Migración, desarrollo y comercio: Luis Octavio Murat

La pobreza al igual que las guerras han provocado, a lo largo de la historia del mundo, un sin número de dificultades como son las migraciones humanas que, ante la agudización de las crisis, se han reanudado tanto en Europa como en América. Las migraciones humanas los contemplamos a diario, a través de los medios de comunicación que proyectan dramáticas escenas de personas que mueren en el mar a causa de frágiles embarcaciones que no soportan el peso de tanta gente que pretende llegar a países en los que puedan encontrar comida, trabajo y seguridad.

España, Italia, Grecia, Alemania, Francia, Inglaterra, han sido los países que más han contribuido para recibir a miles y miles de seres humanos que, por tierra y mar, llegan a sus costas y fronteras.

Los dramas de la migración no terminan y estas continúan desde Africa, Medio Oriente, Asia y desde aquellas partes del mundo donde la vida se ha hecho imposible, porque los sistemas económicos se agotaron y no dieron para más, o en donde el abuso del poder desequilibró el reparto de la riqueza, y la pobreza se convirtió en miseria y el presente se hizo absurdo, y el futuro desapareció al no haber esperanza alguna.

Es por ello que la migración significa ausencia de oportunidades, como les sucedió a los alemanes, a los suecos, a los italianos, a los españoles, a los que huyeron de los países bálticos, a los griegos, a los rusos, a los árabes, a católicos y judíos, y a todos aquellos que fueron obligados a emigrar a causa de las guerras, del hambre y la miseria.

En América, al igual que en el resto del mundo, no escapamos del azote de la pobreza que el subdesarrollo provoca, causando desesperación y angustia que obliga a escapar de las consecuencias de sistemas económicos injustos, de muy ricos y de muy pobres.

Al respecto, Carlos Slim, ingeniero mexicano, descendiente de migrantes árabes, empresario que construyo un sólido imperio financiero, y que tiene como patrimonio neto 66. 6 miles de millones de dólares americanos, y que además esta considerado como uno de los empresarios más ricos del mundo, declaró desde Madrid, algo que ya sabíamos, pero que vale la pena recordar debido a que con frecuencia parecen olvidar empresarios y gobernantes: “[…] El muro más efectivo que puede construirse entre Mexico y Estados Unidos está constituido por la inversión y las oportunidades de empleo”, declaración que se interpreta como una clara referencia a las amenazas del presidente Trump, en el sentido de paralizar el gobierno de Estados Unidos si el Congreso no le aprueba los fondos que necesita para construir el muro que, según él, detendría la migración de latinoamericanos a su país.

“La gente se va porque no encuentra oportunidades, no se van de turistas. Estados Unidos y las naciones de Centroamérica deberían sellar acuerdos en inversión y no solo en comercio”, afirmó el empresario durante una conferencia en Madrid de la Constructora española FCC de la que es accionista.

Coincidiendo, durante una visita reciente que hizo a Oaxaca, otro personaje que a diario capta la atención de los medios de comunicación, y que en breve será presidente de México, Andrés López, dio a conocer varias propuestas, entre ellas, el proyecto del Tren Transpeninsular de carga y pasajeros con longitud de 334.69 Km., conectando con Mérida-Punta Venado y Valladolid.

Este proyecto se ha planeado para abrir el comercio internacional del Pacífico al Golfo de México, a fin de intensificar el comercio con Asia y África.

Una segunda etapa del magno proyecto consistirá en desarrollar un Programa Bilateral que incluiría el tren de alta velocidad que recorrerá Cancún – Tulum – Bacalar – Kalakmul – Palenque, seguido de un programa al que aporten fondos México-Estados Unidos y Centroamérica, para incluir proyectos de desarrollo y con la finalidad de bajar la presión tributaria en la frontera México-Estados Unidos.

El virtual presidente electo propone construir las condiciones necesarias para que no haya necesidad de que los nacionales de otros países americanos busquen, como solución a su pobreza y falta de desarrollo, la migración hacia Estados Unidos.

“Estoy seguro que podemos llegar a acuerdos con el Presidente Trump para enfrentar tanto el fenómeno migratorio como el problema de la seguridad fronteriza sobre la base de cooperación para el desarrollo y bajo la premisa de que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia”, aseguró el hombre de Macuspana.

Y no le falta razón, ni a él ni al hombre del Imperio Carso; porque habiendo empleo, comida, salarios dignos y suficientes, escuelas de alto nivel y oportunidades educativas, seguridad y gobiernos honestos, pues no sería necesario arriesgar la vida y la libertad individual para ir en busca de mejores oportunidades de vida y alucinaciones del “sueño americano”.

@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

off
A %d blogueros les gusta esto:
Migración, desarrollo y comercio: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off