Oaxaca, referente cultural de México: entre la FILO y el Festival de Día de Muertos: *Francisco Ángel Maldonado Martínez

Las últimas dos semanas de octubre y la primera de noviembre se han convertido en un verdadero banquete cultural para locales, turismo nacional y extranjero en Oaxaca. Nuestra Verde Antequera ha sido estos días un deleite por dos acontecimientos para la vida cultural del país. El primero la edición 39 de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca, en el que por primera vez el 65% del programa estuvo conformado por mujeres escritoras que representan dignamente el increíble oficio de contar historias; el segundo, el Día de Todos los Santos, que involucra no solo a la ciudad de Oaxaca sino a municipios vecinos que son el destino favorito de propios y extraños por la magia de sus panteones y sus famosas y ahora internacionales comparsas. Desde Xoxo y Atzompa hasta San Agustín y Guadalupe Etla, estas comunidades son las mejores sedes para pasar este fin de semana.

 

¿Qué hay detrás de este periodo de fiesta y alegría que no existía en años anteriores en Oaxaca? En principio, y hay que decirlo claramente, está la voluntad del Gobernador Alejandro Murat Hinojosa y de su esposa, la Señora Ivette Morán por convertir a Oaxaca en escenario de eventos de clase mundial, y colaborar, en el caso de la FILO, con la gran organización que encabeza Guillermo Quijas, sin duda uno de los mejores editores de México y América Latina al frente de Almadía y el Fondo Ventura. Oaxaca está de fiesta, y las últimas tres semanas han demostrado que se rompió el ciclo turístico estacional, que dependía básicamente de las Fiestas de Julio. Hoy la ciudad de Oaxaca es destino de referencia todo el año.

 

Del 19 al 27 de octubre la FILO logró su propósito, ser escenario de las mayores expresiones del género literario. Se llevaron a cabo más de 500 actividades y visitaron Oaxaca cerca de 400 autores, desde el multipremiado Salman Rushdie hasta Valeria Luiselli, que es quizá la mayor representante de las letras mexicanas en este momento, la juventud oaxaqueña tuvo la enorme oportunidad de acercarse a quienes definen, en gran medida, la consciencia de nuestra sociedad a nivel nacional e internacional. La FILO, como lo señaló en entrevista el Gobernador Alejandro Murat, se ha convertido en un foro capaz de competir con las mayores ferias del libro del país y la región, como la FIL de Guadalajara.

 

Los dos motivos de la FILO hablan del momento que vivimos. Por un lado la perspectiva de género que ya no es un valor adicional de los programas de gobierno sino un principio social. Que las mujeres hayan sido las protagonistas de la FILO habla bien de sus organizadoras, y con ello se avanza en convertir a Oaxaca en un estado de avanzada en la defensa de las causas feministas. El segundo motivo, el homenaje al Maestro Francisco Toledo, fue un acto de reconocimiento a la labor artística y altruista de quien sin duda fue el mayor artista plástico mexicano vivo en este siglo y que alcanza en el firmamento a Rufino Tamayo y a Rodolfo Morales. Toledo hubiera disfrutado este magno evento dedicado a la discusión literaria y cultural, pero también con una orientación pedagógica que busca que los más jóvenes encuentren en sus presentaciones la vocación para transformar sus vidas.

 

Una vez concluida la FILO, las fiestas dedicadas a nuestros muertos han resultado todo un éxito. Desde el jueves Oaxaca se inundó de un ambiente lleno de misticismo en el que sobresale el valor de nuestra cosmovisión indígena y también la familiaridad que mueve a cientos de personas a acudir a los panteones a velar en espera del retorno de quienes solo corpóreamente se han ido, pero permanecen en nuestros corazones. Precisamente el viernes se llevó a cabo una tradicional comparsa que partió de la Calzada Porfirio Díaz al Centro Cultural y de Convenciones. Una comparsa en la que participaron familias enteras, y que atravesó el Barrio de Jalatlaco, un espacio que se ha convertido en corazón de estas fiestas, y que junto con el primer cuadro del Centro Histórico estuvo a rebosar de visitantes.

 

En el Centro de Convenciones, el Gobernador y su esposa, quien previamente había encabezado al equipo que elaboró el altar monumental en este recinto, premiaron los mejores disfraces y convivieron en una fiesta que demostró que, contrario a otras épocas, en Oaxaca hay un clima de paz en el que las autoridades y la ciudadanía pueden ser parte de las mismas fiestas. Al igual que al albergar la FILO, el Centro de Convenciones es el nuevo punto de referencia para disfrutar de la sana convivencia. Por su capacidad y comodidades, así como por su cercanía al Centro Histórico, es una ventaja única que no se tenía en el pasado.

 

No quiero dejar de señalar que el domingo pasado Oaxaca fue el gran protagonista de la ceremonia de inauguración del Gran Premio de México de la Fórmula 1, un evento que se transmite en todo el mundo y que se calcula que fue visto por más de 150 millones de personas. Como preámbulo de la carrera de los mejores pilotos del mundo, y que ganó el británico Lewis Hamilton, las delegaciones oaxaqueñas hicieron vibrar al autódromo Hermanos Rodríguez con los sones, jarabes y chilenas de la Guelaguetza. Por primera vez, los carriles del autódromo que alberga eventos de talla internacional, fueron testigos de la Flor de Piña, la Danza de la Pluma, el Jarabe del Valle, entre otras danzas de nuestra Guelaguetza, lo que coloca a Oaxaca ante los ojos del mundo.

 

De octubre a noviembre se ha inaugurado una nueva época oaxaqueña para vivir al máximo nuestra cultura y tradiciones. No hay destino turístico que haya crecido tanto en los años recientes que Oaxaca y su ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad. Detrás de este logro que nos coloca como referente de México por encima de otras ciudades coloniales, hay cientos de historias de esfuerzo y dedicación, que van de nuestros artesanos a nuestros danzantes, pasando por nuestros músicos y nuestras cocineras. Hay un nuevo espíritu colaborativo para que quienes visitan nuestro estado se enamoren de él y para que quienes ya lo han hecho deseen volver siempre. Se está cumpliendo la premisa del Gobernador Alejandro Murat: “Más Oaxaca en el mundo y más mundo en Oaxaca”.

 

*Director General del ICAPET

A %d blogueros les gusta esto:
Oaxaca, referente cultural de México: entre la FILO y el Festival de Día de Muertos: *Francisco Ángel Maldonado Martínez – Libertad-Oaxaca