México contempla importar petróleo

El director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, aprovechó el festejo del 45 Aniversario del Instituto Mexicano del Petróleo para plantear un escenario que habían vaticinado analistas desde 2007: la posibilidad de importar crudo para “mejorar el rendimiento de su Sistema Nacional de Refinación”, que está recibiendo crudo de mala calidad de los propios yacimientos mexicanos y por la constante caída de la producción.

La secretaría de Energía, Georgina Kessel ratificó el planteamiento del director de Pemex al comentar que “esto no significa que México dejará de ser exportador de crudo”.

“(México) seguirá siendo exportador neto de crudo de acuerdo a las cifras que tenemos actualmente”, mencionó en conferencia conjunta.

La respuesta al planteamiento de Suárez Coppel y de la encargada de la política energética de México llegó del consejero profesional de Pemex, Fluvio Ruíz: “No lo vamos a permitir bajo ninguna circunstancia”.

“No es, ni ha sido tema de discusión a nivel de consejo. No creemos que sea tema y que por ahí deba pasar la discusión”, dijo en entrevista telefónica desde la ciudad de Veracruz.

Suárez Coppel precisó que bajo el mandato de la nueva Ley de Pemex, de crear valor para la empresa, es viable la opción de importar crudo para el sistema de refinación, al tiempo que seguirán siendo exportadores.

La misma ley obliga a Pemex a presentar al Consejo de Administración cualquier propuesta para ser evaluada y aprobada por el pleno, incluyendo a los consejeros profesionales, los cuales tiene facultades para rechazar proyectos e iniciativas que se suban a la mesa de discusión del consejo.

El director de Pemex dijo que las refinerías que podrían recibir crudo importado son inicialmente Salina Cruz y Madero, por cuestiones de logística.

El viernes pasado circularon versiones no confirmadas de que Pemex estudiaba planes para importar hasta 40 mil barriles diarios de petróleo crudo, ante el escenario de que el sistema nacional de refinación está recibiendo crudo de mala calidad de los propios yacimientos mexicanos y por la constante caída de la producción.

La gerencia de Planeación Estratégica de Pemex Exploración y Producción (PEP) entregó información a EL UNIVERSAL donde pronostica una caída de la producción de crudo en 2019 (cuando estaría produciendo 2 millones de barriles diarios) y que se acentuará en 2020, cuando México tenga capacidad para producir un millón 900 mil barriles diarios.

El escenario se complica por la decisión del gobierno de construir una nueva refinería en Tula, Hidalgo, que demandará crudo que en ese momento no estará disponible, de ahí el interés de subir a la mesa de discusión la posibilidad de que México por primera vez tenga que recurrir al mercado externo para completar la demanda interna.

El tema no es nuevo. El 30 de julio de 2007, consultores externos internacionales vaticinaron que las reservas probadas de México podrían alcanzar “un mínimo histórico” en 2010.

El Universal

off
A %d blogueros les gusta esto:
México contempla importar petróleo – Libertad-Oaxaca off