No dejaremos nuestras armas.- EZLN

4019451Al conmemorar el 22 aniversario de su levantamiento contra el Gobierno federal, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) aseguró que no dejará sus armas con las que enfrentaron al Ejército mexicano.

“Tenemos a un lado nuestras armas, no las dejaremos, estarán con nosotros hasta el final”, expresó el Subcomandante Insurgente Moisés.

En su discurso de casi 40 minutos, acusó al Gobierno de mantener una guerra de contrainsurgencia y financiar a grupos paramilitares.

El dirigente rebelde recordó que el 1 de enero de 1994 se alzaron en armas para decir ya basta a la marginación e injusticias del sistema.

Dijo que las causas que los orillaron a la rebeldía prevalecen.

Los pueblos originarios, señaló, reclaman tierra, trabajo, alimentación, educación, salud, vivienda, independencia, democracia, libertad, justicia y paz.

“Estas demandas fueron lo que nos hicieron levantar en armas porque es lo que hace falta a los pueblos originarios y a la mayoría de este País y en todo el mundo”, expresó.

Su lucha armada, reclamó, cambió al diálogo por la promesa gubernamental de resolver las exigencias de los indígenas, pero los ofrecimientos fueron olvidados.

Por el contrario, criticó, las autoridades han mantenido una política asistencialista que ha provocado división y dependencia de las comunidades indígenas, además que los programas sociales han tenido un uso electoral con fines partidistas.

“(El Gobierno) ofrece y reparte migajas aprovechando la ignorancia y la pobreza de algunos”, sostuvo el subcomandante.

Sin embargo, resaltó, los zapatistas optaron por construir su Gobierno autónomo.

“Entendimos que era necesario construir nuestras vidas nosotros mismos, nosotros mismas, con autonomía”, manifestó.

“En medio de las grandes amenazas militares y paramilitares y las constantes provocaciones del mal Gobierno empezamos formar nuestro propio sistema de Gobierno, nuestra autonomía, con nuestra propia educación, nuestra propia salud, nuestra propia comunicación, nuestra forma de cuidar y trabajar a nuestra madre tierra, nuestra propia política como pueblo y nuestra propia ideología de cómo queremos vivir como pueblos con otra cultura”, explicó.

El EZLN conmemoró el 22 aniversario de su alzamiento con una ceremonia cívica y un baile popular en el caracol de Oventic.

“Ahora nuestra lucha está avanzando, poco a poco, y nuestras armas de lucha son nuestra resistencia, nuestra rebeldía y nuestra palabra verdadera, y no hay montañas ni barreras que puedan impedirla, sino que llega hasta el oído y corazones de otros hermanos y hermanas en el mundo entero”, dijo el líder.

reforma.com

off No dejaremos nuestras armas.- EZLN – Libertad-Oaxaca off