Marihuana: Corte atropella al Ejecutivo y engaña a la sociedad: Carlos Ramírez

arturo_zaldivar_0La propuesta del ministro Arturo Zaldívar para legalizar la siembra se tomó en función de tres puntos delicados:

1.- El ministro partió del supuesto de que “la política prohibicionista no ha funcionado”, aunque no presentó pruebas. Pero las evidencias oficiales hablan de que la prohibición de consumo de drogas y la estrategia de lucha contra el narcotráfico ha encarcelado, matado, decomisado y desarmado a los cárteles y hay en la cárcel cuando menos 200 mil delincuentes, bajando el consumo y protegiendo a niños y jóvenes. Así, la aprobación fue un golpe bajo a la estrategia del Ejecutivo de lucha contra el narcotráfico.

2.- Su proyecto fue tramposo porque permitirá que cultiven, cosechen, preparen, posean y trasporten marihuana pero sin permiso para vender; ¿qué harán los beneficiarios del amparo: producir para nada? En este sentido, el proyecto del ministro Zaldívar fue engañoso porque se convirtió malintencionadamente en un factor de presión para la venta y consumo del producto.

3.- En su justificación, el ministro Zaldívar afirmó que “los estudios acreditan que en aquellos Estados donde se ha legalizado esta actividad (consumo lúdico o recreativo) no aumenta el número de consumidores”. La falacia del ministro radica en el hecho de que se hicieron encuestas pero no estudios y en el caso mexicano hay pruebas de que aún con prohibiciones ha aumentado el número de consumidores de marihuana, sobre todo entre adolescentes y jóvenes. Lo lógico hubiera sido hacer primero una encuesta y después otorgar el amparo.

La lógica (instrumento absurdo del derecho mexicano) indicaría que el aumento en el consumo de la marihuana no ha aumentado por su condición de prohibición sino por la disponibilidad del producto. Por tanto, el aumento de consumidores por la vía de la legalización se convertiría en un problema adicional y grave de aumento en la adicción y de la necesidad de utilizar recursos públicos en salud para atender a los consumidores de droga. El propio ministro aceptó que la marihuana es una droga, no es inocua y genera daños. Así, la Corte decidió un asunto de salud pública bajo el argumento del goce individualista.

Los ministros de la Corte desdeñaron la necesidad de realizar encuestas, estudios prospectivos y tendencias del consumo de la marihuana antes de haber votado por el amparo a cuatro ciudadanos que buscaron el apoyo judicial para sembrar marihuana.

En este sentido, mal quedaría la Suprema Corte si la presión nacional decide mantener la prohibición del consumo de marihuana cuando su producción pudiera estar generalizada por la avalancha de amparos en ese sentido.

Los ministros que aprobaron el primer paso para legalizar la marihuana están obligados a presentar no las encuestas sino los datos científicos de salud pública que pudieran probar que la legalización no provocó un aumento en el Consumo, cuando los primeros indicios de Uruguay, Colorado y Washington indican aumento en el consumo correlativo a la legalización.

El prohibicionismo es una decisión jurídica que cumple la función de protección de la sociedad desprotegida. Y los datos del sector salud mexicano revelan el creciente daño de la población consumidora de drogas; en zonas urbanas las madres de familia exigen centros de tratamiento de adicciones y no escuelas. Ahí es donde el derecho debería optar entre el mal social del consumo de drogas y el derecho individual a consumirlas.

 

Sólo para sus ojos:

  • En el 2009 el abogado Arturo Zaldívar fue propuesto por el presidente Calderón por su perfil conservador.
  • A pesar de las evidencias posteriores al caso Iguala-Cocula-Ayotzinapa la situación política de Guerrero sigue igual: el Estado es manejado por cacicazgos políticos. Y la violencia sigue creciendo.
  • La marcha de campesinos del martes fue una evidencia de la lucha por la sucesión presidencial del 2018: un golpe contra Miguel Osorio Chong. Y la agenda de los campesinos le corresponde a Rosario Robles como secretaria de Desarrollo Agrario y al priísta Jorge Carlos Ramírez Marín.
  • Veracruz dio el primer paso: alianza PAN-PRD, con candidato panista, para la gubernatura de dos años que se elegirá en el 2016. El PRI buscará alianza con el PRD nacional para echar abajo el acuerdo tomado por el PRD estatal.

 

http://indicadorpolitico.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

off Marihuana: Corte atropella al Ejecutivo y engaña a la sociedad: Carlos Ramírez – Libertad-Oaxaca off