No perdona Messi al Tricolor

MESSIEA Lionel Messi le bastó una jugada para borrarle la sonrisa a todo México.

Para contener a un monstruo como Leo y a la mejor Selección del mundo, el Tricolor apeló al espíritu de equipo y lo hizo bien durante 83 minutos al tener una ventaja de dos goles, porque en los siguientes cinco la Albiceleste aceleró para el 2-2 en el Estadio AT&T.

México estuvo cerca de robarse las portadas, de salir con el rol protagónico. Cerca, como tantas otras veces, de dar ese golpe de autoridad y que ahora se esfumó por un error de Moisés Muñoz y la genialidad de Sergio Agüero y Messi.

Al 84′, el portero mexicano se fue en banda tras un pase largo y Ezequiel Lavezzi mandó el centro para el gol de Agüero. Al 88′, Leo recibió con el pecho un pase del “Kun” y con la zurda venció a “Moy”.

México sabía que regalarle tres metros a Argentina y 10 centímetros a Messi era ponerse la pistola en la sien. Por eso cerró los espacios.

Un saque de banda al 33′ cerca del área argentina ejemplificó la situación ya que 7 mexicanos se agruparon en 20 metros; lo suyo fue jugar en bloque.

El Tri esperó a la Albiceleste y la hirió con trazos largos. Detectó el punto flaco en el central izquierdo Nicolás Otamendi y por ahí pegó. El defensa cometió el penal sobre Raúl Jiménez que fue bien cobrado por Javier Hernández al 19′.

El central, rústico, pensó que había provocado un tiro de esquina y hasta recibió una felicitación del portero Nahuel Guzmán. Con el gol, Hernández enterró la imagen de su último penal, ese resbalón con el Manchester United que marcó su salida tras el brutal gesto de Louis van Gaal.

El “Chicharito” falló dos claros mano a mano, mientras Moisés Muñoz le tapó tres opciones de gol a Ángel Correa, tras dos pases de Messi, antes de que perdiera la concentración y le abriera la puerta a Argentina.

En su primera modificación táctica (jugó 5-3-2), Ricardo Ferretti adelantó a Miguel Layún por izquierda y de ahí vino el centro retrasado a Héctor Herrera, quien antes de esta gira no había anotado con el Tri y regresó a Porto con dos goles

México advirtió que le jugaría sin miedo a Argentina y así lo hizo, pero la defensa una vez más se encargó de ponerle drama al partido, de ensuciar un duelo perfecto ante un equipo al que no se le gana desde 2004.

El “Tuca” estuvo a punto de salir con mucho oxígeno para enfrentar a Estados Unidos el 10 de octubre por el pase a la Confederaciones, pero Agüero y Messi le vaciaron un poco el tanque.

www.cancha.com

off No perdona Messi al Tricolor – Libertad-Oaxaca off