaboran, modifican, reforman o derogan leyes y reglamentos, ahí donde la violación es una práctica sistemática.

Valemadrismo  es lo que reina.

En la Cámara de Diputados pese a difundirse un horario para las sesiones ordinarias, eso no se cumple. Convocan a las 11 y se inicia cinco o nueve horas después.

El reglamento interior del Congreso del Estado establece:

“Artículo 18.-Los Diputados asistirán a las sesiones con puntualidad y permanecerán en ellas hasta que terminen, tomando asiento sin preferencia de lugar y guardando el decoro que corresponde a sus funciones”.

— ¡Ese Chabelo! —Grita el coordinador de los diputados priístas Alejandro Avilés Álvarez, a su compañero Manuel Andrés García Díaz, quien a paso lento sube al estrado.

De pronto, en el Salón de Sesiones, una parte de guapachosa cumbia costeña con el grupo “Los Conde Oaxaca”: “Palemón-Palemón”. El sonidero sale del micrófono de la curul del diputado Fredy Gil Pineda Gopar, una complacencia de bienvenida para el diputado Palemón Gregorio Bautista del PRD.

Es también ya común la cancelación de las sesiones: “Articulo 50.-Las sesiones ordinarias se verificarán en los días y a la horas que la Legislatura hubiere acordado y serán las que dispone el artículo 42 de la Constitución Política del Estado, comenzarán exactamente a la hora que acuerde la Legislatura y durarán el tiempo que se requiera para desahogar el Orden del Día”.

Una llamada a un teléfono celular  y de inmediato una joven se acerca al área de las curules. Martha Alicia Escamilla León, del PRI, entrega una bolsa a su auxiliar, minutos después sale del Salón y se dirige al sanitario y de ahí al estacionamiento.

Otra práctica contraria a la ley que juraron cumplir las y los legisladores al asumir el cargo es “congelar” iniciativas de ley, puntos de acuerdo, rebasando los tiempos establecidos:

“Artículo 35.- Las Comisiones Permanentes deberán presentar sus dictámenes ante la Legislatura, a más tardar a los 15 días de haber sido recibidos los Expedientes por las mismas; en el caso que no pueda dictaminar, la Comisión lo manifestará por escrito a la Legislatura, expresando el motivo de la demora y solicitando el nuevo plazo, el cual se le concederá́ con término perentorio. La Legislatura podrá́ conceder a la Comisión un plazo discrecional cuando el caso sea de indiscutible trascendencia…”

En el siguiente articulado, el 36, establece que los integrantes de las Comisiones Permanentes que en más de tres asuntos “no dictaminen dentro del término de quince días que estipula esta Ley, en la primera ocasió́n serán apercibidos; en la segunda serán sancionados con el descuento de dos días de dieta cada uno de ellos y en la tercera les serán descontados diez días de dieta”.

El desorden, la anarquía y las inasistencias a las sesiones es ya común: “Artículo 64.- Los Diputados tienen obligación de asistir a todas las sesiones y permanecer en ellas durante el tiempo de su duración. Tomarán asiento sin preferencia de lugar y guardarán compostura y decoro que corresponda a los miembros de la Legislatura. No se permitirá́ a ningún Diputado presentarse armado al Recinto del Salón de Sesiones, ni a las oficinas de la Cámara”.

No se presentan armados, pero sí con guaruras, guardaespaldas, como es el caso de la panista Antonia Natividad Díaz Jiménez.

Algunos de las y los diputados después de pasar lista se retiran sigilosos: “Artículo 65.- Los Diputados no pueden ausentarse de las sesiones antes que concluyan sin la licencia del Presidente, no debiéndose autorizar ninguna ausencia en el supuesto de que por ella no se complete el quórum”.

Es parte de la violación cotidiana a las leyes, en la Casa de los que hacen  Leyes y juraron cumplirlas.

Mazatlán Villa de Flores:

De la insurrección a la tragedia

A la pobreza, marginación y olvido en el que vive el municipio de Mazatlán Villa de Flores, se unió la ambición por los recursos económicos de la comunidad y remató con una tragedia: la muerte de dos insistentes aspirantes a la presidencia municipal.

La comunidad mazateca se atrevió a sacudirse del yugo caciquil político de los extintos Crispín Carrera Rayón y Diódoro Carrasco Palacios, otro tanto de Emilia García Guzmán —quien fue diputada local priísta, luego candidata a diputada por el PAN y hoy legisladora local por el PRI—.

Eran los años del llamado Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), 1994. Mazatlán Villa de Flores fue calificado como centro de entrenamiento zapatista por la simple presencia de dos alumnos del  clausurado Seminario Regional del Sureste, promotor de la Teología de la Liberación: Melquiades Rosas Blanco y Domingo García Mijangos.

Era el despertar de un pueblo harto de saqueos, hostigamientos, persecuciones, encarcelamientos y asesinatos. El pueblo indígena sacó sus banderas para reclamar  su derecho a elegir libremente a sus autoridades y exigir el respeto a su autonomía.

Melquiades Rosas llega al cargo municipal pese a las hostilidades gubernamentales; el respeto comunitario se impone y en el pueblo se manda obedeciendo. Después de un periodo de impase, Rogelio Rosas Blanco es impuesto como munícipe, entonces surgen las confrontaciones internas y las pugnas entre grupos. Nacen las ambiciones por el poder político municipal y los grandes recursos económicos recibidos por estar catalogado como un municipio altamente marginado.

Las divisiones son irreconciliables, y en una primera etapa llega como administrador municipal, Juan José Osante Pacheco, militante priísta.

En el 2015 la tragedia persigue al pueblo. Avelino  Martínez García compitió por segunda ocasión por la presidencia municipal. Fue acribillado el 5 de diciembre en la jurisdicción de El Vergel, Ejutla.

Meses atrás (30 de mayo), Mario Carrera López falleció en accidente carretero junto con su esposa. El finado asumió el cargo de presidente municipal el 1 de enero del 2014, sin embargo, fue impugnado en los tribunales por diversos grupos opositores. Pese a la defensa y tras la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, abandonó el cargo. Meses después fue a encontrarse con la muerte.

Mientras, el encono político sigue como una sombra sobre el pueblo mazateco.

(Alán BATALLA)

Vía @Viral_Noticias

off Panda-show cameral: Alán BATALLA – Libertad-Oaxaca off