¿Otro gobierno rehén del sindicalismo?: Luis Octavio Murat

En la cuarta edición de “Government and the Governed: A History of Political Ideas and Political Practice” (1939), libro de R. H. S. Crossman, quién escribió en el preliminar una advertencia que prudente es releerla, sobre todo, por los jóvenes gobernantes del presente: El político no puede (debe), por mucho que trate, confinarse o limitarse a un catalogo de las varias formas de estado que han existido, o a las diferentes ideas que sobre el Estado han profesado los hombres que le han precedido en el poder. No solo debe determinar los hechos, comentó Crossman, sino interpretarlos y el sentido en que lo haga depende, en parte al menos, de sus sentimientos personales y de su filosofía de la vida.

He releído esta advertencia para ilustrar la responsabilidad de gobierno, su turno y su tiempo, que no necesariamente debe ser igual o parecido a los anteriores y además, porque los acontecimientos recientes en Oaxaca que la tienen paralizada al igual que a 65 municipios del estado, afectan y distorsionan el funcionamiento de las instituciones públicas y privadas.

Estos actos de protesta y presión realizados por trabajadores de la CTM contra las autoridades de la Ciudad y del gobierno estatal, tienen como objetivo principal obligar a las autoridades de la Fiscalía a que “suelten” al secretario de finanzas de la CTM, Marcos Sánchez, acusado de ser presunto responsable de cinco asesinatos.

Los bloqueos realizados en distintas partes de la Ciudad ha obligado a que el ejército y la policía federal intervengan para despejarlos; los servicios médicos y ambulancias con personal médico abordo también fueron convocados debido a que los manifestantes se encuentran armados con metralletas para usos exclusivo del ejército como son las R-15 y AK-47.

Por si no fuera suficiente el disloque causado por los trabajadores cetemistas, los integrantes de la Sección 22 se animaron para protestar también, quizás recordaron que se acercan las fiestas de fin de año y cargar a los peregrinos cuesta, ya sabe usted, las posadas, la navidad, la rosca de reyes y el mezcal; así que decidieron hacer lo que si saben hacer: protestar, chantajear a las autoridades, suspender clases en 76 municipios y lanzarse en busca de calles para instalar sus bloqueos, aunque va a estar un tanto difícil debido a que la CTM acaparo la mayoría.

Estamos frente a una comedia de dos actos, la CTM en el primero y la S22 en el segundo. En el primero destaca la actuación del Fiscal, Ruben Vasconcelos, quien advirtió: La ley sobre todo y nada ni nadie por encima de ella.

Este caso trata de un asesino que no debe ser liberado a pesar de las presiones, bloqueos y chantajes ya conocidos y desgastados de tanto usarse. Apoyar al Fiscal para el cumplimiento de la ley es deber del gobierno que pretende ser y hacer un Estado diferente a los de sus antecesores y no limitarse al catálogo de las diferentes formas de gobierno en cuanto a las diferentes formas de entender, prever y controlar los movimientos humanos y, tal vez, algunas situaciones que la naturaleza nos permita como el construir diques para encauzar los ríos que amenazan desbordarse, o la clara y honesta reconstrucción de las casas y viviendas dañadas por el terremoto de septiembre.

El segundo acto de esta fase violenta es el tema de la educación a la que el Ejecutivo estatal se ha referido en el sentido de que “van a trabajar de la mano con la Sección 22 como lo hacemos con todos los sindicatos del estado”.

Si pensamos en el positivo imaginario, la declaración es prudente y madura, toda vez que hacer diferencias entre gremios es poco recomendable, pero no se puede negar que las hay en términos de fuerza y poder.

Sin embargo, lo anterior no implica tolerar a sindicatos como la S22 o la CTM para que violen el estado de derecho y configuren leyes a modo tal y como lo hicieron con anteriores gobiernos desde el de Heladio Ramírez hasta el de Gabino Cué.

Pactos gubernamentales y sindicales para procurar la gobernabilidad, pero no para progresar como estado productor; eso explica el porque Oaxaca, a pesar de su riqueza humana y natural, es una de las entidades mas atrasadas del país.

Culpa de los gobiernos si, culpa de las organizaciones sindicales si, culpa del caciquismo si, culpa de los pueblos por permitirlo si.

Ha tenido que salir a la palestra Aurelio Nuño para reafirmar que en cuestión de Educación ni un paso atrás con las Reformas Educativas y que el Estado Mexicano es el único rector del Sistema Educativo. Más claro ni el agua.

Finalmente, no hay que olvidar lo sucedido con las organizaciones sindicales, al través de los diferentes gobiernos de Oaxaca; la sangre que se ha derramado, la perdida de vidas, los alumnos que han sido dañados en su formación escolar, los dineros gubernamentales entregados al sindicalismo corrupto para terminar los chantajes magisteriales por un tiempo.

Pensemos entonces que es mejor gobernar con la ley en la mano que ser rehén de las organizaciones que enriquecen a sus líderes a base de bloqueos, suspensión de clases y chantajes pendulares.

@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

off
A %d blogueros les gusta esto:
¿Otro gobierno rehén del sindicalismo?: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off