Los helicópteros, el golf y la Fiscalía: Luis Octavio Murat

Al senador Emilio Gamboa Patrón le persiguen las notas periodísticas relacionadas con helicópteros. Hace poco aterrizó en el Parque Nacional Arrecife Alacranes a bordo de uno para disfrutar algunas horas de esparcimiento. El hecho no pasó desapercibido para la opinión pública debido a que estando la situación económica difícil para la mayoría de la nación debido a la alza de precios de los alimentos y servicios que suben y suben, y una moneda que enloquece cada vez que el desatinado del Norte abre la boca con amenazas que pocas veces cumple.

Hechos como el de Don Emilio no son bien vistos por la opinión publica, pues el exhibir los privilegios que sus altos ingresos les permiten merced al injusto reparto de la riqueza en México peca de mal gusto.

No obstante la molestia que la ligereza causó en el ánimo de la opinión pública, pasados los meses, el coordinador del PRI en el Senado repitió el vuelo, solo que en esta ocasión lo hizo en un helicóptero de la Fuerza Aérea asignado al Estado Mayor Presidencial.

De nueva cuenta, la molestia alcanzó al personaje criticando la acción aérea que tanto gusta a Don Emilio quien, en tono de disculpa, aclaró que había sido convocado por el presidente de la República a una reunión de consulta y una vez concluida jugar unos hoyos en el campo de golf.

Me parece que tomar un descanso cuando es necesario es sano porque refresca la mente y el cuerpo se relaja y descansa para luego volver a la carga.

Volar en helicópteros es cuestión simple, solo hay que consultar la cartera y listo, o bien, en el caso de políticos de altos vuelos, los amigos ricos se encargan de cubrir los costos y más adelante cobrar las facturas.

Hay también los personajes que tienen sus propias naves compradas con los dineros robados al erario público, tales son los casos de varios ex gobernadores, que con solo hacerles una auditoría a sus ingresos las cuentas no les cuadrarían para justificar las compras de helicópteros, aviones, casas y condominios en Miami y Nueva York. No falta el narcisista que le pone su nombre o iniciales a la matricula del vehículo.

En cuanto al golf, se le critica, de forma equivocada en este país, de ser un deporte solo para ricos y eso es una lástima porque su práctica permite la reflexión, el cálculo de las distancias, la precisión de los brazos y las manos para dar el golpe al bastón, la caminata beneficia al sistema cardiovascular y además, sirve para planear, diseñar estrategias, lograr acuerdos o desacuerdos entre los jugadores al tener todo el tiempo para negociar y relajarse con largas caminatas que este deporte exige. En el Reino Unido hay campos públicos a cargo del Municipio que se pueden usar por día, sin cargos exhorbitantes.

En cuanto a los políticos hace mucho tiempo que han encontrado en el golf las ventajas que las oficinas no ofrecen como es el evitar que los escuchen y los espíen.

El golf ayuda a pensar y calcular mejor debido al entorno relajado que ofrece. Por todo ello creo que fue convocado por el presidente Peña el senador Emilio Gamboa Patrón motivo por el cual le envío el helicóptero del E.M.P. a fin de abreviar tiempos y llegar a acuerdos para hacer frente a las batallas  legislativas que están en puerta, que no son pocas ni fáciles, amén de la elección del candidato presidencial del PRI en cinco semanas.

Las naves oficiales son para acortar los tiempos y aprovecharlos mejor y, en este caso, así debió haber sido. Lo que sucede es que la sociedad ya esta harta del desequilibrio económico existente al haber más ricos y más pobres y muy pobres.

¡Al punto! Presidente y Senador, en efecto, se reunieron, según se sabe, para tratar varios temas, principalmente la renuncia de Raúl Cervantes al frente de la Procuraduría General de la República y sus repercusiones, la cual, según el Presidente Peña complica el que se procese a corto plazo el nombramiento del nuevo Fiscal General de la República y que “… a lo mejor tendremos que esperar a que ocurra la elección de junio del próximo año para que se decante un poco la efervescencia y busquemos realmente algo distinto y no apegado al clima político”.

“Lo que no podemos hacer es apresurarnos ahora a definir un fiscal por razón de la presión política y más en este clima de gran polarización”, terminó diciendo.

Por su parte, Raúl Cervantes sumamente desgastado en el cargo de Procurador General de la República, y más aún, cuando se descubrió que es propietario de un Ferrari registrado en el Estado de Morelos para evitar el pago de tenencia, decidió presentar su renuncia en medio de acusaciones de los partidos políticos en el sentido de que por su culpa no avanzaban las reformas de procuración de justicia; acusaciones que le obligaron a dejar una larga lista de investigación de corrupción de funcionarios públicos que otorgaron contratos públicos para después esconder el dinero en paraísos fiscales; clara mención del caso Odebrecht. Ese fue su legado, dejar abierta la cloaca de la corrupción, aunque le moleste el tema al Presidente de la República.

Cervantes se quejó de que había trabajado estos once meses en la PGR con herramientas del siglo XX para enfrentar a los cárteles, al terrorismo, a las agresiones de periodistas, a delitos electorales y entramados de corrupción como el de Odebrecht, considerado por Cervantes como “uno de los mayores esquemas de corrupción internacional que en América Latina y en México se hayan visto”.

Finalmente, la renuncia de Raúl Cervantes nos indica lo siguiente: dejó de ser obstáculo o excusa para los legisladores que impedían avanzar en las Reformas de Procuración de Justicia; eso queda claro y ahora la pelotilla de golf está en el campo de las cámaras legislativas.

Creo que esos temas fueron largamente platicados durante una larga caminata en el campo de golf entre el Presidente Peña y el polémico sibarita de Yucatán.

Otro punto que se despeja es que Raúl Cervantes queda en plena libertad para competir por la Fiscalía al no ser ya juez y parte en la competencia. Jugada que de consolidarse sería un Birdie1 diseñado en un campo de golf previo aterrizaje de un helicóptero del Estado Mayor Presidencial transportando a quien deberá meter la pelotilla blanca en el hoyo 2018.

1 Birdie: cuando el hoyo se completa con un golpe menor al par.

@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

off
A %d blogueros les gusta esto:
Los helicópteros, el golf y la Fiscalía: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off