Nuevo centro pone a Rusia a la cabeza de potencias espaciales

140319183803-seoul-ddp-birdview-horizontal-large-galleryMoscú.- Rusia se puso de nuevo a la cabeza en materia espacial, ahora tras la apertura, al segundo intento, del cosmódromo Vostochni, el de más reciente creación en el mundo, donde suman 28 las instalaciones de este tipo.

La inauguración del nuevo centro espacial, localizado en Siberia, el 27 de abril fue accidentada pues el primer lanzamiento debió aplazarse por motivos técnicos 24 horas.

Con dos plataformas de lanzamiento, un aeropuerto, un centro de preparación para los cosmonautas y otras infraestructuras, entrará en pleno funcionamiento en 2020.

El objetivo es reemplazar al de Baikonur, el primero del mundo y que inició sus actividades de manera oficial en 1955, cuando Kazajstán, donde se ubica, era parte de la extinta Unión Soviética, que en total erigió cuatro puertos espaciales.

Estas instalaciones son diseñadas y erigidas para el lanzamiento, regreso o asistencia técnica de cohetes y naves espaciales. Habitualmente ocupan extensas superficies para evitar riesgos a la seguridad de instalaciones y vidas humanas.

También su emplazamiento es cerca de la línea del Ecuador y los lanzamientos son en dirección Este, a fin de aprovechar al máximo el impulso de la rotación de la tierra y llegar a la órbita geoestacionaria.

Estados Unidos, la otra potencia espacial del mundo, tiene cuatro bases de lanzamiento: Cabo Cañaveral (actual centro espacial John F. Kennedy y sede de la NASA), Vandenberg, Wallops y White Sands.

El primero, que data de los años 50 del siglo pasado, es el más conocido. Está situado en la Península de Florida, a cien kilómetros de Orlando, junto al océano Atlántico, en la costa de Florida, y si se da un fallo los cohetes caen al mar.

China, potencia espacial emergente, posee cuatro bases de lanzamiento, dos solo para misiones militares, y las otras dos de doble propósito.

La más grande y antiguo es Jiuquan, que funciona desde 1958. En 2003 el primer taikonauta salió desde allí al espacio.

El Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan (JSLC) se ubica en la provincia de Gansu, en el noroeste de China, en el desierto de Gobi.

Por su parte la Agencia Espacial Europea (ESA) tiene su puerto espacial de Kourou, también conocido como Centro Espacial Guayanés, cerca del pueblo de Kourou, en la Guayana Francesa, con 850 kilómetros de extensión.

Por su cercanía con el Ecuador, se pueden lanzar desde allí naves espaciales con un importante ahorro de combustible gracias a la gran velocidad lineal de rotación de la Tierra cerca de la latitud cero.

El centro espacial Tanegashima (Japón) fue fundado en 1969. Se ubica en la costa sureste de la isla de Tanegashima. El primer satélite nipón fue lanzado a la órbita desde ahí en 1970.

Una nueva base espacial fue la “Sea Launch”, creada en 1995 como un consorcio de cuatro compañías de Noruega, Rusia, Ucrania y Estados Unidos, gestionado por Boeing, con la participación de otros accionistas.

Operado por los rusos y estadunidenses, este servicio de lanzamiento de nave espacial comercial utiliza una plataforma móvil marina de lanzamientos desde la línea Ecuatorial.

La base espacial esta compuesta por dos partes, la plataforma de lanzamiento llamada “Odyssey” y el Launch Commander, un buque desde donde se opera todo el proceso de lanzamiento en forma automatizada.

Notimex

off Nuevo centro pone a Rusia a la cabeza de potencias espaciales – Libertad-Oaxaca off