Mientras AMLO pinta su raya, Batres llama cínico a Monreal

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador descarta entrometerse o mediar en el conflicto entre los senadores morenistas Ricardo Monreal y Martí Batres, este último calificó de cínico el llamado del coordinador de la bancada a no crear más problemas tras su relevo de la Mesa Directiva de la cámara alta.

Ante una pregunta en su conferencia de prensa matutina, el mandatario federal evitó pronunciarse por el diferendo y afirmó que quienes se dedican a la política tienen que actuar poniendo por delante los ideales y principios.

Aparte de eso, anunció que enviará una carta al Congreso para expresar su punto de vista y pedirles que no abandonen el movimiento ni al pueblo.

“Ya no ayudan quienes solo piensan en sus intereses personales, tiene que haber mística, convicciones, entrega total a la causa pública, no son los cargos lo que debe de importar, sino la contribución a los cambios, en este caso a la trasformación del país”, dijo en conferencia de prensa donde afirmó que también tiene que haber discrepancias, polémica y libertad.

López Obrador descartó que esa ruptura entre los legisladores morenistas afecte las reformas que plantea su gobierno, toda vez que las propuestas que se hacen al Congreso son para beneficiar al pueblo, “entonces no solo los legisladores de Morena sino de otros partidos nos están apoyando y aprueban nuestra iniciativas de ley”.

En tanto, el aún presidente del Senado, Martí Batres, consideró cínico el llamado del coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, a sumarse a ese grupo parlamentario luego de elección de Mónica Fernández para ser impulsada como la nueva titular de la Mesa Directiva.

“Me parece que es un llamado cínico del senador Monreal, porque lo que hace es sacarme del espacio donde estoy participando, y luego me hace un llamado a involucrarme en el trabajo del grupo parlamentario, pues es absurdo, si él me está sacando de la instancia que corresponde, donde está mi trabajo político, mi trabajo parlamentario”, aseveró en entrevista con Notimex.

“Es como si sacáramos a un presidente de una comisión y luego le decimos ‘incorpórate, vente, únete al trabajo’; es un llamado completamente cínico el que hace el senador Monreal”, insistió.

De acuerdo con Batres, el procedimiento llevado a cabo ayer representa un abuso de poder, fundamentado en una obsesión y ambición sin límite.

Acusó también que la elección en la que se eligió a Fernández como próxima presidenta de la Mesa Directiva para el segundo año de la Legislatura representa una traición a los postulados de Morena, además de ser fraudulenta, pues se metieron “cachirules” al permitir que integrantes de la bancada del partido Encuentro Social participaran, lo que distorsionó el resultado, pues de otra manera, él hubiera ganado esa votación.

“El ejercicio electoral que se hizo este lunes fue viciado por las trampas de Ricardo Monreal, y el resultado de la elección es un resultado fraudulento”, acusó.

Con acciones de esa índole, aseveró, “se traicionan los ideales de Morena, porque Morena nació para luchar contra el fraude electoral, y lo que hoy vivimos fue una maniobra electoral interna”.

Batres resaltó que seguirá trabajando por la transformación de México, apoyará la agenda legislativa que impulse el presidente López Obrador, la agenda de reformas que impulse la sociedad mexicana, así como las agendas de reforma que se deriven de los principios de Morena.

El presidente de la Mesa Directiva, cargo que ocupará el cargo hasta el próximo 31 de agosto cuando se vote en el pleno del Senado la propuesta de Mónica Fernández, señaló que no abordará el tema con el Ejecutivo federal, debido a que es un tema interno de partido.

Asimismo, reiteró que estos procesos viciados y fraudulentos afectan la vida de la bancada, se proyecta una imagen de división, de fractura y se afecta la imagen de Morena.

“Se pretende retroceso, se quiere regresar a las épocas del pensamiento único, en el control del órgano legislativo por un solo individuo. Por todos lados que lo veamos es ominoso, es un retroceso, entonces, naturalmente debe haber una impugnación y una crítica al respecto”, concluyó.

Respecto al proceso interno para renovar la dirigencia nacional de Morena, cuestión en la que también se prevé un enfrentamiento entre diversos líderes,  el senador Batres señaló que no opinaría sobre ese tema.

Forbes

off
A %d blogueros les gusta esto:
Mientras AMLO pinta su raya, Batres llama cínico a Monreal – Libertad-Oaxaca off