Niños y niñas trabajadores, la otra cara del 30 de abril

IMG-20160430-WA0021Los festejos para muchos, no han llegado y no llegarán. Las condiciones económicas de los padres de familia limitan a recordar y celebrar este 30 de abril Día del Niño.

La falta de oportunidades ha obligado a José, Juan, Benito, Carmen y decenas de niños y niñas más a trabajar a corta edad.

Se les ve en las calles, cruceros y demás lugares en donde ofrecen desde dulces, cigarros, rosas y productos en donde podrían obtener ganancias mínimas pero al final recursos para contribuir en la economía familiar.

Aunque esta práctica está prohibida por las autoridades, la necesidad ha expulsado a estos niños y niñas de sus hogares y buscar emplearse o autoemplearse.

Para ellos y ellas los festivales, los festejos y celebraciones pasan a segundo término, lo importante es llevar el sustento al hogar.

Cuando tienen la oportunidad de participar en algunos de estos eventos en donde las autoridades los recuerdan un día al año y los olvida los otros 364 días, son tímidos pero intentan olvidar lo difícil que ha sido su vida.

Hoy, para muchos hay poco que festejar, pero también saben que aprovechar estos festivales organizados por autoridades municipales, organizaciones sociales entre otros son la única oportunidad para recordarse que aún no tienen la edad para trabajar.

Carina García/Libertad-Oaxaca.info

 

off Niños y niñas trabajadores, la otra cara del 30 de abril – Libertad-Oaxaca off