Operador de El Azul, tras narcopelícula; pieza clave en el caso Kate

1374320Joaquín Guzmán Loera buscó hacer su película a través del entramado financiero que iba a montar Mauricio Sánchez Garza —aprehendido el miércoles en Jalisco—, identificado como operador de Juan José Esparragoza, El Azul, otro de los líderes del Cártel del Pacífico.

De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), la captura de Sánchez Garza es parte de una investigación que data de agosto de 2014, cuando las autoridades mexicanas descubrieron que El Chapo, estando preso, quería hacer una cinta y un libro autobiográficos.

Para las autoridades federales, el operador de El Azul será una pieza clave que aclarará el papel de Kate del Castillo y Sean Penn en la probable utilización de recursos de procedencia ilícita, luego de que se reveló que los actores tuvieron trato con Guzmán Loera.

El operador financiero del Cártel del Pacífico ya tenía experiencia en la industria cinematográfica. En 2006, vía Macri Inc., se había comprometido con el guionista Benedict Fitzgerald a invertir 30 millones de dólares en la producción de María Madre de Cristo, la precuela de La Pasión de Cristo que realizó Mel Gibson.

Gente de El Azul tras filme
Lo relacionan con la película que quería Guzmán Loera;  buscaba hacer precuela de una cinta de Mel Gibson.

Mauricio Sánchez Garza, capturado el miércoles pasado en Zapopan, Jalisco, fue nombrado por Joaquín El Chapo Guzmán como el encargado del entramado financiero de la película autobiográfica que el narcotraficante quería filmar con ayuda de Kate del Castillo, según una investigación de la Procuraduría General de la República (PGR).

Sánchez Garza, señalado como operador financiero de Juan José Esparragoza, El Azul, tenía experiencia en la industria cinematográfica. En 2006, a través de Macri Inc, se había comprometido con el guionista Benedict Fitzgerald a invertir 30 millones de dólares en la producción de María Madre de Cristo, precuela de La Pasión de Cristo, de Mel Gibson.

Acusado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos desde abril de 2014 de ser la cabeza de una organización de lavado de dinero, con sede en Guadalajara y al servicio de Rafael Caro Quintero y El Azul, ahora se sabe también que servía a los intereses de El Chapo Guzmán.

Las investigaciones federales señalan que la relación entre El Chapo y Sánchez Garza se remontan a 2009, cuando el empresario tapatío intentó conseguir préstamos por 40 millones de dólares, que al parecer en ese momento no se efectuaron.

La detención de Mauricio Sánchez Garza, con fines de extradición (la Corte Federal de Distrito para el Distrito Oeste de Texas lo acusa de lavado de dinero), es parte de la investigación; desde agosto de 2014 las autoridades mexicanas tuvieron información de que Joaquín Guzmán, estando preso, quería filmar una película autobiográfica y editar un libro sobre su vida.

Según la investigación de las autoridades mexicanas, Sánchez Garza será una pieza clave para deslindar responsabilidades en torno a la participación de Kate del Castillo y Sean Penn en la probable utilización de recursos de procedencia ilícita, ya que poseía aviones en los cuales pidieron haber sido transportados esos dos actores y los productores argentinos-españoles José Ibáñez y Javier Sulichin, identificados como los “greñudos” en las conversaciones entre El Chapo y Del Castillo.

Pero también se investiga si por órdenes de Guzmán Loera, Sánchez Garza ya había empezado a hacer los tratos comerciales con las empresas Kate del Castillo Productions y Royality Makeup, registrada el 14 de agosto de 2015, cuando ya había acuerdo entre Kate del Castillo y El Chapo para echar a andar el proyecto fílmico del narcotraficante.

Secuestro

Parte de las acusaciones que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, a través de la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC), derivaron de una investigación que tuvo que ver con extorsión y secuestro en torno a los derechos del guión María, Madre de Cristo.

En 2014, la revista Squire pudo documentar la firma del convenio por el cual Mauricio Sánchez Garza, Arturo Madrigal y Jorge Berlanga, que había sido esposo de Rocío Banquells y quien tenía muchos conocidos en el mundo de la farándula mexicana, se comprometían con la empresa Fitzgerald Myriam LLC a invertir 30 millones de dólares.

El hecho ocurrió el 16 de mayo de 2006 en una lujosa casa del condominio Dominion de San Antonio, Texas.

Cinco semanas después de la firma de convenio, Sánchez Garza demando a Fitzgerald ante la Corte Superior de California. Alegó fraude e incumplimiento de contrato oral. Mauricio Sánchez Garza quería despojar de los derechos de la película a Fitzgerald; además, reclamaba la devolución de un préstamo por 340 mil dólares que su empresa Macri Inc. le había otorgado para algunos trámites de La Pasión de Cristo.

En paralelo a que Fitzgerald cedía los derechos de su guión, Sánchez Garza y Madrigal entraron en un pleito por la venta del texto de la película a un productor de Hollywood. El primero quería vender; Madrigal no.

Sánchez Garza lo amenazó de que accedía a que se vendiera el guión o le haría daño a su familia. El 28 de mayo de 2008, el hermano menor de Madrigal fue secuestrado.

El pago del rescate era una carta firmada cediendo todos los derechos del guión a nombre de Jorge Vázquez Sánchez, socio de Mauricio Sánchez Garza.

Tres semanas después de la liberación del hermano de Madrigal, Mauricio Sánchez y Jorge Vázquez vendieron los derechos del guión a María Aloe en un millón de dólares.

En mayo de 2012, Jorge Vázquez Sánchez se declaró culpable en una corte federal de Texas de extorsión y lavado de dinero y fue sentenciado a siete años de prisión. Estados Unidos obtuvo el acuerdo que obliga a Vázquez a renunciar a una participación de 10% en beneficios de la película María, Madre de Cristo, que tenía junto con Sánchez Garza.

En bitácora, personajes cercanos a Kate

En agosto de 2014, cuando las autoridades mexicanas tuvieron información de que Joaquín El Chapo Guzmán quería filmar una película autobiográfica y editar un libro sobre su vida, y que Kate del Castillo estaba relacionada con el proyecto, nombres de personajes de la farándula fueron mencionados en la investigación.

La Marina entregó al presidente Enrique Peña Nieto un documento tituladoBitácora de la Aprehensión de Joaquín Guzmán Loera, en el cual se menciona al cantante Emmanuel; a Roberto Arteaga, exrepresentante de la cantante Alejandra Guzmán, y Andrea Vega, identificada como enlace de Los Tucanes de Tijuana y la Banda El Limón, el productor argentino-español José Ibáñez, el comentarista deportivo y exfutbolista Luis García, además de Kate del Castillo.

Para la elaboración de la investigación, que a final de cuentas fue una de las rutas para dar con el paradero y la recaptura del narcotraficante, la Marina tuvo colaboración de la DEA.

Después de la recaptura de Guzmán Loera, Arely Gómez, titular de la PGR informó que “otro aspecto importante que permitió precisar su ubicación fue el haber descubierto la intención de Guzmán Loera de filmar una película biográfica, para lo que estableció comunicación con actrices y productores, lo cual ya forma parte de una nueva línea de investigación; incluso, las tareas de seguimiento permitieron documentar los encuentros entre los abogados del ahora detenido y estas personas”.

Reuniones
En octubre de 2014, según los informes de inteligencia federal, el abogado Andrés Granados Flores y Kate del Castillo se empezaron a poner de acuerdo sobre los planes de El Chapo. La primera reunión ocurrió en junio de 2015.

Con la huida de El Chapo en 2011 fue que la Marina y la DEA retomaron la redes de inteligencia en torno a personajes cercanos a Kate del Castillo.

Uno fue el comentarista deportivo y exfutbolista Luis García, que estuvo casado con Kate entre 2001 y 2004.

En la bitácora también se menciona a José Ibáñez, un productor argentino- español que en el 2003 fue parte de la producción del documental Comandante, de Oliver Stone, en torno a la figura de Fidel Castro.

Según informes de inteligencia y que son con los cuales se preparó parte del expediente del caso, Ibáñez y otro productor, Javier Sulichin, fuero los acompañantes de Kate del  Castillo y Sean Penn a la cita que éstos tuvieron el 2 de octubre en uno de los escondites de El Chapo y que en el texto de Rolling StonePenn describe como “jungla”.

El documento entregado al Ejecutivo Federal menciona que no es que los personajes mencionados tengan ligas con la delincuencia organizada, sino que se les dio seguimiento a partir de criterios como la cercanía con Kate Del Castillo, que tenía una comunicación con El Chapo Guzmán para la producción de sus películas y la otra a partir de la agenda laboral de los artistas y los representantes de éstos.

Como fue el caso de Emmanuel y el exrepresentante de la también cantante Alejandra Guzmán.

En la  investigación se pudo conocer cada uno de los lugares en donde se presentaron y hacer una valoración de sus relaciones laborales y poderles dar seguimiento a partir de mecanismos de inteligencia.

off Operador de El Azul, tras narcopelícula; pieza clave en el caso Kate – Libertad-Oaxaca off